in ,

Las altas temperaturas te pueden dañar severamente

Yucatán está registrando altas temperaturas desde hace varios días (Foto de Megamedia)

Guadalajara (EFE).- La exposición prolongada a las altas temperaturas facilita enfermedades cardiovasculares, renales, hepáticas y trastornos mentales, advierten académicos de la Universidad de Guadalajara.

Miguel Ángel Buenrostro, del campus de Ciencias de la Salud de la universidad, explica que cuando una persona se expone a temperaturas de más de 36 grados el cuerpo elimina el calor corporal, que puede ir de síntomas simples a complejos.

La primera fase es conocida como “enfermedad de calor” o “golpe de calor” y es cuando la persona manifiesta sarpullidos, náuseas, cefalea intensa y mareo.

Síntomas y pérdida de conciencia

La segunda fase puede causar vómito y debilidad, en caso extremo puede haber pérdida de la conciencia, que requiere atención médica de urgencia.

Una deshidratación severa puede progresar si el paciente no toma medidas como ir a un lugar fresco y tomar abundantes líquidos, principalmente si pasa mucho tiempo bajo el Sol, explicó.

Buenrostro añade que el cuerpo produce una reacción inflamatoria de defensa que libera sustancias que aumentan la irrigación sanguínea y traen consigo reacciones para ayudar a bajar la temperatura interna, pero a la vez son perjudiciales.

“El calor es una agresión y el cuerpo lo toma como tal, activa un sistema de defensa que elimina el calor, pero muchas veces daña y afectar al corazón”, explicó el especialista.

Calor
Las altas temperaturas afectan a gran parte del país (Foto de Archivo)

La afectación tiene que ver con el aumento de la frecuencia cardíaca, la presión arterial, disminución en la eliminación del volumen urinario en el riñón, alteración en la función del hígado y dificultad para respirar.

Los niños, las personas de la tercera edad y quienes padecen enfermedades crónicas y siguen un tratamiento médico son más susceptibles a sufrir estas reacciones, aunque cualquier persona adulta puede presentarlas y requerir atención médica de emergencia.

Te puede interesar: El ojo seco, un problema poco estudiado en Yucatán

Arturo Curiel, del Instituto de Medio Ambiente y Comunidades Humanas de la universidad, explica que cuando el cuerpo sale de un cambio climático, que es de 31 o 31 grados centígrados, cambia el flujo sanguíneo, lo que podría causar mayor incidencia de infartos y accidentes cardio cerebrales.

Altas temperaturas
Las altas temperaturas propician que aumente el esfuerzo cardíaco (Foto de @sportlife)

“Cuando la temperatura externa es de 36 o 37 grados no hay capacidad de enfriamiento y el corazón tiene una sobre presión, las arterias cambian su capacidad de flujo sanguíneo y eso hace que aumente el esfuerzo cardiaco”, expresó.

La historia tras el “niño” que se casó en Acapulco

Hallan muerto en Ekmul a chofer desaparecido