in

Los guía el Sagrado Corazón

Desfile de banderas de la Amasc que precedió a la misa en Catedral. Al frente

Inauguran el XVI Congreso de la Amasc en Mérida

En un ambiente fraterno, de recuerdos y de familia, ayer se inauguró el XVI Congreso Mundial de la Asociación Mundial de Antiguos alumnos y exalumnos del Sagrado Corazón (Amasc), en el hotel Fiesta Americana de esta ciudad, con la participación de 300 personas de 27 países, como hemos informado.

La religiosa María de Lourdes Velázquez Luis Juan, superiora provincial de México, de la congregación del Sagrado Corazón de Jesús, invitó a las participantes a ser artífices de la solidaridad y ser constructoras de una cultura de paz que necesita el mundo, en la ceremonia de inauguración que se realizó en la mañana.

“Hemos recorrido miles de kilómetros para reunirnos y celebrar juntas con memoria agradecida el paso de (santa Magdalena) Sofía (Barat), entre nosotras, un regalo y un don que hemos recibido a través de tantas religiosas y mujeres comprometidas que han sido parte de nuestra experiencia educativa”.

“Estamos celebrando también el bicentenario de la llegada de Filipina Duchesne y su comunidad a América, mujeres de fe, capaces de dejar todo por un sueño compartido y que han hecho posible que coincidamos”.

“Hemos llegado aquí no sólo para recordar y narrar nuestras historias, sino renovar y cultivar nuestras raíces, nuestra identidad y pertenencia a la familia del Sagrado Corazón. Nos acercaremos a las llamadas del Capítulo 2016, que son la respuesta que como sociedad queremos dar a las realidades de hoy”.

“Deseo que estos días en Mérida sea una experiencia en la que crucemos nuestras propias fronteras y agradezcamos la riqueza de nuestra diversidad de culturas, de lenguas, de visiones y cosmovisiones”.

“Que la invitación a hacer silencio nos lleve a lo más profundo de nuestro corazón, para descubrir lo esencial de nuestra vida y que juntas, como un solo cuerpo, como una sola familia, seamos artífices de la solidaridad y constructoras de una cultura de paz que tanto necesita nuestro mundo”.

“Esta es la herencia de Sofía que estamos celebrando en este XVI Congreso de la AMASC, con la certeza de que ella nos acompaña y nos sigue invitando a ser mujeres de corazón que viven a fondo su compromiso cristiano”.El programa de inauguración incluyó un mensaje de María Antonia Gutiérrez Hermosillo, presidenta nacional de ExaSAC México, y declaratoria de apertura de Marisa Moreno de Malcher, presidenta de la Amasc.

La presidenta nacional dijo que la presencia y participación de cada una es muy importante para que este congreso deje un profundo compromiso de vida, de acuerdo a la herencia que Sofía les dejo, ya que uniendo su trabajo, lograrán que se cumpla su sueño: que cada vez más personas conozcan el corazón de Jesús, vivan su amor.

La presidenta de AMASC dijo que están aquí porque “queremos celebrar este compromiso que hemos tenidos desde que recibimos esta espiritualidad y estos valores, en los colegios que nos educaron”.

“Tantos países, tantas lenguas y un solo corazón”.

Marisa Moreno dijo que viven para manifestar el amor del corazón de Jesús.

Es su herencia y quieren vivirla diariamente, subrayó.

La jornada continuó, con la conferencia “Seguir a Filipina Duchense, a nuevas fronteras”, a cargo de la religiosa Carolyn Osiek, activista provincial del Sagrado Corazón para Estados Unidos y Canadá.

En la ceremonia estuvieron María Elena Torrado de Domínguez, tesorera de la asociación mundial; Carolina Cárdenas Sosa, directora de Turismo y promoción del Ayuntamiento de Mérida, y Vielka Rodríguez, en representación de Saúl Ancona Salazar, secretario de fomento turístico.

El congreso, que se realiza cada cuatro años, incluirá conferencias y mesas redondas, entre otras actividades, que se realizarán en tres idiomas: español, inglés y francés.

Santa Magdalena Sofía Barat fundó la congregación del Sagrado Corazón, en 1800, en Francia.

El programa tiene el objetivo de reunir a los exalumnos de los colegios y fijar una meta de ayuda a la congregación del Sagrado Corazón de Jesús, que los formó en esas instituciones educativas.

La delegación participante más numerosa es México, con 114 integrantes.

De las extranjeras, Japón es la más grande, pues llegó con 30 representantes. Las comunidades del Líbano y Corea son representadas por una persona; Egipto y Uganda toman parte con 3 y 4 asistentes, respectivamente, entre otros países.

El programa del congreso concluirá mañana.— Claudia Sierra Medina

 

La portada del día

Anomalías en gastos