in

La perfecta mancuerna barroca, con la OSY

La mezzosoprano Gabriela Thierry y la soprano Irasema Terrazas interpretarán el Stabat Mater de Pergolesi

El Stabat Mater de Pergolesi, con dos bellas voces

Irasema Terrazas y Gabriela Thierry se conocen bien, saben de los inicios de una y la otra en el canto, de las audiciones, de las presentaciones formales y las casuales en otros espacios fuera del teatro, pero con el mismo profesionalismo que las caracteriza.

Entre ellas hay amistad, anécdotas y admiración mutua. En el escenario, una sola mirada basta para entender lo que se quieren decir, las pequeñas pausas para respirar, el manejo de la voz, cómo acomodar la frase musical, todo se conjuga en una mancuerna perfecta que disfrutarán quienes las escuchen este fin de semana en los conciertos que ofrecerá la Orquesta Sinfónica de Yucatán (OSY).

La soprano Irasema Terrazas y la mezzosoprano Gabriela Thierry interpretarán el Stabat Mater de Giovanni Battista Pergolesi, que junto con la Sinfonía No. 40 de Mozart integran el repertorio de los conciertos de la OSY programados para mañana, a las 8 p.m., y el domingo a las 12 del día, en el teatro José Peón Contreras.

En entrevista con el Diario coinciden en señalar que ese Stabat Mater es parte del repertorio básico de cualquier cantante, y Gabriela añade que cualquiera que se precie de serlo debe saber esta obra, con la que tuvo su primer contacto a los 17 años.

Irasema recuerda que la cantó por primera vez entre los 16 y 18 años, con la Orquesta de Cámara del Conservatorio Nacional de Música, y agrega que estilísticamente la obra fue escrita en el Barroco y hay tanto versiones puristas que se interpretan en la variabilidad que tenía el Barroco (que esaproximadamente medio tono más abajo que como se afina la orquesta moderna), como versiones con orquestas de cámara y sinfónica con dotación menor, como en este caso, y con la afinación moderna (4:40 en La).

Adaptaciones de la obra

Considera que la obra se ha adaptado muy bien con el paso del tiempo y ha perdurado gracias a la ductilidad que de ella se ha hecho con diversas interpretaciones, “que la van haciendo suya poco a poco”.

Durante poco más de un año del inicio de la pandemia han sido pocas las oportunidades de pisar un escenario, por lo que la última vez que lo hizo fue en octubre de 2020, para una grabación con la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, que fue sin público y con pista, por lo que ahora sentirlo vibrar con los músicos detrás, tocando en los ensayos, ha sido fantástico, “se siente las vibraciones de los instrumentos en la piel”.

Gabriela comparte que la última vez que cantó este repertorio fue hace unos 8 años en Italia, “significa mucho en estos tiempos complejos pisar un escenario, y no cualquier escenario, el Peón Contreras, que es un bastión de cultura nacional, es un honor”, afirma.

En contraste, Irasema hace 20 años que no cantaba el Stabat Mater. Destaca que le emociona cantar en dueto y más con Gabriela, siente que es una obra que permite mucho el empalme de las dos voces y se disfruta mucho.

De vuelta al escenario

Para ella significa regresar al escenario después de más de un año, pues la última vez que se presentó fue justamente con la OSY en la Sala Nezahualcóyotl en Ciudad de México en diciembre de 2019, cuando interpretó la Cuarta Sinfonía de Mahler.

Asegura que hay un sentimiento de gratitud, pues son contadas las oportunidades que se tendrán en estos meses de presentarse ante el público y acompañada de músicos en vivo, “sentir los pisos que vibran con la música es una grata sensación”, reitera.

Presencial y virtual

Los boletos para los conciertos de la OSY se pueden adquirir en la página www.sinfonicadeyucatan.com.mx. Se puede disfrutar del concierto de manera presenciar o en transmisión virtual.

Para virtuosos

Para Gabriela Thierry, el Stabat Mater de Pergolesi no es difícil, pero está lleno de detalles

Diáfana y prístina

Irasema considera que es una obra que predispone al espíritu y a un estado contemplativo, y es una música muy diáfana y prístina.

Exigencia vocal

Sobre la exigencia técnica de la pieza a nivel vocal, señala que lo difícil es la transparencia de la obra, “es como tener una lupa enfrente, todo se nota y mucho”.

Vigente luego de 300 años

Gabriela dice que si no se cubren bien los detalles de la obra queda muy sucio, “el virtuosismo está en respetar lo que escribió Pergolesi hace más de 300 años y que sigue siendo vigente”.

Escrito por Iris Ceballos Alvarado

Iris Ceballos Alvarado es Licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación. Comenzó su carrera en medios de comunicación en 1994 y en agosto de 1997 se integró a Grupo Megamedia. Desde entonces realiza coberturas sobre cultura, espectáculos, salud, educación y calidad de vida.

Por falta de dinero, no pueden operar a niño de año y medio

Campeche, a clases; El retorno será voluntario en la primera etapa