in

La semana hace 50 años

La boda del ingeniero Manuel Becerril Contreras y la señorita Leticia Navarrete Arce, el 14 de marzo de 1970 en San Juan Bautista

Los Leones de Yucatán vencen al Águila de Veracruz en su regreso a la Liga Mexicana.— Joe DiMaggio, uno de los invitados al concurrido juego.— Los Orioles de Baltimore hacen escala en Mérida en camino a Miami.— Retratos de Castro Pacheco adornan la oficina del gobernador

Del domingo 15 al sábado 21 de marzo de 1970

La boda del ingeniero Manuel Becerril Contreras y la señorita Leticia Navarrete Arce, el 14 de marzo de 1970 en San Juan Bautista
Los jóvenes Jaime Lübcke Flores y María de Zavala Medina, el día de su enlace religioso, el 14 de marzo de 1970 en la Sagrada Familia
El Arzobispo de Yucatán bendice la Sucursal Mercado del Banco del Sureste. Con él, Vicente Erosa Cámara, Arturo Millet Rendón y Francisco Jiménez de Alba
El león Arturo Álvarez timbra en la quinta entrada la tercera carrera de su equipo, el 18 de marzo. El jardinero del Yucatán se fue de hit, robó la intermedia y anotó con una rola que perforó al torpedero veracruzano.
el 14 de marzo de 1970 en la Sagrada Familia
Monseñor Manuel Castro Ruiz con los diáconos guatemaltecos ordenados el 19 de marzo: Jorge Aníbal González Sandoval, David Donis Barrera, Ernesto González Villanueva y Tránsito Ruiz Furlán

Domingo 15

CANCIÓN.— MÉXICO (Especial).— Los representantes de Brasil, Venezuela y México triunfaron esta madrugada en el II Festival de la Canción Latina en el Mundo, ante un público entusiasmado que colmó el Teatro del Ferrocarrilero. La melodía triunfadora fue “Canción de amor y paz”, interpretada por la brasileña Claudia Brasil. El segundo lugar lo obtuvo “Con los brazos cruzados”, cantada por la venezolana Mirla Castellano, y el tercer puesto correspondió a “El triste”, que cantó el mexicano José José.

(De “Diario de Yucatán” número 16,110)

Lunes 16

LIBRO.— NUEVA YORK (UPI).— El suplemento bibliográfico dominical de “The New York Times” incluyó ayer en su sección de obras “recientes y recomendadas” la novela “One Hundred Years of Solitude (Cien años de soledad)”, del colombiano Gabriel García Márquez. Al formular su recomendación, el diario dice que se trata de una “obsesionante, impresionista historia familiar escenificada en la América del Sur, en la que se entretejen vidas, sueños, recuerdos y el tiempo”. El suplemento también incluye un anuncio de una plana de la editora de “Cien años de soledad”, Harper and Row, que reproduce los elogiosos comentarios con que la crítica norteamericana recibió la obra.

(De “Diario de Yucatán” número 16,111)

Martes 17

ORATORIA.— Como cada año para estas fechas, el Centro Universitario Montejo celebró anoche la jornada final de su concurso de oratoria entre 14 alumnos de bachillerato que calificaron para la prueba. Voceros de una juventud que en la preparación personal y el esfuerzo colectivo aboga por la autenticidad en todos los órdenes de la vida, los oradores volcaron sobre el jurado, sus padres y familiares, maestros y compañeros, los anhelos de una generación nueva que para el ideal no tiene reservas y en su defensa no acepta convencionalismos. Con los corazones abiertos llegaron a la última etapa, la de improvisación, José Solís Zavala, alumno del tercer año de Sociales, con el tema “Nacionalismo y los derechos del ciudadano”; Humberto Molina Medina, del primer año, con “Yucatán, deformación interesada de la Reforma Agraria”; Jorge Muñoz Menéndez, del segundo año, con “La Patria es también duelo”; Javier Montes de Oca Zentella, del tercer año de Sociales, con “Educar comprendiendo al niño”, y Fermín Gómez Piña, del segundo año, con los “Paladines de los Derechos Humanos”. Los jueces Héctor Raúl Osorno Negrín, Alfredo Aguilar Aguilar, Alfredo Patrón Arjona, Mario Fernández Torres y Efraín Díaz y Díaz emitieron sus votos. El triunfador fue Javier Montes de Oca Zentella. Jorge Muñoz y Humberto Molina fueron los ganadores del segundo y tercer lugares.

DEFUNCIÓN.— Después de breve dolencia y a la edad de 54 años, ayer a las 9 horas falleció en esta ciudad el señor Arturo Ceballos Milán, antiguo hacendado y persona muy estimada en el círculo de sus amistades. El sepelio ha sido dispuesto para hoy a las 10, hora a que partirá el cortejo de la casa número 107-A de la calle 31, colonia México. La inhumación se efectuará en el Panteón Florido. Su viuda María Jesús Puerto, hijos Tomás, María Jesús de López y Blanca Rosa de Trujeque; hijos políticos José López Díaz y Raúl Trujeque Franco, nieta Alejandrina López, hermanos Irma y Eduardo (en Chetumal), Álvaro (en esta ciudad), Consuelo, Aurora y Enna (en México); hermanos políticos y demás deudos reciben las condolencias de sus amistades.

(De “Diario de Yucatán” número 16,112)

Miércoles 18

EL “DIARIO” EN PROGRESO.— Diversos factores, entre los que se señala la rígida aplicación del salario mínimo, el aumento de las cuotas del Seguro Social y el derecho del cinco por ciento sobre el consumo de energía eléctrica influirán en un muy breve plazo a aumentar considerablemente el alto costo de la vida. Lo anterior se colige, por ejemplo, de las frecuentes quejas de la Unión de Molineros, que necesariamente tendrán que solicitar del gobernador del Estado un aumento en el precio de las tortillas. Por otra parte, las fábricas de hielo que operan en la población y que abastecen a la ciudad y a las unidades pesqueras y plantas congeladoras aseguran que funcionan con quiebra. Los propietarios se encuentran tramitando, según trascendió, un aumento en el precio del hielo. Lo anterior gravitará por consecuencia lógica en el precio del pescado que laboran las plantas congeladoras. Damos la voz de alarma porque, como es natural, todo gravitará en la economía del pueblo que es el verdadero consumidor, y el que también tendrá que pagar como consecuencia general el derecho del cinco por ciento sobre el consumo de energía eléctrica.

(De “Diario de Yucatán” número 16,113)

Jueves 19

LEONES.— “Hasta la próxima temporada...”, dijo el Diario en un lunes 11 de agosto, al principiar su crónica del último Juego de la Liga Mexicana en Mérida, en 1958. Hoy, doce años después, acudimos a la cita con nuestros lectores y la cita es grata, como aquella despedida, porque los Leones de Yucatán, que dijeron adiós con un triunfo de 6 por 4 sobre los Tigres de México, regresaron anoche a su casa con una victoria de 4 por 1 ante la mayor concurrencia que registra la historia del parque Carta Clara. Quince mil o dieciséis mil espectadores, apretujados en las tribunas y desparramados por el terreno, fueron testigos de la ceremonia inaugural más vistosa que se ha visto en el béisbol yucateco, con un desfile de calesas y 225 colegialas que soltaron 2,250 globos de colores, y presenciaron después cómo un valiente venezolano que se llama Juan Ramón Quiroz sometía al Águila de Veracruz a cuaresmal ayuno de cuatro jits con un sermón de curvas, y bolas de humo y coraje que lo consagra como héroe indiscutible del triunfal retorno de los Leones al máximo circuito nacional del deporte rey. El juego se definió en el primer episodio, porque otro venezolano, Juan de Jesús Quintana, subió a la loma del Águila tiritando de frío, como si el último “norte” de la temporada, en vez de azotar Veracruz, se le hubiera colado por el suéter del brazo. Con la bola entumecida y la brújula alocada, el serpentinero de los jarochos regaló tres pasaportes consecutivos y perdió el juego al colocarle Graciano Enríquez, entre los jardines central y derecho, un doble que produjo dos carreras con peso de lápida. Las jorobadas curvas de Quiroz, que se desinflaban como globos al pasar sobre el plato, sus rectas mordelonas de esquinas y sus desconcertantes cambios de velocidad impregnaron el Águila de marcado olor a cementerio en todo el resto del partido, que no terminó en nueve ceros porque un bateador ponchado, gracias a infernal tiro del receptor Musulungo Herrera a primera base, llegó hasta la intermedia y anotó después cuando un inicialista convertido en jardinero, Arturo Álvarez, dejó que aterrizara a sus pies una paloma inocente que libró a los veracruzanos del sudario blanco. El público, desde luego, fue uno de los principales actores de la noche. Sentado o en pie, ocupó cuanto lugar había en el estadio y, rebosando por los palcos, formó un cinturón que desde el rincón del jardín izquierdo hasta el rincón del derecho apretaba el diamante con hileras de siete y ocho en fondo. Varias veces hubo que suspender el encuentro porque los espectadores se aproximaban demasiado al pentágono o porque invadían el terreno de juego junto a las cercas de los jardines. Joe DiMaggio y Víctor Manuel Correa Rachó recibieron las ovaciones más largas y calurosas del juego. En el terreno o desde su palco de tercera base, el antiguo astro de los Yanquis de Nueva York fue un imán de aplausos. A las ocho en punto, el gobernador Carlos Loret de Mola, el alto comisionado de las Grandes Ligas Bowie Kuhn y DiMaggio, en compañía de los dirigentes del Yucatán, Manuel Barbachano Ponce y José Osorno Sauri, se dirigieron al rincón del jardín central. Se izó la bandera, se apagaron las luces y estallaron los verdes juegos artificiales de un ciprés en forma de arco, cerca de la pizarra anotadora.

(De “Diario de Yucatán” número 16,114)

Viernes 20

DIACONADO.— En un marco de cuerdas sonoras, voces juveniles, palomas y pájaros que modificaron el austero ambiente de Catedral, el arzobispo de Yucatán, Manuel Castro Ruiz, confirió ayer por la tarde el orden de Diaconado a cuatro jóvenes guatemaltecos que actualmente cursan su último año de estudios en el Seminario de Mérida. La ceremonia se inició a las 18:05 ante cientos de fieles que colmaron el templo, con la procesión que partió de la sacristía encabezada por los jóvenes Jorge Aníbal González Sandoval, Tránsito Ruiz Furlán, David Donis Barrera y Ernesto González Villanueva. La estudiantina Minerva confirió moderna solemnidad al acto, modernismo que fue mayor en el Sanctus, Agnus Dei y la Comunión.

ORIOLES.— De tránsito para Miami, donde reanudarán hoy sus juegos en la Liga de la Toronja, ayer pasaron por esta ciudad los campeones de la Liga Americana, Orioles de Baltimore, encabezados por su piloto Earl Weaver y su instructor Ralph Salvon. Mientras Cuéllar, Brooks y Frank Robinson, Jim Palmer, Mark Belanger, Eddie Watt, Elrod Hendricks y otros elementos estelares del conjunto curioseaban por la sala de espera del edificio condenado a pronta destrucción, Ralph le dijo al reportero que estaba sorprendido del espíritu batallador de los Tigres de México, con quienes dividieron honores en una serie de dos encuentros.

(De “Diario de Yucatán” número 16,115)

Sábado 21

NOTAS DE PALACIO.— Los retratos de don Benito Juárez, el general Manuel Cepeda Peraza, Felipe Carrillo Puerto y el general Salvador Alvarado están expuestos desde ayer en el despacho del gobernador del Estado, quien los encargó al artista Fernando Castro Pacheco. Realizados —explicó el pintor al reportero— al óleo sobre tela, en la realización de las obras se siguió el procedimiento más sencillo y noble: trabajar la materia sin atormentarla y obtener su máximo rendimiento.

BANCO DEL SURESTE.— El Banco del Sureste, S.A., inauguró y puso en servicio ayer, en la calle 54 entre 65 y 67, su sucursal Mercado, que eleva a nueve el número de oficinas de esa institución bancaria en el Estado y Quintana Roo. A las 6 de la tarde, el arzobispo Manuel Castro Ruiz se dignó bendecir el local de la nueva sucursal, cuyo gerente es el señor Arturo Millet Rendón, quien desempeñaba la subgerencia general del Banco. El puesto que dejó vacante el señor Millet será ocupado por Sergio Rosado Patrón, subgerente del Banco Nacional de México en Tapachula. Los demás puestos están ocupados como sigue: César Bojórquez Cervantes, contador; Mirna Vargas Rodríguez y Dolores Rosado Madera, cajeras pagadora y receptora, respectivamente, y Miguel Cárdenas Ortiz, Magdalena González Robles, Jorge Cervera Romero y Manuel Monforte Padrón, auxiliares.

AVISO.— Por ser hoy día de asueto general, este periódico no se publicará mañana domingo. Nuestra edición de hoy es extraordinaria, pues se incluye en ella el acostumbrado suplemento dominical con la sección de historietas.

(De “Diario de Yucatán” número 16,116)

Vida social

Boda Lübcke Flores-De Zavala Medina. En concurrida ceremonia, el 14 de marzo de 1970 en la Sagrada Familia unieron sus destinos la señorita María de Zavala Medina y el señor Jaime Lübcke Flores, pertenecientes a estimables familias de nuestra sociedad. Impartió la bendición nupcial el presbítero Luis Felipe Góngora Cervera. Los contrayentes salieron en viaje de luna de miel para Miami y Nassau.

Matrimonio Becerril Contreras-Navarrete Arce. El 14 de marzo de 1970, en San Juan Bautista unieron sus vidas la señorita Leticia Navarrete Arce y el ingeniero Manuel Becerril Contreras, pertenecientes a estimables familias. Impartió la bendición nupcial el presbítero Antonio Novelo Carrillo. En la sala Silas fue ofrecida una recepción en honor de los recién casados, que salieron en viaje de bodas para Cozumel, Veracruz y otros puntos de la República, para luego fijar su residencia en Teloloapan, Guerrero.

Síguenos en Google Noticias

A un mes del brote de coronavirus en Italia: 4,825 muertes