in

La fiebre de los cubrebocas: De los gadgets a las prendas exclusivas

Cubrebocas y caretas con diseños de calaveras creados en el taller El Volador, en Ciudad de México (Foto de EFE)
Cubrebocas y caretas con diseños de calaveras creados en el taller El Volador, en Ciudad de México (Foto de EFE)

Que si cuáles son los cubrebocas más seguros, cuáles los más resistentes, que si acaban de inventar uno inteligente que mide la calidad del aire, desinfecta y monitorea los signos vitales; que si uno transparente, que si uno inteligente y transparente, que si uno eléctrico que elimina el coronavirus al conectarlo a un cargador de celular…

Las posibilidades de los cubrebocas, mascarillas, nasobucos, barbijos o como quiera llamarlos son infinitas, hay desde cubrebocas biodegradables con olor a café hasta los de diseñador o personalizados, los que traducen hasta ocho idiomas o lo que funcionan mediante alguna innovación tecnológica.

Entre las innovaciones hay un cubrebocas con un depósito para beber cerveza (The mixer mask), que se hizo viral en la cuenta de Instagram “unnecessaryinventions” (inventos inncesesarios).

Imagen de nozomi2ch.sc
Imagen de nozomi2ch.sc

En cuanto al modelo biodegradable con olor a café, es lavable y dura treinta días, se vende en 200 pesos y es de la compañía vietnamita Shoex.

Otro modelito es el de la startup estadounidense LEAF, que la anuncia como la primera máscara completamente transparente del mundo.

Afirma que protege del polvo, la contaminación, los microbios y todo lo que no debe estar en el aire que se respira.

Manipulación por el celular

Tiene un diseño inteligente de materiales ópticos y por medio del control del celular se puede manipular la ventilación del cubrebocas (mediante una app instalada en tu smartphone en cualquier sistema iOS y Android).

Los italianos no se quedaron atrás con su propio gadget, la mascarilla Cliu, “transparente, segura, tecnológica y sostenible”, que mide la calidad del aire, desinfecta y hasta monitorea los signos vitales.

Tomada de prensalibre.com
Tomada de prensalibre.com

Todo ello mediante sensores, luz UV y demás. También ayuda a reducir las alergias y da información en tiempo real sobre el Covid-19 en zonas cercanas.

Sin embargo el Cliu no es nada accesible, cuesta entre 2,500 y 6,500 pesos.

Los portugueses tampoco quisieron verse opacados y crearon el MoxAdTech, cubrebocas desarrollado por científicos portugueses, que no solo ayuda a evitar los contagios por Covid-19, sino también de otros virus como la influenza.

Elimina el virus y es repelente al agua

Tiene capas de revestimiento que elimina el virus, es reutilizable hasta en 50 lavadas y es repelente al agua; cuenta con un certificado que avala que otorga protección en la inhalación de partículas externas. Su precio es del 9.95 euros (265.68 pesos mexicanos) y es comercializado por la cadena de supermercados Eroski.

México también quiso estar a la vanguardia. El mes pasado, el ITESO anunció que cinco de sus estudiantes desarrollan un producto hecho con silicona, transparente, reutilizable, tan eficaz o más que el N95 y barato (costaría 50 pesos).

La mascarilla “Iteso” aún no tiene patente y es transparente para facilitar el diálogo a las personas sordomudas, que también han creado sus propios diseños traslúcidos para poder comunicarse.

Diseños yucatecos

Kimbilá es famoso por contar con numerosas tiendas y fábricas de ropa típica, pero, debido a las escasas ventas ocasionadas por la pandemia y a la falta de turismo, artesanos crean cubrebocas con diseño yucateco.

En el taller Karem Anahí, donde trabajaban 30 personas, las artesanas elaboran cubrebocas para el mercado nacional, bordados a mano y un precio que va de 50 a 60 pesos (Foto de El Universal)

Los cubrebocas se confeccionan con bordados a mano e incluso personalizados, intentando darles el sello característico de la región. El precio de las piezas va de $50 a $60.

En Mérida, la artista textil Elena Martínez Bolio se dio a la tarea de crear desde que comenzó la contingencia sanitaria hermosos cubrebocas con escenas del costumbrismo yucateco, todos ellos diseños exclusivos.

Son cien por ciento de algodón, bordados a mano por la artista, anatómicos, de tres capas, como pide la Organización Mundial de la Salud, lavables y coleccionables.

Según se lee en la página de Facebook de la artista, los cubrebocas los comenzó a hacer primero por encargo y luego para proyectos específicos, una convocatoria internacional en Francia y una muestra en Argentina.

Bellas combinaciones

El diseñador yucateco Guillermo Alayón (In Love México), quien ha vestido a estrellas y miss universos, sorprende con una bella colección de tapabocas a juego con vestidos para una exclusiva producción fotográfica para Luxior Magazine.

La firma In Love México tiene su propia colección de cubrebocas masculinos con diseños frescos y estampados vibrantes y en tonos lisos neón, acorde al verano. Los diseños se pueden admirar y adquirir en la página de Facebook de la marca.

Llego el verano y con él los estampados más vibrantes . Nuevos diseños ya disponibles en nuesra tienda física o por servicios a domicilio 9992005261 In Love Mexico

Publicado por In Love Mexico en Lunes, 20 de julio de 2020

Y si ninguna de estas opciones le convence, o prefiere opciones más económicas y lavables, en la calle y en sitios de ventas en internet figuran infinidad de modelos en distintos materiales y diseños, aunque no podemos afirmar que sean tan seguros como los que puede conseguir en farmacias (como el N95 o KN95, por ejemplo).

Insuficientes

El principal productor de cubrebocas en el mundo es China; sin embargo, su capacidad de producción diaria es de 20 millones, lo que es insuficiente para proveer tanto a dicho país como al mundo, explicó la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Solamente ese país asiático requiere al día 240 mil cubrebocas, es decir, 12 veces más de lo que fabrica a diario.

Enfrentamiento entre militares y sicarios deja ocho muertos en Tamaulipas

Fernanda Castillo y Erik Hayser anuncian la llegada de su primer hijo