in

La cocina yucateca, una “aventura”

Foto: Megamedia

La sopa de lima, el guiso favorito de Jane Wiedlin

Si a Jane Wiedlin le sirvieran a diario sopa de lima no la rechazaría. Es el guiso yucateco que más le gusta; tanto, que “podría comerla todos los días”.

Foto: Megamedia
La cocina está decorada con pinturas realizadas por Mónica de Hocabá. Foto Adriana Carrillo Alemán
Foto: Megamedia

“La comida yucateca es muy diferente de lo que los californianos perciben como comida mexicana”, señala la compositora, cantante y guitarrista, vecina de Mérida desde hace más de un año.

Para ella y su pareja la gastronomía local “todavía es una aventura porque aún estamos probando nuevos guisos, sabores diferentes y descubriendo cosas nuevas, como la naranja agria”.

“Tenemos dos árboles de naranja agria... ¡los amo!”.

La artista, integrante de The Go-Go’s —a cuyo repertorio ha aportado temas como “Our Lips are Sealed”, “Forget that Day”, “How Much More” y “This Town” (estas dos últimas escritas con Charlotte Caffey)—, tiene por costumbre visitar la playa una vez al mes. “Me gustan mucho Sisal, es mi favorita, y Celestún”.

Eres defensora de los derechos de los animales. ¿Cómo comenzó ese activismo?

Desde niña amo a los animales. De adulto descubrí lo terrible que es la vida para muchos de ellos. Como no pueden hablar por sí mismos, eso me obligó a hacer algo. En los últimos 35 años he estado muy involucrada en ayudar a los animales. Hay grupos muy buenos en Yucatán a los que apoyo financieramente. El mes pasado rescaté a un perro de la calle, estaba en una situación terrible, pero se recuperó y cuando quedó otra vez bonito le encontré un buen hogar. Me encanta hacer eso. Amo a los perros porque su lealtad a los humanos es única.

¿Qué opinas del problema de los perros callejeros en Mérida? ¿Cuál sería la solución?

La solución número uno es esterilizar y castrar, porque con perros no esterilizados andando alrededor se perpetúa el problema. En todo el mundo hay hombres que no quieren un perro castrado porque de alguna manera se reflejan en él y ésa es una forma de pensar ridícula. También está la actitud de que, como el perro es tan genial, debería tener cachorros. Si pudiéramos corregir ese aspecto de nuestra manera de pensar ofreceríamos una vida mejor no solo a los perros callejeros sino también a los humanos. Hay gente que piensa que puede ganar dinero criando cachorros; ésta no es una percepción exacta, a menos de que trates mal a tus perros. Si no les das atención médica adecuada, si no los alimentas correctamente, si no viven bien... entonces sí, podrías ganar dinero con los cachorros, pero ésa es una actitud terrible. Desearía que la gente entendiera que, por mucho que yo ame a los perros, lo que el mundo necesita es menos criaderos de cachorros, menos muerte, menos miseria... Todo está conectado.

Eres muy abierta sobre Donald Trump...

El problema con Trump es que representa a mi país, a más de 300 millones de personas, pero más de la mitad no estamos de acuerdo con lo que hace y dice. Hay mucha gente que asume que somos como él y eso es terrible. Él es una persona muy, muy mala. Estoy muy preocupada por mi país y muy aliviada de vivir en el hermoso México (ríe). Amo a los mexicanos y me siento avergonzada de lo que Trump ha dicho de México y los mexicanos, porque está cien por ciento equivocado. De verdad espero que lo saquemos este año.

¿Apoyas a Bernie o a Biden?

Apoyo a cualquiera que le gane a Trump. No me importa si es mi perro, votaría por él si le ganara a Trump... En este punto no importa, tenemos que sacar a este hombre horrible y loco del gobierno de nuestro país. Es un desastre.— Valentina Boeta Madera

Síguenos en Google Noticias

Estudio de la UNAM sobre la contaminación marina en Yucatán

Lunes negro en Yucatán: 3 nuevos casos de coronavirus y más actividades suspendidas