in

“Kit antivacuna” merma defensas

Foto: Megamedia

Salud y Vida

Yeusví Maley Flores Cazola (*)

Entre el miedo a las posibles reacciones adversas de la vacuna contra el SARS-CoV-2 y la necesidad de reactivar la vida social, el proceso de vacunación se extiende lentamente entre los yucatecos.

Sonreímos a memes de artistas musicales que de acuerdo a las generaciones han acompañado a los que asisten a recibir esta protección, pasando desde Luis Miguel (el original y no Diego Boneta) hasta JN7 y OV7 de acuerdo al grupo que ahora está en vacunación.

Entre esa marisma de incertidumbre los galenos sufrimos constantes microinfartos al escuchar cómo se prepara la gente para acudir a su vacuna.

Algunos no creen en ella e insisten que es un complot masivo para introducir microchips para el control absoluto de la raza humana, mientras que otros se yerguen asertivos de que las vacunas llenan de metales.

Otros muchos piensan que si son diabéticos e hipertensos no deben vacunarse, a otros les da pánico pensar que entrarán en contacto con mucha gente y aseguran que se contagiaran de solo salir de la coraza que han construido en su hogar.

Toda esta equivocada información se viraliza en redes sociales agregando adeptos a filas que tardíamente se convierten en estadísticas mortales de coronavirus.

No existe nada más erróneo, las vacunas no introducen al organismo más que una serie de virus atenuados o un ARN mensajero cuyo objetivo primordial es presentar al cuerpo humano el virus SARS-CoV-2; esta primera presentación permitirá que el cuerpo lo conozca, cada célula se tatúe su constitución y se desarrolle una cascada de elementos que se prepararán para una guerra que si bien se pensaría inminente, con los cuidados adecuados que todos conocemos pueden reducirse hasta un estado completo de paz absoluta.

Podrán presentar un poquito de fiebre, malestar general, dolor de cabeza de diferente intensidad, decaimiento, inapetencia, diarrea, fluido nasal, dolor en el sitio de aplicación y una gran variedad de sintomatología para el que muchos preparan el “kit antivacuna”.

Es precisamente aquí donde la coronaria de todo el gremio médico colapsa; comienza la ingesta de aspirina, ivermectina, esteroides, azitromicina, ambroxol y toda una clase de medicamentos que si bien, se pueden utilizar con indicaciones precisas, en el contexto posvacunal lo único que hacen es mermar poderosamente la respuesta inmunológica que pudiéramos desarrollar.

Debemos tener muy clara la meta a perseguir, ganar rotundamente la guerra contra un virus que intenta apoderarse y redirigir la estructura de nuestras vidas; para lograrlo debemos perder pequeñas batallas, debemos sufrir ciertos efectos adversos leves, en orden de conseguir la inmunidad esperada, si cada individuo participa en esta batalla personal, la guerra mundial será una victoria absoluta.

No lo dudes y acude a vacunarte, consulta a un médico si presentas alguna reacción, no te automediques y participa activamente y de un modo muy sencillo en la lucha por ganar una guerra mundial que traspasó el contexto de ficción para ser nuestra realidad vigente.

Facebook, YouTube, Instagram y Twitter: @DraYeusviFlores drayeusv ifl ores@gmail.com. Página web: www.drayeus.com

Vídeo: así fue la detención de YosStop en su casa en CDMX

Sanción y regaño a mototaxista por robarle a pasajera