in

La yucateca Vania Pallares, entre las grandes voces femeninas del siglo XX

Captura de pantalla del concierto virtual de Vania Pallares y la bajista Ana Karen Rodríguez
Captura de pantalla del concierto virtual de Vania Pallares y la bajista Ana Karen Rodríguez

A Vania Pallares la escuchamos por primera vez en “El barbero de Sevilla” que presentó la Orquesta Sinfónica de Yucatán en 2009.

La soprano yucateca alternó entonces con Óscar de la Torre y Gabriela Thierry, dos de las mejores voces rossinianas que tiene México, y con el tenor José Adán en el papel de Fígaro, poseedor de una prodigiosa voz que lo ha convertido en una figura internacional.

Te puede interesar: Mujeres, un orgullo para México: cinco directoras de orquesta

Vania, diseñadora gráfica de profesión, que ya había formado parte de algún espectáculo de Le Cirque Du Soleil , nos sorprendió hace once años a todos con la interpretación del aria de Berta en esa óper.

Ahí mostró el nivel que adquirió en el Taller de Ópera de Yucatán que dirige la maestra María Eugenia Guerrero Rada, taller que constantemente dispone su abanico de educadas y entusiastas voces a varias de las óperas que monta la OSY.

Concierto virtual

Hace unos días volvimos a escuchar a Vania en el concierto “Soulas, a bajo y voz: Soul, jazz y algo más”, que incluyó una selección de covers con arreglos para el corte del concierto, en el que se hizo acompañar por la bajista Ana Karen Rodríguez.

El Palacio de la Música, desde donde se transmitía el concierto virtual, lució sus butacas vacías, bañadas por una luz violácea y pequeñas filas de luminarias a los lados.

Parecía el final de una fiesta en la que los reflectores siguen una solitaria pista de baile.

Debemos confesar que es la primera vez que escuchamos un concierto en línea (en el canal de YouTube de la Sedeculta) y a pesar de que las emociones pueden ser totalmente diferentes en una presentación en vivo, disfrutamos la melodiosa voz de Vania en cada interpretación y de una apasionada bajista.

Versatilidad

Para cantar temas de grandes voces femeninas del siglo XX, como Judy Garland, Julie Andrews, Nina Simone y Billie Holiday, hay que tener arrojo y cierto nivel interpretativo.

Y Vania lo tiene, lo supimos hace once años y lo confirmamos ahora, aunado a esa versatilidad de la caracteriza y que le permite abordar cualquier género musical.

El concierto fue corto (27 minutos, en lugar de la hora u hora y media que duraría un concierto en condiciones normales), apenas incluyó seis temas.

El primero fue “Kiss” de Prince, que abrió el concierto con la suficiente energía como para seguir la dinámica.

Temas del concierto

De “El mago de Oz” le escuchamos una versión de “Somewhere over the rainbow”, tema que hiciera famoso Judy Garland en esa película de 1939, cuando todavía era un ídolo juvenil y no la leyenda caída en desgracia de sus últimos años.

Areta Franklin siguió en la lista con “Baby I love you”. Le siguió “I Wish I Knew How It Would Feel to Be Free” (Ojalá supiera cómo se sentiría ser libre) de Nina Simone, temas a los que Vania le imprimió alegría, frescura y carácter.

De Lady May cantó “Billie’s blues”. De una voz descrita como “cariñosa, dulce, aunque desgastada, experimentada, triste y sofisticada”, que influiría a la postre en cantantes como Frank Sinatra y la misma Nina Simone, a Vania podrían atribuírsele el timbre dulce y cierta sofisticación que imprime a algunos de los cóvers que interpreta con dominio y soltura.

“My favorite things”, de otra película, “The sound of music” (“La novicia rebelde”), tal vez nuestro tema favorito del también musical, cerró el concierto con una interesante introducción del bajo y una versión alejada a la de Andrews, más contemporánea.

Algunas ventajas

Del formato digital del concierto tenemos que destacar algunas ventajas:

  • Si bien extrañamos los aplausos y la petición de otros temas, el hecho de que no fuera en vivo sino grabado nos permitió “pausar” para poder ir al baño sin perdernos ningún tema.
  • El concierto lo pudimos ver a la hora que mejor nos acomodó, ya que no era en vivo sino grabado.
  • Al ser un concierto grabado y gratuito, puedes escuchar los temas que más te gusten una y otra vez.
  • Los títulos de las canciones y sus autores aparecían en un banner, si bien la misma Vania los iba mencionando (pero tenerlo por escrito es mucho mejor, tomando en cuenta que la mayoría de estos conciertos en vivo carecen de programas de mano).
  • Puedes dejar tus comentarios sobre qué te pareció el concierto.
  • Puedes compartir la liga del concierto, para que otros también lo disfruten.

Simona Halep vence a Garbiñe Muguruza y pasa a la final del torneo de Roma