in

Lo educan para que no haya más incidentes

Major Biden en plena carrera

Major Biden debe aprender a vivir en Washington

WASHINGTON (AP).— Major, uno de los perros del presidente Joe Biden y su esposa, la doctora Jill, recibe ayuda profesional para adaptarse a la Casa Blanca luego de un par de incidentes ocurridos en marzo.

De acuerdo con un funcionario de la Casa Blanca, el entrenamiento para el pastor alemán de tres años de edad se lleva al cabo en un sitio externo, no en la residencia del mandatario, aunque sí es en el área metropolitana de Washington.

Michael LaRosa, portavoz de la doctora Biden, señala que está previsto que el entrenamiento dure unas cuantas semanas.

Los Biden tienen otro pastor alemán, Champ, de 12 años, que vive asimismo en la Casa Blanca. Pero es el can más joven el que ha sido el motivo de incidentes desde que ambos se mudaron en enero a la residencia.

En marzo la Casa Blanca confirmó que Major había mordido a alguien durante un paseo. Poco antes de ese incidente, el perro causó lo que la residencia presidencial dijo que era una herida leve a un empleado del Servicio Secreto.

Ambos perros estuvieron por un tiempo de regreso en la casa familiar en Delaware a raíz del primer incidente. La Casa Blanca señaló que eso se debía a que la primera dama estaría viajando durante unos días, pero el presidente reveló que Major recibía entrenamiento.

En el reciente Día Nacional de la Mascota, Jill Biden tuiteó unas fotografías en la que aparecen los perros y las acompañó con la expresión: “¡Amo a estos dos!”.

PAN pide superar ''nefasto episodio''

Cartón de Tony: Deliberada mente