in

Los dinosaurios herbívoros migraron más tarde

La réplica del vegetariano plateosaurus en un museo de Stuttgart

Se atrasaron por el clima

WASHINGTON (AP).— Los dinosaurios herbívoros probablemente llegaron al hemisferio norte millones de años después que sus primos carnívoros, un retraso posiblemente debido al cambio climático, según un estudio.

Un nuevo método para calcular la edad de los fósiles de dinosaurios hallados en Groenlandia indica que los herbívoros, llamados sauropodomorfos, tenían unos 215 millones de años de antigüedad, de acuerdo con el trabajo publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences”.

Anteriormente se creía que los fósiles tenían unos 228 millones de años.

La información cambia la manera de pensar de los científicos sobre la migración de los dinosaurios.

Los primeros dinosaurios se habrían desarrollado en lo que hoy es Sudamérica, hace unos 230 millones de años. Posteriormente se dirigieron al Norte y se expandieron por todo el planeta. El nuevo estudio sugiere que no todos los dinosaurios pudieron migrar al mismo tiempo.

Hasta ahora los expertos no han encontrado en el hemisferio norte un solo ejemplar de la familia de herbívoros que tenga más de 215 millones de años. Entre esas especies figura el plateosaurus, bípedo vegetariano de siete metros de altura que pesaba cuatro toneladas.

Sin embargo, había dinosaurios carnívoros en todo el mundo hace al menos 220 millones de años, asegura Randy Irmis, paleontólogo de la Universidad de Utah.

Los herbívoros “llegaron tarde al hemisferio norte”, dice el autor principal del reporte, Dennis Kent, de la Universidad Columbia. “¿Por qué tardaron tanto?”.

Kent descubrió lo que posiblemente sucedió al investigar el clima de esa época. En el período triásico, hace 230 millones de años, los niveles de dióxido de carbono eran 10 veces más altos que en la actualidad. Era un mundo más caliente, sin capas de hielo en los polos y con largas extensiones desérticas al norte y sur del ecuador.

Esas regiones eran tan áridas que no había suficiente vegetación para que los sauropodomorfos sobrevivieran en el trayecto, pero sí suficientes insectos para alimentar a los carnívoros.

Hace unos 215 millones de años, los niveles de dióxido de carbono se redujeron a la mitad y eso permitió que los desiertos tuvieran un poco más de vegetación, por lo que los sauropodomorfos pudieron migrar finalmente.

Aunque el estudio tiene sentido, hay una posible falla, de acuerdo con Paul Sereno, experto en dinosaurios de la Universidad de Chicago. El hecho de que no se hayan encontrado fósiles de herbívoros de más de 215 millones de años en el hemisferio norte no significa que no hubiera sauropodomorfos. Es posible que simplemente los fósiles no hayan sobrevivido, advierte.

Covid y violencia, combinación fatal en Ciudad Juárez

La Universidad Vizcaya campus Mérida ofrece licenciaturas sabatinas