in ,

Las tecnologías en las familias

Las tecnologías de información y las redes sociales se deben utilizar de forma responsable

Yolanda Uicab Garrido y Herminio José Piña Valladares (*)

En Yucatán se llevó al cabo la Semana de la Familia del 1 al 8 de marzo pasados en las parroquias, los centros pastorales y las capillas.

Uno de los temas que desarrollo durante la programa fue “Las tecnologías de la información y la comunicación en las familias”.

Es una realidad que el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) puede crear bienestar o pueden afectar negativamente a la familia.

Hoy día con el uso de las tecnologías de la información y las redes sociales, los niños, niñas y jóvenes pasan demasiado tiempo viendo televisión, jugando videojuegos y conectados a internet, abusando en el uso de esas tecnologías y provocando menos interacción de éstos hacia su entorno familiar.

El problema puede afectar a cada uno de los miembros de la familia, por lo que siempre es necesario implementar reglas que estimulen el uso racional de las tecnologías y las redes sociales para así garantizar una mejor convivencia familiar.

Ante estas realidades debemos enumerar los beneficios y los riegos de las tecnologías de información y redes sociales.

Entre los beneficios podemos mencionar: Estar en contacto al instante con personas que se encuentran en otros estados o inclusive en diversos países, así como también tener una comunicación muy activa y versátil. También el estar informado al instante de acontecimientos que suceden y obtener información importante al momento.

Entre los riesgos figuran: El proporcionar información personal, abrir los sitios para que cualquiera los pueda observar, subir fotografías y hacerse amigos de personas que no se conocen. Se debe tener cuidado en virtud de que en el momento en el que el internet interfiriera en las actividades diarias, escolares o laborales de un modo significativo se puede considerar un riesgo.

También se deben de tener varias precauciones, sobre todo en el uso excesivo del número de horas que pasan conectados y no se debe de intimidar ni ilusionarse para tener un acercamiento sentimental o amoroso. Es recomendable no compartir datos personales y mucho menos confidenciales que puedan ser utilizados.

De la educación de los niños, niñas y adolescentes los padres somos los primeros responsables, seguidos de los profesores, por lo que se debe examinar los benéficos y riesgos de las tecnologías de información y las redes sociales para darles el justo valor utilizándolos de forma responsable, sin afectar las actividades, relaciones familiares y sociales.

Abogado y asesor jurídico, hjpvdirector@hotmail.com Herminio José Piña Valladares

 

Síguenos en Google Noticias

Chocan trenes del del Metro CDMX estación Tacubaya (Vídeo)