in

La contaminación es igual que el tabaquismo

El estudio, del que damos cuenta en la portada, analizó en concreto la exposición a cuatro contaminantes que pueden causar efisema pulmonar: partículas finas en suspensión, óxido de nitrógeno, carbono negro y ozono a nivel del suelo (hay un ozono “bueno” y otro “malo”; el primero, en la atmósfera, protege contra la radiación ultravioleta y el otro, producto de actividades humanas, daña la salud).

Investigaciones anteriores ya habían demostrado una “clara conexión” entre los contaminantes del aire y algunas enfermedades cardiacas y pulmonares, recuerda en una nota la Universidad de Washington, indica EFE.

En el trabajo que ahora se publica se demuestra, además, una asociación entre la exposición a largo plazo a los cuatro principales contaminantes del aire, especialmente el ozono, y un aumento del enfisema pulmonar, una afección en la que la destrucción del tejido pulmonar provoca tos o dificultad para respirar e incrementa el riesgo de muerte.

El fuerte impacto de la contaminación del aire en la progresión del enfisema es igual que el tabaquismo.

Sosa, salvador melenudo

Cartón de Tony: Ajustando la brújula