in

La morada eterna sale a subasta

El histórico cementerio de San Michele

ROMA (EFE).— El sueño de ser enterrado en el histórico cementerio de San Michele de Venecia, junto a grandes figuras de la Historia, como el poeta Joseph Brodsky, está ahora al alcance de todo aquél que disponga al menos de 250,000 euros.

El ayuntamiento veneciano retiró las concesiones de 17 tumbas abandonadas durante décadas y tiene intención de rematarlas para que familias italianas y extranjeras las reserven.

Ya se hizo una primera licitación en la que se recibieron ofertas de dos familias venecianas y que las autoridades están estudiando, explica Renato Boraso, encargado de la gestión del Patrimonio Histórico.

Su intención es repetir la puja en los próximos meses, “previsiblemente en junio”, hasta repartir las 17 concesiones, que tendrán una validez de 99 años.

“Como el estado de degradación era muy notable, hemos decidido retirar las anteriores concesiones de estas diecisiete tumbas de familias que no se utilizaban desde hacía decenios y, como es suelo público, se ha decidido hacer una subasta pública”, señala.

Las tumbas nunca fueron utilizadas. Forman parte de “un hemiciclo situado en el centro del cementerio” y están decoradas con mosaicos, mármoles policromados y pinturas de tal belleza que “merecerían ser visitadas por los turistas”.

Antecedentes

El cementerio fue construido en el siglo XIX en la isla de San Michele, ubicada a medio camino entre Venecia y Murano. Ahí están enterrados el matemático austríaco Christian Doppler, el poeta Ezra Pound, Ígor Stravinski y Serguéi Diáguilev.

Garantizar el reposo eterno en un lugar como éste es un privilegio de pocos: los que puedan pagar entre 250,000 y 350,000 euros.

“Gastar esa suma en un cementerio como éste no me parece exagerado, Venecia es admirada en todo el mundo”, opina Boraso.

Cinco tumbas están en buenas condiciones y las otras “necesitan ser restauradas porque hay partes caídas del techo o de las paredes”.

 

“Los últimos Jedi”, una “nueva esperanza” para el turismo de Túnez

Homún y derechos ambientales