in

Las iglesias, sin afectaciones

A partir de hoy

La asistencia a los templos aún no llegaba ni al 50%

Hoy entran en vigor las nuevas restricciones sanitarias para contener la propagación del Covid-19 en Yucatán, entre ellas la reducción del 75% al 50% del aforo en los templos religiosos, medida que la Arquidiócesis de Yucatán respetará y adecuará sus protocolos para no rebasar los porcentajes.

El padre Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis, aclaró que ante las nuevas medidas “no hay tanto qué decir y no es algo que nos afecte directamente”.

No todas las iglesias habían llegado al 70% de su aforo, de hecho hay algunas iglesias que todavía estaban en 50%; “para tiempos fuertes como Navidad y Semana Santa sí se incrementó el número de fieles, pero ciertamente el número de fieles todavía no se ha recuperado en las iglesias”.

Recordó que el arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, animaba a las personas a asistir a la misa presencial, pero cuidando a las personas enfermas y mayores de 60 años, “pedía que ellos permanecieran en casa siguiendo las misas a través de los medios de comunicación”.

Incluso comentó que “cuando el aforo se amplió algunas personas dejaron de ir porque consideraban que era mucha gente y la gente mayor decía que regresaría cuando haya un mayor control de la pandemia”.

“En síntesis, no nos hemos recuperado del todo en cuanto a la pandemia, a pesar de que el señor arzobispo ha insistido que vayan a la misa presencial; además, no todas las iglesias llegaban al 50% de asistencia”.

Esta nueva medida “sin duda, la obedeceremos pero no es algo que afecte a todos directamente”, reiteró el vocero de la Arquidiócesis.

“De entrada nosotros respetamos todas las normas que ponga el Gobierno y en lo que corresponde a nosotros velamos por seguir estrictamente lo que nos corresponde porque alguno pudiera pensar que las medidas las hemos relajado pero no, seguimos las medidas y las respetamos estrictamente porque sabemos que desde hace unas semanas a la fecha han aumentado el número de los contagios y no solo porque lo digan las cifras, lo hemos visto entre la gente que hay muchos que se han contagiado, entonces nosotros mismos conscientes de esta situación ya han estado atentos a no bajar la guardia sino a mantener incluso si es necesario a reforzar”.

Incluso, algunas personas se enojan cuando en las iglesias se ponen estrictos al pedir que usen el cubrebocas y se sienten separados. “Aunque algunos se enojen y sea incomodo, hay que seguir con estas medidas y colaborar para que no aumenten los casos, tenemos que ayudar a que se contengan el número de contagios”.

Sin cancelaciones

El padre Martínez Ruz aclaró que las actividades programadas, como misas de bautizos, matrimonios y primeras comuniones, no serán canceladas sino que se adecuarán al aforo indicado.

En el caso de la ceremonia de ordenación episcopal de monseñor Fermín Sosa Rodríguez, a realizarse el sábado 19 en el convento de San Antonio de Padua de Izamal, sigue en pie conforme a las medidas sanitarias.

Comentó que la cantidad de asistentes contemplados no llegaba ni al 50% del aforo en el atrio de convento. “Nosotros estamos muy en diálogo con la autoridad civil, con protección civil incluso y ellos son los que van a estar determinando cuántas personas pueden participar”.

“De todas maneras el evento es privado, no es público, solo pueden ir los que reciban invitación”, recordó.

“No tenemos indicaciones de cambios en la logística, seguimos con lo que estamos y la misa se transmitirá por las redes sociales de la Arquidiócesis en vivo”.

Por último, mencionó que las transmisiones de las misas continúan por televisión y el Facebook de la Arquidiócesis de Yucatán.

Explicó que varias iglesias dejaron de transmitir las misas y otras redujeron sus transmisiones, “pero lo siguen haciendo porque muchas personas todavía no pueden salir”.— Claudia Sierra Medina

Autocríticas de morenista

Progreseño gana beca de EE.UU.