in

La pandemia obliga a viajar ''a ninguna parte''

Los pasajeros del vuelo TG8999 de Thai Airways visitaron 99 lugares sagrados de treinta ciudades de Thailandia para “mejorar su karma”

Avión sobrevuela lugares sagrados durante tres horas

BANGKOK (EFE).— Los pasajeros del vuelo de Thai Airways “a ninguna parte”, que despegó y aterrizó en el principal aeropuerto de Bangkok, sobrevolaron casi un centenar de lugares sagrados en Tailandia para mejorar su karma y su fuerza espiritual en plena pandemia.

“Reza en las alturas con el maestro Katha Chinnabanchon. Realiza una obra meritoria y disfruta el servicio especial con comida prometedora”, según indica el anuncio de la aerolínea, que lanzó este vuelo especial para paliar el parón causado por la pandemia de Covid-19.

El vuelo TG8999 sobrevoló durante unas tres horas 99 lugares sagrados, incluidos numerosos templos budistas en una treintena de ciudades a lo largo y ancho del país con boletos que costaron entre unos 200 y 330 dólares (entre 4,037 y 5,550 pesos, según el tipo de cambio actual).

El nueve es considerado un número de la suerte en Tailandia, donde además se relaciona con el venerado monarca Bhumibol Ayudyadej, Rama IX, fallecido en 2016.

La compañía anunció que repetirá la experiencia para el Día de Año Nuevo.

Golpeada por el Covid

Thai Airways, la aerolínea de bandera tailandesa, se encuentra en proceso de reestructuración tras declararse en bancarrota en mayo debido al Covid-19 y después de años de pérdidas millonarias.

Unos 6,000 empleados, o un 30% de los 20,000 trabajadores de la aerolínea, han sido despedidos a raíz de la pandemia, mientras que el resto ha visto reducido sus salarios.

Con los vuelos internacionales muy limitados debido al coronavirus, la aerolínea busca estrategias para aumentar sus ingresos como la apertura de un restaurante con menús de comida de avión y simuladores de vuelo.

Sin destino

Los viajes sin destino no son nuevos, pero están proliferando debido a las restricciones por la nueva ola de contagios.

La aerolínea australiana Qantas decidió retomar a partir de noviembre los vuelos de 12 horas que antes ofrecía a la Antártida a bordo de aviones Boeing 787 como medida para paliar los efectos económicos de la pandemia.

Además, la aerolínea japonesa ANA comenzó el pasado agosto a ofrecer vuelos a ninguna parte en un Airbus A380 con temática hawaiana, mientras que aviones de la taiwanesa StarLux Airlines sobrevuelan el mar de China Meridional durante unas tres horas sin aterrizar.

En Brunéi, la aerolínea Royal Brunei ofrece boletos para sobrevolar bosques tropicales de este pequeño emirato en el Sudeste Asiático durante 85 minutos.

Sangre predice daño de alzhéimer