in

La Luna se teñirá de rojo mañana: primer eclipse de 2019

Eclipse lunar o fenómeno de "Luna sangre de lobo" el año pasado.- Foto de internet

Mañana domingo 20 ocurrirá el primer eclipse lunar del año que se podrá observar en México.

El fenómeno, que comenzará a las 21:35 horas; su totalidad se iniciará a las 22:41 horas, y concluirá el lunes 21 a las 0:51 horas, tiempo del centro del país, también es llamado “Luna sangre de lobo”, por el inusual color rojizo de que se teñirá la Luna.

El año pasado también sucedió el eclipse, el segundo más largo del siglo, pero sólo fue visible en algunas partes de Asia, Oceanía, Europa y Sudamérica.

De acuerdo con Daniel Flores Gutiérrez, editor del Anuario del Observatorio Astronómico Nacional, del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM, por ser lunar, no existe ningún riesgo de ver directamente el eclipse, sin equipos especializados.

“Un eclipse lunar se presenta cuando la Tierra se encuentra entre la Luna y el Sol, y durante el proceso nuestro satélite natural adquiere usualmente una coloración rojiza”, explicó Flores Gutiérrez.

El especialista universitario indicó que el próximo 4 de febrero termina el mes lunar más largo de 2019, que se inició el pasado 6 de enero y tendrá una duración de 29 días, 19 horas y 41 minutos, mientras que el más corto será del 1 al 30 de agosto, con una duración de 29 días, 7 horas y 26 minutos.

El mes lunar o sinódico es el periodo que transcurre para que la Luna de una vuelta completa alrededor de la Tierra, detalló.

Mes lunar

“En promedio, nuestro satélite natural da la vuelta completa alrededor del planeta en 29.5 días, pero debido a la velocidad a la que viaja según su posición en su trayectoria, y a que la órbita no es un círculo perfecto, sino una ligera elipse, el tiempo suele variar por horas”, precisó el experto en cálculo de movimiento de los planetas, astronomía mesoamericana y meteorítica.

También abundó que el hecho de que haya un mes lunar más largo se debe a que la Luna se encuentra en su apogeo, es decir, está en el punto más alejado de la órbita de la Tierra (donde el satélite se mueve más despacio), mientras que el ciclo más corto coincide con el punto en que está más cerca.

“En la actualidad se dispone de gran cantidad de datos relacionados con el movimiento de los planetas, particularmente de nuestro satélite natural, y mucha de esa información es difundida por institutos y observatorios como los de la UNAM; eso posibilita su análisis y determinar de manera más precisa la duración de dichos meses”, añadió Flores Gutiérrez.

La alta precisión de los datos, producto del intelecto humano, se deben a la disponibilidad de información astronómica para calcular con acuciosidad numérica el movimiento de la Luna, sus fases, y saber en dónde está a cada segundo, remarcó el maestro en ciencias.

Medición del tiempo

“Los seres humanos somos producto de la naturaleza y por eso los ciclos lunares siguen siendo significativos aunque ya no somos cazadores ni recolectores. Por ejemplo, son importantes para sembrar las parcelas en el campo; en el Medio Oriente tienen trascendencia en el ámbito religioso, y su calendario lunisolar está estrechamente relacionado con la medición del tiempo en términos de fases lunares”.

Los cálculos, reiteró, han permitido saber que el ciclo lunar más largo de este siglo se registró entre diciembre de 2017 y enero de 2018, con 29 días 19 horas y 47 minutos, mientras que el más corto ocurrirá entre junio y julio de 2053, con 29 días 6 horas y 35 minutos.

Por último, Flores Gutiérrez recomendó estar atentos a la conjunción de Venus y Júpiter, los objetos más brillantes en el cielo, el próximo martes 22 de enero, y al tránsito de Mercurio (cuando el primer planeta del Sistema Solar cruce el disco de nuestra estrella), en noviembre.

Andry Rajoelina jura cargo como nuevo presidente de Madagascar

Más de 2 millones de rusos expían sus pecados en aguas heladas