in

Las bodas en Las Vegas continúan con restricciones

Una de las parejas que contrajo matrimonio en Las Vegas

Amarse en la salud y en la enfermedad

 

LAS VEGAS (AP).— Ahí estaban frente al altar: la novia, con su largo vestido blanco y su mascarilla con las letras “Mrs” (Señora), y el novio de traje negro, con su propio cubrebocas con la palabra “Mr” (Señor).

Vaughan Chambers y Alicia Funk se cubrieron la cara poco después de que intercambiaron juramentos y se besaron frente a un letrero iluminado con neón en una capilla de bodas de Las Vegas y posaron para fotos con el imitador de Elvis Presley que ofició su boda.

La pareja, oriunda de Chicago, había suspendido sus planes de casarse en marzo debido al coronavirus, pero cuando se percataron que las circunstancias iban para rato, decidieron llamar a sus familiares y amigos y seguir adelante con la ceremonia.

Fue a principios de mayo que le pusieron fecha e invitaron a sus seres queridos a Las Vegas —la autoproclamada “Capital Mundial de las Bodas”— pero eso sí: todos portando mascarillas.

“Es extraordinario celebrar algo alegre en medio de toda esta crisis”, comentó Funk.

Para las parejas que valientemente deciden casarse en las célebres capillas de Las Vegas, la tradicional promesa de amarse “en la salud y en la enfermedad” adquiere un significado más intenso en tiempos del coronavirus.

El novio y la novia tienen que lavarse las manos con desinfectante y tomarse la temperatura antes de iniciar la ceremonia. Son pocos los presentes y todos deben llevar cubrebocas y mantener distancia uno de otros. Los que no pueden asistir en persona pueden ver la ceremonia por “streaming”.

Incluso las bodas en sitios donde la pareja ni siquiera tiene que bajarse del auto se han vuelto más populares que nunca.

Funk y Chambers están entre más de 1,500 parejas que se han casado en Las Vegas desde que la oficina administrativa del condado reabrió el 27 de abril, luego de estar cerrada seis semanas debido a la pandemia del coronavirus.

“Son muy comunes las parejas típicas que vienen y se casan solas sin decirle a nadie”, relató Melody Williams, directora ejecutiva de la empresa de bodas Vegas Weddings. “Ya vendrán otros tiempos en que podrán tener su ceremonia en grande”.

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro