in

La crisis dispara la tolerancia

Macacos se divierten en el agua de la provincia china de Hainan

Un ciclón ayuda a macacos rhesus a convivir mejor

MADRID (EFE).— El paso del huracán María por Puerto Rico en 2017 hizo que los macacos rhesus que viven en la isla Cayo Santiago se volvieran más tolerantes, incluso con sus antiguos competidores, y buscaran nuevas relaciones sociales.

Un estudio publicado en “Current Biology” indica que las catástrofes naturales tienen la capacidad de unir a esa especie de monos, como ocurre con los humanos en ese tipo de situaciones.

Tras el paso del huracán, que dejó más de 3,000 muertos, los macacos construyeron nuevas relaciones y “tendieron a adoptar un camino de menor resistencia para formar nuevas conexiones”, dice Camille Testard, de la Universidad de Pensilvania y autora principal.

Los resultados “son coherentes con una estrategia para obtener la tolerancia y el apoyo” del mayor número de individuos y beneficiarse de una integración social más amplia, en lugar de centrarse en reforzar las relaciones con los socios clave.

Este incremento de la tolerancia hacia los demás, incluidos los extraños, también se ha observado en los seres humanos tras acontecimientos catastróficos que afectan a poblaciones enteras.

Los macacos rhesus son conocidos por ser sociables, pero al vivir en una sociedad muy competitiva pueden ser muy agresivos con otros miembros de su grupo.

Tras el paso del ciclón, los científicos esperaban que los monos utilizaran a sus aliados más cercanos para hacer frente a la devastación y que para ello invirtieran en sus relaciones ya existentes.

Por el contrario, los macacos ampliaron sus redes sociales y el número de individuos con los que toleraban compartir recursos limitados, por ejemplo un espacio a la sombra.

El equipo cree que sus hallazgos en Puerto Rico ayudan a responder una gran pregunta pendiente sobre los beneficios que aportan las relaciones sociales.

 

Le pagan su viaje para que juegue