in

La semana hace 50 años

Salvador Allende, presidente electo de Chile, aclara que su programa de gobierno no es radical ni comunista.— Ponen en marcha las modernas instalaciones del aeropuerto.— La Clínica de Mérida inaugura su ampliación.— Entra en operaciones el Colegio Motolinía.— Reunión scout

Del domingo 6 al sábado 12 de septiembre de 1970

ELECCIONES.— WASHINGTON (UPI).— Con la calma y filosófica resignación de quien recibe un balde de agua helada reaccionaron los medios oficiales y diplomáticos ante la victoria del candidato marxista a la Presidencia de Chile, senador Salvador Allende. Un portavoz del Departamento de Estado declaró que los Estados Unidos consideran que el proceso electoral no ha sido completado mientras no se reúna el Congreso de Chile.

—Conferencia de prensa.— SANTIAGO DE CHILE (EFE).— En su primera conferencia de prensa como candidato presidencial triunfante, Salvador Allende puso énfasis en señalar que diversos sectores sociales y políticos del país habían reconocido públicamente la victoria de la Unidad Popular y dejó ver la posibilidad de una colaboración gubernamental con la democracia cristiana. “No queremos que nadie se engañe: el programa de la Unidad Popular es muy definido. No es comunista, socialista o radical, socialdemócrata o mapucista. Es un programa donde concluyeron trabajos y opiniones de los partidos y movimientos que integran la Unidad Popular, categóricamente antiimperialista, patriótico y nacional, destinado a hacer posible el desarrollo económico con nuestro propio esfuerzo y recursos”.

CLÍNICA.— La Clínica de Mérida inauguró ayer su moderna y funcional ampliación: un edificio de tres pisos, obra que tuvo un costo de millón y medio de pesos y fue auspiciada por 28 médicos y 35 personas de la iniciativa privada. El edificio central de la clínica, situada en la avenida de los Itzaes, mira al Poniente. De su costado norte, a modo de ala que avanza hacia la avenida, parten las nuevas instalaciones, donde se encuentran los consultorios de 21 doctores especializados en 11 ramas distintas de la Medicina y los departamentos de siete servicios auxiliares, atendidos por otros 10 especialistas. Acompañado del personal directivo, el arzobispo Manuel Castro Ruiz bendijo el nuevo edificio poco después de las 11 de la mañana. Al filo de la 1 de la tarde se efectuó la inauguración, a cargo de Arturo Ponce G. Cantón, presidente honorario del Consejo de Administración.

(De “Diario de Yucatán” número 16,283)

Lunes 7

ALLENDE.— SANTIAGO DE CHILE (UPI).— El candidato triunfante con la primera mayoría relativa a la presidencia de Chile, el marxista Salvador Allende, aseguró que “habrá elecciones cada seis años en votación libre y secreta”. Al mismo tiempo descartó la posibilidad de un golpe militar, al referirse a rumores circulantes antes, durante y después de su triunfo.

SCOUTS.— PROGRESO.— Ayer a las 10 de la mañana, en la Base Naval Scout situada en la zona turística del puerto de abrigo Yucalpetén, se reunieron por primera vez todos los comisionados de Distrito de la Provincia Scout número 5, que comprende Yucatán, Campeche y Quintana Roo, para elaborar el programa anual de actividades y planear el programa de eventos de adiestramiento. Presidieron los trabajos Ulises González Torre, comisionado de provincia, y Juan Díaz Fernández Montilla, subcomisionado general.

(De “Diario de Yucatán” número 16,284)

Martes 8

PIÑATAS.— Con motivo del primer cumpleaños de su hija Lissette Georgina, los esposos Vicente Erosa Lizarraga y María Cristina Palomeque Solís le ofrecieron ayer, en su residencia de la colonia México, una fiesta infantil con piñatas, bocadillos y refrescos.

DERRUMBE.— Alrededor de las 13 horas, una gran masa de polvo blanco sorprendió ayer a transeúntes de céntrico sector comercial cuando se desplomó una pared de Casa Abimerhi sobre la acera sur de la calle 63, metros antes de la esquina con la 58. No hubo desgracias personales. El edificio, construido hace 214 años y ubicado en la “esquina de fraile”, es demolido para construir en su lugar uno más funcional y las obras están a cargo de Jorge Farah Miguel, quien atribuye el accidente a una posible falta de experiencia de alguno de los trabajadores que, tal vez, movió alguna piedra que sostenía la pared.

(De “Diario de Yucatán” número 16,285)

Miércoles 9

AEROPUERTO.— Con bienvenida sencillez el gobierno federal puso ayer en servicio el nuevo aeropuerto de Mérida. En esta época tan adicta a la inauguración con lujo de estrépito, caravanas de políticos y comparsas de aduladores, ocho viajeros, sin más ceremonia que la revisión de sus boletos, estrenaron las instalaciones que, según datos oficiales, cuestan 143 millones de pesos. El aeropuerto “Lic. Manuel Crescencio Rejón” se “levantó” temprano para su primer día de vida.

A las siete y media de la mañana, en un jet de Aeronaves de México, ocho pasajeros salieron para Cozumel en el vuelo inaugural. Una hora y media después llegó de la ciudad de México el vuelo número 609 de la CMA con 38 pasajeros.

Sin previo aviso y sin causa que lo justifique, ayer se exigió a los pasajeros de los autobuses que recorren la ruta 79 Aviación un inusitado aumento de 42.8% en la tarifa. Antes se cobraba al público 35 centavos. Ahora le exigen 50. Que se sepa, la Comuna no ha autorizado aumento alguno en las tarifas vigentes.

(De “Diario de Yucatán” número 16,286)

Jueves 10

DEFUNCIÓN.— Anteayer, horas después de llegar a Welland, Ontario, para visitar a su hermana, dejó de existir repentinamente en esa ciudad de Canadá, a consecuencia de un ataque cardíaco, el señor Juan Valentín Bogdan Mladen, emparentado con conocida y estimada familia meridana. El señor Bogdan se ausentó de esta ciudad a mediados de agosto último a visitar a sus hijos radicados en la metrópoli y someterse en esa capital a un reconocimiento médico antes de seguir viaje hacia la residencia de su hermana, de 80 años y único superviviente ahora de la familia Bogdan Mladen. De sobrias costumbres, habitualmente vestido de blanco, el extinto caballero, oriundo de Cracovia, se avencidó desde su juventud en esta ciudad, donde contrajo matrimonio con la señorita Nery Bolio Burgos (q.e.p.d.) y trabajó por muy largos años en la distribución de películas nacionales y extranjeras, así como en la confección de los programas de exhibiciones. El sepelio ha sido dispuesto para hoy a las 5, hora a que partirá el cortejo de la casa número 515 de la calle 55 con 62. La inhumación se efectuará en el Panteón Florido. Entre otros deudos sobreviven al señor Bogdan, además de su hermana Amanda de Muzk, sus hijos Iván, Janet de Caballero y Nery de Fritz; hijos políticos María Lizarraga Medina, Luis Caballero de la Garza y Federico Fritz Corona; hermanos políticos Álvaro Bolio y Bolio y esposa Concepción Bolio Burgos, Ricardo Bolio Burgos y esposa Concepción Gómez, y Dolores Pastrana viuda de Bolio; sobrina Isabel Bolio y Bolio, y nietos Iván, Diana Paola, Lorena, Gabriela Renata, Federico Ludwig y Hugo Hans. A las condolencias que están recibiendo los familiares del extinto asociamos cordialmente la nuestra.

CRISTIANIZACIÓN.— Enrique, hijo de los esposos Enrique de Zavala Canto y Carmen Cuevas Espinosa, nació en esta ciudad el 6 de agosto y recibió las aguas del Bautismo de manos del canónigo Fernando María Ávila Álvarez y en Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, el 5 de septiembre. Son padrinos del nuevo cristiano sus abuelos Enrique de Zavala Díaz y Carmen Espinosa García de Cuevas.

(De “Diario de Yucatán” número 16,287)

Viernes 11

EXHORTACIÓN.— Anoche, en la Casa de la Acción Católica, se efectuó la Junta Diocesana Trimestral de las Obras Pontificias de la Propagación de la Fe, que estuvo presidida por el arzobispo Manuel Castro Ruiz y el padre José Álvarez, de la congregación de Misioneros de Guadalupe, secretario nacional de las Obras Pontificias. El doctor Castro Ruiz dijo que es muy doloroso pensar que en la Arquidiócesis se esté apagando el fervor misionero. Exhortó a todos los delegados de esa Obra Misional de las parroquias de Mérida a luchar con denuedo en esa noble tarea que sus párrocos les habían encomendado.

(De “Diario de Yucatán” número 16,288)

Sábado 12

FIESTAS PATRIAS.— Isidro Ávila se fue ayer por la tarde de un extremo a otro de la ciudad para un “pre-estreno” gráfico de las inauguraciones organizadas con motivo del Día de la Independencia. En la colonia Yucatán subió al campanario para apreciar si es cierto lo que se afirma: que el parque, que será inaugurado esta noche a las 9, es mayor que la Plaza Grande y todos los demás “pulmones” de la urbe, si se toman en cuenta también las canchas de juego que tiene. Construido por el gobierno del Estado, el parque ocupa dos manzanas y tiene un pedestal para la estatua de una mestiza, inspiración de Rómulo Rozo. Será la “obra póstuma” del gran escultor colombiano. De la colonia Yucatán, la motocicleta de Ávila hizo a la ciudad lo que la bisectriz a un triángulo, hasta detenerse en las calles que rodean al rebautizado parque de la Mejorada, calles que parecen nuevas con la reparación que les practicó el Ayuntamiento. Cerca de las gradas del monumento disfrutaban de su último descanso, antes de ponerse en pie para quién sabe cuántos años, los Niños Héroes de bronce que llegaron de Durango. Este monumento de 280,000 pesos, costeado por el Ejecutivo, el Ayuntamiento y la iniciativa privada, será inaugurado mañana domingo a las 8 a.m. y dará al remozado rincón meridano un nuevo nombre: Parque de los Niños Héroes.

NUEVA ESCUELA.— En terrenos de la Casa de la Cristiandad (Chuminópolis), el Movimiento Obrero Social inauguró ayer una escuela particular para hijos de trabajadores, el Colegio Motolinía (Padre de los Pobres), con capacidad para 210 educandos. Situada al fondo del terreno que ocupa el edificio del MOS y construida con la cooperación de los socios del mismo Movimiento que dirige el presbítero Ignacio Kemp Lozano, el plantel fue inaugurado por Bertha Vadillo de Loret de Mola, presidenta del Instituto Nacional de Protección a la Infancia Yucatán, con el sencillo expediente de cortar una cinta.

(De “Diario de Yucatán” número 16,289)

Vida social

Matrimonio Aragonés Echánove-Amaya Loera. En la iglesia de la Purísima Concepción de Progreso, contrajeron matrimonio el 9 de septiembre de 1970 la señorita Eloísa Amaya Loera y el señor Marco Antonio Aragonés Echánove, pertenecientes a conocidas familias. Impartió la bendición nupcial el presbítero Adriano Wong Romero. Terminada la ceremonia, los invitados se trasladaron al predio número 164 de la calle 18, donde se efectuó una recepción social en honor de los recién casados.

Juanpa Zurita confunde la Covid-19 con la influenza