in

La semana hace 50 años

Buenos resultados de la prohibición de estacionarse a autobuses en calles del primer cuadro.— Condenan a 99 años de prisión al asesino de Martin Luther King.— Acercan a jóvenes a tareas del Ayuntamiento.— Yucatecos presentan la obra “Muertos sin sepultura” de Jean Paul Sartre

Del domingo 9 al sábado 15 de marzo de 1969

Domingo 9

TRÁNSITO.— Se constató ayer el éxito de la primera medida que, con el objeto de solucionar los problemas de tránsito en el primer cuadro de Mérida, tomó la comisión tripartita formada por representantes de la Comuna, la Cámara de Comercio y las dos empresas concesionarias del transporte urbano. La comisión comprobó ayer que el “no estacionamiento” y el nuevo horario de los autobuses —cinco rutas— que pasan por la calle 63, entre 60 y 58, permiten que la mayor parte del tiempo ese tramo esté despejado y el tránsito de vehículos fluya sin contratiempos. Más de una hora estuvieron los representantes de la comisión verificando la entrada y salida de autobuses con este resultado: los camiones únicamente tardan de un minuto a minuto y medio en el tramo y solo son dos los autobuses que coinciden. Nomás una excepción vieron: cada dos horas se juntan tres autobuses, pero nunca más de un minuto.

(De “Diario de Yucatán” número 15,746)

Lunes 10

DEFUNCIÓN.— Después de larga dolencia y a la edad de 70 años, ayer dejó de existir en esta capital la señora Berta Ruz viuda de Villarreal, perteneciente a conocida familia. El sepelio ha sido dispuesto para hoy a las 4; el cortejo partirá de la sala de velaciones Pérez Rodríguez y la inhumación se efectuará en el Cementerio General. Su hija Elsy de Cámara, hijo político Atilio Cámara Zavala, nieta Layda, primos hermanos Carolina viuda de Andrade, licenciado Enrique y Álvaro Moguel Ruz (en México), y Fernando, Alfredo y Sara Moguel Ruz (en esta ciudad) reciben las condolencias de las personas de su amistad, a las que unimos la nuestra.

(De “Diario de Yucatán” número 15,747)

Martes 11

ASESINO.— MEMPHIS (UPI).— James Earl Ray se declaró ayer culpable del asesinato del dirigente negro Martin Luther King y en virtud de ello, por convenio previo, fue condenado a 99 años de prisión, en vez de la peña de muerte, pero poco después se anunciaba que proseguía una investigación sobre posible conspiración en el caso. Al escuchar el veredicto, Ray discrepó del parecer de la defensa y la acusación de que él había actuado por su cuenta, sin conspiración.

(De “Diario de Yucatán” número 15,748)

Miércoles 12

VIRUS.— WASHINGTON (AP).— Científicos del gobierno revelaron anteayer un descubrimiento en las investigaciones de los virus que pudiera arrojar luz sobre las causas de una gran variedad de enfermedades, cuya gama iría desde algunas formas de cáncer hasta males como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson. El descubrimiento sugiere que una serie de males incurables pudieran deberse a virus latentes que quedan en el cuerpo humano después de alguna infección común durante la niñez, como el sarampión, por ejemplo. La revelación fue hecha por científicos de los Institutos Nacionales de la Salud. Se refiere al aislamiento, al cabo de casi cuatro años de investigaciones, de un virus del cual se sospecha que es la causa de una rara y misteriosa enfermedad del cerebro que anualmente afecta entre 100 y 200 estudiantes de bachillerato o universidad. La enfermedad es mortal y no tiene cura. Ese virus, aislado en el tejido cerebral de una de sus juveniles víctimas, resultó ser idéntico al virus que desde hace mucho tiempo se sabe es causante del sarampión. La enfermedad es denominada Panencefalitis Esclerosante Subaguda (PES).

(De “Diario de Yucatán” número 15,749)

Jueves 13

CAMPAÑA.— Unos 150 jóvenes se reunieron ayer a las 11:30 a.m. en la Sala de Cabildos del Ayuntamiento, con el objeto de ver la forma de que la juventud participe activamente en labores que beneficien a la ciudad. El primer resultado de la junta fue una Campaña de Limpieza Urbana que comenzará el próximo sábado. El oficial mayor del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Aguilar, hizo uso de la palabra para orientar a la concurrencia sobre los fines de la junta. “Queremos”, dijo, “que sea un diálogo franco, amistoso y sincero, que no haya malas interpretaciones, pues aquí no se tomarán en cuenta los credos políticos ni de partido: podrán participar los jóvenes que deseen hacerlo, sean rojos, blancos o verdes”.

ACLARACIÓN.— De un boletín del Comité Deportivo de Chuburná extractamos lo siguiente: Este comité hace la aclaración de que los escombros tirados alrededor del campo de béisbol de esta localidad fueron donados por el Instituto Tecnológico de Mérida para el engrandecimiento del campo. Por tanto, es mentira que sean basura amontonada. Respecto a los trabajos de ampliación, éstos ya comenzaron y la mano de obra será costeada por este comité con las utilidades que dejaron las fiestas carnavalescas. Las labores se llevan al cabo con las herramientas que proporcionó la Dirección de Obras Públicas.

(De “Diario de Yucatán” número 15,750)

Viernes 14

APOLO.— HOUSTON (AP).— Todo salió a la perfección: el lanzamiento, la salida a flotar en el espacio, la reunión con el vehículo lunar, el chapuzón a la hora exacta. El vuelo al espacio del Apolo 9 fue el más complicado y difícil de realizar hasta ahora. Y resultó perfecto. Ahora no quedaba otra cosa que recoger del mar a los tres astronautas, izándolos de una almadía de goma que se agitaba como un cascarón a un helicóptero. El coronel James McDivitt, con barba de 10 días rociada de agua salada, se acercó al micrófono en la cubierta del Guadalcanal: “Vaya que si hace mucho tiempo que nos fuimos de la Tierra. Todavía no camino bien, ni en barco ni en tierra… pero qué bueno es estar de regreso”.

RESCATE.— PROGRESO.— Juan de Dios Piña, patrón del pesquero “Affif IV”, reportó a las 11 de la mañana a la estación de radio de salvamento, a cargo de Edmundo Flota Escalante, que ayer por la mañana encontró entre Celestún y Punta Palmar, completamente extenuados y con notables muestras de cansancio y hambre a consecuencia de haber permanecido ocho días a la intemperie y sin alimentos, a los pescadores cubanos que se extraviaron el 5 de marzo al desgaritarse su bote del pesquero de matrícula cubana “Lambda 100”. El capitán de navío Miguel Portela Cruz, comandante del Sector Naval Militar, dispuso que de inmediato zarpara del puerto de abrigo Yucalpetén el barco patrullero “Polimar II” a fin de recogerlos y prestarles atención médica y alimentos. Se espera que hoy lleguen al puerto, pero se ignora si retornarán a su embarcación o solicitarán asilo político.— El corresponsal.

(De “Diario de Yucatán” número 15,751)

Sábado 15

OBRA.— Intrigado o perplejo, pero siempre con vivo interés, siguió anoche el público en el Teatro del Seguro Social, casi colmado, la puesta en escena “Muertos sin sepultura”, de Jean Paul Sartre, por un cuadro bisoño que, tutoreado por un director que entiende muy bien su oficio, rinde una actuación de sorprendente, envidiable altura. En esta obra, el caudillo del existencialismo acorrala a un grupo de prisioneros de guerra —hombres y una mujer—; los desnuda hasta los recovecos y repliegues más secretos de la intimidad humana, los obliga a defenderse, acusarse, juzgarse; los compele a desandar penosamente el camino andado y volver luego sobre sus mismos, lacerantes pasos. Y, mientras tanto, Sartre los retrata; más que los retrata, los radiografía y no contento aún acude al bisturí.

Que trasciendan del palco escénico las descargas emocionales de “Muertos sin sepultura” constituye un feliz acierto del juvenil reparto que dirige Rubén Martínez. Colabora el mismo Rubén con su seguridad en las tablas. Discreto, pero firme, marca el paso.

Y en una obra que mucho depende del tono, la gradación, el enfoque, el matiz y el gesto, la solícita cooperación de Jorge y Víctor Correa, Ricardo Bello, Nicolás López, Hernán Cárdenas, Jesús Rivero y Arnulfo Giorgiano es una sorpresa muy grata por su poder de concentración.

Porque es la única mujer tiene que merecer atención especial Leonor Iturralde de Arrigunaga. Su paso por la obra deja un perfume de cualidades aplicado con soltura, intuición y versatilidad en los puntos claves de la trama. Los noveles intérpretes de la Alianza Francesa han vivido sus muertes. Eso basta para que se olvide lo que haya que olvidar —que no es mucho— y se deje como tarjeta de despedida un testimonio de admiración y aliento.— Daniel Rosen.

(De “Diario de Yucatán” número 15,752)

Vida social

Matrimonio Gómez Pinzón-Martínez Güémez. El 7 de marzo de 1969, en la iglesia de Santa Ana, contrajeron nupcias los jóvenes Jesús María Gómez Pinzón y señorita María Elena Martínez Güémez. Impartió la bendición nupcial el presbítero Arturo Piña Cáceres. Después de la ceremonia, en la residencia de los padres de la novia se ofreció una recepción en honor de los recién casados, que salieron para Campeche en viaje de bodas.

Boda Gómory Rivas-Martínez Domínguez. En un suceso social de gala, el sacramento del matrimonio unió el 8 de marzo de 1969 las vidas de la señorita María de Lourdes Martínez Domínguez y el químico industrial Alejandro Gómory Rivas, pertenecientes a distinguidas familias meridanas. La iglesia de la Sagrada Familia fue la sede del solemne acto. Subrayada su serena belleza por un vestido de encaje francés, con orquídeas realzadas, la gentil desposada entró en el recinto del brazo de su abuelo, Álvaro Domínguez Peón. Precedieron a la novia en el desfile nupcial dos pequeños pajes: su hermano José y su sobrina Ana María Loret de Mola Gómory. El arzobispo Fernando Ruiz Solórzano se dignó impartir la bendición nupcial y oficiar la misa, auxiliado por los padres Manuel Rodríguez y Dionisio O’Brien, M.M. En el salón de recepciones del Seminario Conciliar se efectuó después un acto social que congregó a numerosas y conocidas familias de esta ciudad en honor de los recién casados, que iniciaron su luna de miel en la ciudad de México y la continuaron por varios puntos de Estados Unidos.

Enlace Rosado Reyes-Pacheco Gamboa. En la iglesia de Santa Lucía, unieron sus destinos el 9 de marzo de 1969 los jóvenes Pedro Manuel Rosado Reyes y señorita Mercedes Leticia Pacheco Gamboa. Impartió la bendición nupcial el padre Carlos Rosado Contreras.

América vuelve a doblegar a Chivas