in

Le gustaría ver más mujeres hispanas científicas

Foto: Megamedia

Ir al espacio fue punto de quiebre para Ellen Ochoa

CIUDAD DE MÉXICO (AP).— La astronauta Ellen Ochoa quiere ver una mayor diversidad en la ciencia porque, asegura, esto lleva a más innovación.

“No solo tienen que ser astronautas”, dice. “Puede ser en la ciencia en general y la ingeniería. Definitivamente me gustaría que los estudiantes supieran de estas carreras y pensaran: ‘Quizá es algo que me pueda interesar’”.

Ochoa es la primera mujer hispana en viajar al espacio, en 1993, y fue directora del Centro Espacial Johnson de la NASA en la década de 2010. Ahora es retratada en un capítulo de la serie “True Colors” del servicio de streaming Peacock.

La serie está dedicada a ocho hispanos prominentes, entre los cuales se incluyen la influencer Lele Pons, el actor John Leguizamo, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez y el actor y presentador Mario López.

“Me agradó que, cuando Peacock de NBC decidió elegir a ocho personas, escogiera a alguien del campo de las ciencias y la ingeniería porque es muy fácil elegir a estrellas de las artes y el deporte y quizá personas cuyos nombres son más conocidos, pero creo que es muy importante escuchar de otras carreras”, afirma la astronauta.

Ellen, cuyos abuelos paternos eran de Sonora, cuenta que de niña no soñaba con ser astronauta y no lo hizo sino mucho después, cuando cursaba el posgrado. “Y claro, parte del motivo era que no había mujeres astronautas y no había astronautas de minorías”.

Después de ella, solo otra hispana ha repetido la hazaña: Serena Aunon-Chancellor, con familia de origen cubano. Ahora Ochoa es una activista de la diversidad y la representación hispana en la ciencia.

¿Qué le diría a los estudiantes hispanos y en general que tienen la idea que ser astronauta o estudiar ciencias es posible solo para la gente con mucho dinero?

Tuve la fortuna de que nuestra universidad local era en ese entonces una universidad estatal, la Universidad Estatal de San Diego (San Diego State). Ni siquiera cobraba colegiatura, pude conseguir una pequeña beca para cubrir los costos y vivía en casa. Cuando me fui a hacer un posgrado a la Universidad en Stanford pude conseguir primero una beca de investigación a través de la facultad de ingeniería, y luego fui asistente de investigación del profesor que fue mi asesor de doctorado. A veces le digo a los estudiantes que pasé 10 años en la universidad sin pagar colegiaturas, así que sí te beneficia averiguar y saber dónde puedes conseguir el apoyo disponible para ti.

2020 ha sido un año complicado, pero también se han visto muchos descubrimientos en la ciencia espacial. ¿Cuáles destacaría?

Están ocurriendo muchas cosas en el espacio, tanto en los vuelos tripulados como en la ciencia espacial. El mes pasado la nave Osiris-Rex se posó brevemente sobre un asteroide llamado Bennu y tomó una muestra que regresará a la Tierra a principios de marzo. No aterrizará hasta 2023. Fui directora del Centro Espacial Johnson y esa muestra regresará al centro porque tenemos las instalaciones apropiadas para eso. Ver cómo se tomó esa muestra fue muy emocionante.

¿Qué cambió después de ir al espacio? ¿Cambian mucho las cosas?

Definitivamente ves la Tierra diferente porque estás orbitando a una velocidad de 28,163 kilómetros por hora; eso significa que le damos la vuelta completa a la Tierra cada hora y media y con esa vista no ves o piensas que son comunidades muy diferentes, continentes muy diferentes, porque realmente lo ves como todo un sistema. En dos de mis vuelos estudiamos la atmósfera de la Tierra, y cuando ves el perfil del planeta y ves que la atmósfera es una capa muy delgada sobre la Tierra te das cuenta de que la ayuda de esa capa es crucial para la vida en la Tierra, así que todas estas cosas te hacen ver lo que le hacemos al medio ambiente de una manera muy diferente. Te hace preguntarte por qué como seres humanos necesitamos crear todos estos conceptos artificiales y barreras.

¿Qué opina de los viajes comerciales al espacio?

Creo que es muy emocionante que mucha más gente pueda tener la oportunidad de ir al espacio. En un principio serán vuelos suborbitales y probablemente cortos, pero aun así tendrán una vista increíble de la Tierra y una experiencia realmente inolvidable. Más adelante ojalá que la gente también pueda tener la oportunidad de orbitar la Tierra. Creo que ésa siempre fue la idea, era cuestión de tiempo y de lo que necesitábamos para que hubiera empresas capaces de proporcionar la experiencia. Y la NASA realmente ha tratado de conceder toda esta nueva economía espacial, particularmente cuando piensas en vuelos espaciales tripulados para tener una variedad mucho más amplia de empresas involucradas de una manera u otra.

Financiarían una vacuna