in

Chanel, Lacoste y Vuitton cierran Semana de la Moda de París

Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste
Lo mejor de la Semana de la Moda en París: Chanel, Louis Vuitton, Lacoste

PARÍS.— Durante 20 minutos, Chanel viajó al pasado para revivir los desfiles de los años 90 en París, cuando las modelos eran adoradas desde una pasarela elevada a cuyos pies se agolpaban los fotógrafos. Un espectáculo a juego con la colección, llena de lentejuelas, bañadores, bikinis y minifaldas de colores.

Chanel tuvo que cambiar su escenario habitual por las obras de restauración del Grand Palais, el famoso edificio de techo acristalado que abre la avenida de los Campos Elíseos, y mientras tanto instaló sus desfiles en un palacio efímero junto a la Torre Eiffel.

Ahí, con mucho secretismo, recreó un espacio oscuro en torno a una pasarela dorada rodeada de un amplio número de invitados y decenas de fotógrafos.

Buena manera de culminar esta Semana de la Moda, que llegó a su fin ayer tras nueve días de desfiles y presentaciones de las colecciones primavera-verano 2022, en la que quedó claro que para la industria el coronavirus es historia. Al menos de momento.

Sobre la pasarela, se vieron las ganas de retomar la normalidad, el dinamismo, los días de colores y de sonrisas —que no quedan escondidas tras las mascarillas—, que se traspusieron en minifaldas con aperturas hasta la cadera y vestidos estampados y vaporosos.

Abrió la colección un bañador blanco escotado sobre una camiseta de punto negra y cargado de largas cadenas como collares, combinado con las bailarinas bicolores de la casa, también en blanco y negro.

No fue el único diseño que parecía preparado para las tardes de cóctel en torno a la piscina: los tops de los bikinis se repitieron combinados con pantalones cortos tipo “culotte”, con faldas largas abotonadas o minivestidos translúcidos.

El punto se convirtió en el rey de la colección, en minivestidos estampados con el logo de la firma, chaquetas rectas en un “tweed” muy fluido, vestiditos y pantalones cortos de lentejuela y amplias americanas a modo de vestido.

También sirvió para tejer varios estilismos veraniegos, como un suéter ancho combinado con una minifalda totalmente tejida con dibujos de ochos en los extremos en tonos rosa palo.

Reinaron el violeta y el rosa chicle, dos de los colores de la próxima temporada, según dicta la pasarela parisina, así como el binomio estrella de la marca: el blanco y el negro.

Ellos sirvieron para decorar las prendas más minimalistas, que marcan la silueta con la ayuda de las líneas negras y añaden un punto gráfico, pero también para colorear varios “total looks” en negro, como monos de pantalón largo y sin manga en piel y vestidos en vinilo con cortes asimétricos en torno a la cintura.

Al final de la pasarela, decorada con una fotografía en blanco y negro y un cartel de Chanel en letras doradas, el dúo holandés Inez & Vinoodh, que tomó el testigo de las imágenes oficiales de la “maison” tras la muerte en 2019 del diseñador Karl Lagerfeld, fotografiaba cada estilismo en un podio reservado para ellos.

La sucesora de Lagerfeld al frente de la marca, Virginie Viard, quien fuera su mano derecha durante casi tres décadas, aportó un tono más fresco a la casa aunque un tanto menos espectacular, sobre todo por sus montajes.

Lagerfeld dedicó los últimos 15 años a recrear escenarios fantásticos, como una Torre Eiffel a escala en el interior del Grand Palais, una nave especial, una playa o una estación de esquí.

Finalmente, la elección de Virginie ayer pareció una forma de pulsar el botón de reinicio, volviendo a los desfiles de finales de los años 80 y 90, cuando las modelos se permitían el lujo de sonreír e interactuar con los invitados. Una muestra de alegría y naturalidad bastante escasa en esta industria.

Louis Vuitton con música electrónica

Más tarde, Louis Vuitton, que organizó su desfile en las galerías del Palacio del Louvre, al ritmo de una música electrónica con melodías barrocas puso sobre el escenario una nueva versión de las crinolinas: un armazón geométrico en faldas, chaquetas y vestidos para dar una forma ahuecada, similar al antiguo guardainfante.

Fue como un baile de máscaras, con exageradas gafas de fantasía, chaquetas de terciopelo, vestidos de encajes, pantalones de satén y larguísimas capas, aunque en términos generales fue una línea un tanto oscura para tratarse de una colección primavera-verano 2022.

El diseñador de la firma, Nicolas Ghesquière, es conocido por sus siluetas triangulares, con hombros marcados y pantalones tipo cigarrillo o sus minifaldas rígidas con corte sesentero. Esta vez, el francés invirtió la silueta, poniendo las caderas en el centro del estilismo, para mayor dramatismo.

En los zapatos, recurrió a las plataformas, aunque se trató de una bota abierta en la puntera, forrada en satén con estampados de lunares o en negro.

Vuitton transformó una de las galerías en la sala de los espejos de Versalles, llenando con ellos las paredes y colgando del techo lámparas de cristal.

Entre los invitados hubo más de una decena de celebridades, como las actrices Ana de Armas, Isabelle Huppert, Jennifer Connelly y Chiara Mastroiani, entre otras, lo que explicó que miles de fans bloquearan las entradas del recinto para tratar de conseguir una foto de sus estrellas preferidas, influencers o prácticamente cualquiera que estuviera al alcance de un buen “selfie”.

“¡Nunca he visto a tanta gente! ¿A quién estás esperando?”, preguntaba un invitado al público que se amontonaba. Una de esas cientos de personas le respondió eufórica mientras sostenía el teléfono en alto: “¡No lo sé!”. Lo importante era estar ahí.

Lacoste transmite relajación

Pero nueve días desfiles pueden resultar agotadores, por lo que muchos aprovecharon la invitación de Lacoste para acudir con sus mejores galas... en chándal (conjunto deportivo de chaqueta o sudadera y pantalón largo a juego).

Es importante saber qué vestimenta requiere cada ocasión, y afortunadamente la marca creada por el tenista René Lacoste en los años 1930 es apta para deportivas y sudadera.

Su actual diseñadora, la británica Louise Trotter, transformó la plaza del Palais de Tokyo en una pista de tenis donde presentó una colección más atrevida que en sus primeras líneas.

El uniforme deportivo se repitió, con polos y minifaldas de tenista como no podía ser de otra manera, pero con numerosos códigos urbanos, como pantalones cargo en un tejido traslúcido y un tanto plasticoso, impermeables extragrandes o camisetas y bermudas de baloncesto.

Louise jugó con las siluetas y las capas y superpuso las camisetas a los polos, alargó las faldas tableadas y añadió detalles divertidos, como cangureras con cuerdas de colores y chanclas de playa con calcetines, un zapato que lo mismo vale para un confinamiento que para lucirse en la pasarela de París.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Escrito por Agencia EFE

La Agencia EFE es una empresa informativa multimedia con una red de periodistas mundial, donde más de 1100 profesionales de 60 nacionalidades trabajan 24 horas al día desde más de 180 ciudades de 120 países y con cinco mesas de edición, distribuidas en Madrid, Bogotá, El Cairo (árabe), São Paulo (portugués) y Bangkok, para ofrecer sus productos a clientes en los cinco continentes.

''El Juego del Calamar'' abre tienda en París y se arma el zafarrancho (vídeo)

Alboroto por la detención de un comisario de Popolnah