in

Jóvenes emprendedores apuestan por la sustentabilidad ecológica

No resulta dificil aceptar que en tiempos modernos, los seres humanos hemos ido perdiendo contacto con la naturaleza; La vida se ha vuelto cada vez más demandante y el uso constante de aparatos tecnológicos ha cambiado completamente nuestra rutina diaria.

Al hablar de nuestra alimentación, pasatiempos e inclusive de los productos que consumimos a diario, nos damos cuenta de que en muchas ocasiones, hemos sacrificado la autenticidad por la conveniencia, y la salud por la comodidad. Sin embargo aún existen personas que se dedican a recordarnos que la sustentabilidad es el camino hacia un mejor futuro individual y colectivo. Surysadday Román Díaz y su esposo Javier Luqueño Cortés son dos jóvenes emprendedores cuya pasión por la naturaleza ha sido parte de sus vidas desde el nacimiento.

Platicamos con ellos para conocer más acerca de su historia y la filosofía que los motivó a emprender de manera conciente y sustentable.

“Somos una pareja joven que creció con familias campesinas, entre ranchos y potreros, amantes de la naturaleza y los animales.” –afirma Sury.

“Preocupados por el futuro de nuestros hijos decidimos llevar un poco de la naturaleza a cada una de sus familias por lo que decidimos crear dos marcas, una de ellas es María Bonita, la cual se centraliza en el cuidado e higiene personal, en dónde podrás encontrar shampoo y acondicionador en barra, distintos tipos de jabones, entre otros.” –explica la emprendedora.

“Todos los productos que usamos son naturales y principalmente plantas que la naturaleza nos regala, por lo que podemos crear productos específicos para cada tipo de piel, persona o problema que desee combatir. Buscamos siempre la combinación de plantas adecuada para cada producto y así proporcionar la mayor cantidad de beneficios a nuestro cuerpo. Todo es hecho con mucho amor y de manera artesanal. Además, conscientes de nuestro planeta, somos 100% ecológicos y 100% naturales.”-complementa Javier.

Nuestra otra marca es Rancho Uxmal, qué uniendo la travesía de nuestras familias y tras años de experiencia nos llevamos lo mejor en la siembra de limón persa en el estado de Yucatán, para ser más exactos los llevamos hasta Santa Elena, Yucatán y un inigualable café de altura (Finca Los Tecolotes) cosechado en Huatusco, región de las altas montañas del estado de Veracruz. Siendo estos nuestros productos más fuertes. Sin dejar de mencionar que, desde los inicios, tras nuestra llegada a Yucatán hicimos fuerte lazo con las familias Menonitas, uniéndolas a nuestro proyecto y con ayuda de su trabajo en nuestro campo es posible llegar a ustedes con un exquisito queso de hebra, hecho 100% con leche de vaca, elaborado de manera orgánica.”-explica Sury.

María Bonita y Rancho Uxmal están hechos para crear conciencia y para llevar una vida más pura, para qué también las personas aprendan a disfrutar de lo que a veces puede parecer invisible a nuestros ojos, pero esencial para nuestro corazón.

(I.S)

El nuevo Apple Watch, capaz de medir el nivel de oxígeno en sangre