in

La Catedral de Mérida, de fiesta

Mañana la Catedral de Mérida conmemorará el 259 aniversario de su consagración con una misa solemne que será transmitida vía Facebook

En el marco de las celebraciones de los 480 años de fundación de Mérida, la Catedral conmemorará el 259 aniversario de su consagración o dedicación para estar al servicio de Dios.

El 12 de diciembre de 1763, el obispo de aquel entonces, fray Antonio Alcalde, realizó la consagración del máximo templo católico, que posteriormente se cambió al 14 de enero para no coincidir con la celebración de la Virgen de Guadalupe.

Mañana a las 8 a.m. será la misa solemne en la Catedral en conmemoración de su aniversario de consagración.

El historiador Ángel Gutiérrez Romero, integrante de la Sociedad Mexicana de Historia Eclesiástica y colaborador de la Arquidiócesis de Yucatán, recordó que el 14 de enero es “una fecha significativa en la historia del máximo templo católico de Yucatán y también en el calendario litúrgico de la Catedral y de la Arquidiócesis de Yucatán”.

La solemnidad de la dedicación o consagración de la Catedral es una ceremonia especial: para la liturgia católica, tanto los objetos como los lugares y las personas fueron consagrados para el servicio de Dios “y es lo que ocurrió en la Catedral a finales del siglo XVI hacia 1598”.

La construcción del templo se inició en 1572 cuando lo ordenaron los reyes de España. “Sin embargo, no tenían el conocimiento de que había sido consagrada o dedicada anteriormente y por esta razón, en 1763, el entonces obispo de Yucatán, fray Antonio Alcalde, decidió dedicar o consagrar el templo”.

La preparación

La ceremonia fue el 12 de diciembre de 1763 y “en los archivos de los canónigos se conserva el registro que nos dice cómo fue aquella solemne ceremonia”, comparte el historiador.

Previo al día de la consagración, el obispo ordenó que el clero y la feligresía realizaran un ayuno para preparar espiritualmente a toda la población para este acto tan significativo.

“En la tarde del 11 de diciembre de 1763, en la puerta del perdón, dicen los documentos, fueron veladas y resguardadas las reliquias de los santos que iban a ser depositados en el altar de la Catedral”. Eran las reliquias de san Simplicio, san Eustaquio y santas Coronata e Inocencia, mártires de los primeros siglos del cristianismo, cuyas reliquias fueron depositadas en el altar mayor de la Catedral.

“Hasta la fecha en los muros de la Catedral podemos observar una serie de cruces pintadas de color rojo que marcan el sitio donde fray Antonio Alcalde ungió los muros con el santo crisma para llevar al cabo la dedicación o la consagración de las paredes del templo y con este acto litúrgico dejar perpetuamente consagrada al servicio de Dios este monumento tan significativo de nuestra ciudad”.

La consagración fue celebrada el 12 de diciembre de 1763, pero la fiesta de la dedicación de la Catedral es conmemorada el 14 de enero, ya que los miembros del Cabildo decidieron cambiarla para que no coincidiera con la gran solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe.

Octavas

El historiador recordó que antiguamente algunas ceremonias litúrgicas de importancia, como la de la Catedral, eran celebradas con una octava, es decir, durante ocho días. “La fiesta de la dedicación de la Catedral se celebraba del 14 al 22 de enero, para finalizar con la fiesta de San Ildefonso de Toledo, que es el 23 de enero, patrono de la Catedral”.

Hoy día ya no se celebra la octava, sino solamente la fiesta de la dedicación el 14 de enero.

Conforme a las fiestas litúrgicas, la fiesta de la dedicación de la Catedral se celebra en toda la diócesis, en todas las parroquias.

La misa solemne de mañana a las 8 a.m. será transmitida a las 12 horas en la cuenta de Facebook Arquidiócesis de Yucatán, en la misa diocesana.

El historiador Ángel Gutiérrez colaboró con la Arquidiócesis de Yucatán en la búsqueda de los documentos donde se daba constancia de la ceremonia de la consagración de la Catedral.— CLAUDIA SIERRA MEDINA

De un vistazo

Un Siervo de Dios

El obispo que llevó al cabo la consagración de la Catedral, fray Antonio Alcalde, es actualmente Siervo de Dios y está en proceso de beatificación. “Era un personaje muy importante para la historia de la Iglesia mexicana y creo que es motivo de orgullo que la Catedral de Mérida haya sido consagrada por un santo obispo que está en camino a la canonización”, dijo el historiador Ángel Gutiérrez Romero.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Antigripales en Mérida

En Mérida, ¿Hay desabasto de antigripales? (Vídeo)

Yucatán, casa de los chinos