in

Kanan Kab, sembrar árboles es su misión

La labor en el vivero del parque Yumtsil es apoyada por voluntarios

Kanan Kab invita a correr en apoyo a la naturaleza

“Forestar no debe ser una moda. Forestar es el deber de toda persona comprometida con el cuidado del medio ambiente. Hay que tomar conciencia de que plantar un árbol es sembrar vida”, señala Alexia Lizarraga Quintero, directora ejecutiva de Kanan Kab, asociación civil enfocada a la protección del entorno mediante la siembra de árboles y la educación.

Causa verde

Kanan Kab, expresión maya que significa “Cuidado de la tierra”, es una de las agrupaciones beneficiadas por la Carrera Megamedia Dunosusua 2019, que el 10 de noviembre llevará al cabo su quinta edición, presentada por Galletas Lara. En la competencia Kanan Kab participará como la causa verde.

Los integrantes de la asociación, creada en 2011, y voluntarios dan la mano a los trabajadores del vivero del parque Yumtsil, en San Antonio Xluch III, y que coordina Foster Tah Cauich.

Transforman el sitio 

Hace 23 años, este espacio ubicado en la calle 184 entre 92 y 94 era monte. Los vecinos lo transformaron en un sitio de convivencia familiar mediante la instalación de juegos infantiles de madera, la habilitación de senderos y la puesta en marcha de vigilancia para evitar que fuera ocupado con otros fines.

Hace nueve años, sus ocho hectáreas se convirtieron, por disposición del gobierno del Estado, en Parque Ecológico Metropolitano. En el vivero se cultivan ochenta especies vegetales, que están destinadas esencialmente a tareas de reforestación.

Aunque no se cobra una cuota a los particulares por la entrega de los árboles, sí hay requisitos que éstos deben cubrir para recibirlos.

Tan solo el año pasado 8,500 árboles salieron del vivero para ser plantados. En lo que va de 2019 —período que se ha caracterizado por intensas campañas de siembra como medida para combatir el cambio climático— se han entregado 18,000 ejemplares de pixoy, x’canan, jabín, chaká, chacté, kitinché, caoba, cedro, zapote, jícara, jicarito, cocotero, palma y mango, entre otras especies.

Las labores de Kanan Kab en el vivero, especialmente los sábados, cuando más voluntarios se suman a las acciones (se han contado hasta 100 en una jornada), consisten en apoyar el trabajo del lugar, además de ofrecer visitas guiadas y cursos de verano.— Emanuel Rincón

Detalles

Actualmente está en período de siembra y cultivo. En junio, con las primeras lluvias, se abre la etapa de reforestación.

Bien protegidos

En el cuidado de los árboles no se utilizan agentes químicos. La mayoría está bajo un domo que crea condiciones propicias de luz y humedad para los retoños.

Composta

La elaboran ahí para el máximo aprovechamiento de recursos.

¡Va por Yucatán!

Pueden ser “presas fáciles”