in

Maridaje del vino con cerdo

Foto: Megamedia

José Carlos Palacios (*)

Estamos en pleno mes de enero, con estos ligeros cambios de la temperatura, la famosa “heladez”.

Respecto el tema de las combinaciones o maridajes, me llama la atención un correo que muy amablemente me envió una lectora del Diario, que dice: “Mire, las mujeres modernas casi no cocinamos, pero nos gusta comer con una buena copa de vino, y quiero saber cómo acompañar platillos que contengan cerdo y que se lleven bien con los vinos”.

Casualmente, estaba en mi mente una rica parrillada con cerdo cuando me puse a redactar este artículo; así que ¡manos a la obra! y veamos cómo maridar el cerdo en diferentes presentaciones o guisos, para el deleite de nuestros comensales.

La idea de buscar un vino que equilibre el sabor de la carne de cerdo se ha vuelto un rito importante, ya que un vino no deseado podría arruinar el platillo mejor preparado o recién comprado para esa comida o cena especial.

Uno de los vinos que ampliamente recomiendo es un tinto, variedad de uva merlot, es de color negro azulado y sabor dulzón, tiene unos aromas a frutos rojos, flores y especias, tiene baja acidez y es perfecto para acompañar ese cerdo a la parrilla, ya que por tener caracteres frescos, contrasta bien con los cortes adobados o marinados.

Otro que ingresa en la lista de los preferidos es el tinto Cabernet Sauvignon que por su sequedad y un cuerpo medio es ideal para realzar un costillar de cerdo.

Ahora bien, si nos remitimos a los guisos que se consumen en la Península para esta “heladez”, por ejemplo el potaje con todos los condimentos que lleva, les recomiendo un vino tinto variedad de uva Carmenere, con caracteres más dulzones y aterciopelado en boca.

Si son propensos a comer chile habanero, tengan cuidado de que el vino no se les haga más potente en boca, ya que la pirazina —una sustancias del chile— hace que la comida sepa diferente.

La mezcla de vinos con picantes no es buena al paladar, y por ende, el vino siempre lleva las de perder.

Hay que dejar algo bien en claro: las comidas picantes y los vinos no son la pareja perfecta, cuanto mas se ensañe la gente en meterle mas picante a la comida, más fuerte será el rechazo en el paladar del vino.

Los chiles y en especial el habanero no pueden combinar con ningún tipo de vino, esto es algo comprobable y si desean hacer la prueba, muerdan un chile habanero y tomen un sorbo de vino, a ver qué les resulta.

Si quiere cenar algo de pierna de cerdo fría y acompañarla con algún vino diferente, les invito a que lo degusten con uno blanco alemán variedad riesling, los detectará muy fáciles en el supermercado o la tienda de vinos, ya que sus botellas por lo general son de color azul; este vino tiene aromas a flores y de sabores más afrutados y dulzones, propios de su madurez.

Hay muy buenas combinaciones de variedades de uva con cerdo, debido a su versatilidad y en todas las preparaciones posibles.

Sommelier.

 

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

exatlón eliminado 14 de enero

Exatlón México: ¿Quién es el eliminado hoy 14 de enero de 2022?

Buena venta de ganado en Tizimín