in , ,

La califica de “mentirosa”: Johnny Depp frente a Amber Heard

Unos cuantos seguidores de Johnny Depp esperan con pancartas a que el actor estadounidense abandone el Tribunal Supremo en Londres

Se verán en otro tribunal

LONDRES (AP).— El caso de difamación de Johnny Depp contra un tabloide británico “The Sun” que lo acusó de abusar de su exesposa Amber Heard terminó ayer con el alegato del abogado del actor, quien insistió que Depp nunca ha golpeado a una mujer y calificó a Amber de “mentirosa compulsiva”.

El astro de “Piratas del Caribe” demandó a News Group Newspapers, editora de “The Sun”, y al editor ejecutivo del tabloide, Dan Wootton, ante el Tribunal Supremo en Londres por un artículo en el que lo tildaron de “marido golpeador”.

Al presentar sus argumentos finales en el juicio de tres semanas, el abogado de Depp, David Sherborne, dijo que el actor niega rotundamente “esta denuncia capaz de destruir una reputación y poner fin a una carrera”.

“Él nunca ha golpeado a una mujer en toda su vida. Punto. Se acabó. Nada”, expresó Sherborne.

Se anticipa que el juez Andrew Nicol emita su fallo dentro de varias semanas.

Depp es el demandante en el caso civil, NGN y Wootton son los demandados, y Amber es la testigo principal de la defensa. Para derrotar la demanda por difamación de Depp, el diario debe convencer al juez de que, al sopesar todas las probabilidades, su historia fue veraz.

La abogada de NGN, Sasha Wass, mencionó en su alegato que no había duda de que Depp “abusó regular y sistemáticamente de su esposa” y que por lo tanto la etiqueta de “marido golpeador” eS justificada.

Pero Sherborne dijo que el artículo de “The Sun” daba la falsa impresión de que Depp había sido “enjuiciado, condenado y sentenciado” por violencia doméstica, y lo comparó con el exmagnate del cine Harvey Weinstein, quien fue encarcelado por violación y abuso sexual.

“Al actuar como jueces y jurados, los demandados simple y llanamente establecen que el señor Depp es culpable de una serie de ofensas penales serias y violentas”, expresó.

Ambas partes coinciden en que la relación entre Depp y Amber, que comenzó luego que se conocieron en el plató de la comedia de 2011 “Diario de un seductor”, se deterioró mucho antes de su divorcio en 2017. Textos, correos electrónicos y grabaciones dan fe de una relación amarga entre Depp, ahora de 57 años, y la actriz y modelo de 34.

Pero discrepan por completo en cuanto a quién comenzó y escaló sus peleas.

Depp reconoció consumir marihuana, cocaína, éxtasis y hongos alucinógenos, y dijo que se volvió adicto a los analgésicos opioides. Pero negó que las drogas lo tornaran violento.

Depp dijo en el estrado que había percibido 650 millones de dólares desde que se unió a la lucrativa franquicia “Piratas del Caribe”, y terminó con 100 millones en deudas luego que sus asesores financieros dejaron de pagar sus impuestos por 17 años. Indicó que sus mayores gastos incluyeron 5 millones de dólares para enviar las cenizas de su héroe literario, el periodista consumidor de drogas Hunter S. Thompson, al espacio.

La relación de la pareja también dejó un costoso camino de destrucción. Los daños a una casa alquilada en Australia tras un altercado se estimaron en más de 100,000 dólares. El penthouse de la pareja en Los Ángeles sufrió destrozos durante otra riña. En un momento, aparecieron excrementos en su cama (se disputa si los dejó un perro o una persona).

Se considera que la ley de difamación británica favorece a los demandantes por sobre los demandados, pero Depp podría salir perdiendo aun si gana la demanda.

Depp dijo que demandó a “The Sun” porque su carrera había sido perjudicada por las denuncias de Amber. Pero la demanda le ha dado a estas acusaciones una enorme audiencia global.

“Es casi inconcebible que una persona racional haya llevado este caso a la corte”, dijo Mark Stephens, un abogado de medios del bufete de Howard Kennedy. “Ahora, sé que mucha gente dice que se trata de reivindicación. Se trata de demostrar que él no es un marido golpeador. Pero aquí es muchísimo lo que está en juego para todos”.

El carácter de Amber también ha sido cuestionado y la actriz ha sido acusada de inventar evidencia. Una activista del movimiento #MeToo, Katherine Kendall, alegó que Amber se apropió de una violación violenta que ella había sufrido para su propio beneficio.

Además, Depp demandó a Amber Heard por 50 millones de dólares en Virginia por un artículo publicado en el “Washington Post” sobre violencia doméstica. Ese juicio está previsto para el próximo año.

Stephens consideró que, si Johnny Depp “pierde en Londres, es casi seguro que pierda el caso estadounidense. Así que esto en cierto modo, es un ensayo general para el segundo caso”.

''Sí, pero no...'': López-Gatell recomienda el cubrebocas como ''auxiliar''