in ,

Martín Moreno se lanza contra AMLO

Francisco Martín Moreno durante la entrevista con el Diario

Dice que la cuarta transformación “es un embuste”

“Escribí esta novela porque lo que más deseo para el país es que lleguemos al nivel de ingresos de Corea del Sur, que en 1960 tenía un ingreso más bajo que México”, señala Francisco Martín Moreno.

La novela a la que el escritor se refiere es “Ladrón de esperanza”, la primera de una trilogía política-periodística escrita en tiempo presente y que presentó ayer en la Filey.

En entrevista con el Diario, el escritor explica que tituló su novela “Ladrón de esperanza” porque lo que alguien no puede hacer es quitarle la esperanza a las personas, que es lo único que tienen o les queda.

La novela abarca de los hechos ocurridos el 1 de julio, cuando ganó López Obrador, al 15 de diciembre del año pasado. “Lo que quiero es explicar cómo López Obrador ha venido traicionando sus promesas de campaña: por ejemplo, dice que meterá a la cárcel a la mafia del poder y van a faltar celdas para encarcelar a todos los políticos corruptos”.

Sin embargo, eso no sucede en la novela pues Antonio M. Lugo Olea (AMLO) firma un pacto con Ernesto Pasos Narro para que el PRI le facilite el camino a la presidencia de la república siempre y cuando se comprometa a no meter a la cárcel ni al presidente ni a los secretarios de estado ni a los gobernadores.

No hay duda de que Antonio Lugo Olea y Ernesto Pasos Narro son la representación de Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto, pero Martín Moreno desiste a usar los nombres reales, pues dice que es un libro de ficción política. “Yo no puedo demostrar el pacto de impunidad porque no hay un contrato, los testigos no van a hablar, entonces recurres al periodismo de ficción”.

No obstante, dice, tuvo que investigar, y descubrió que de 32 delegaciones del PRI en el país, se inmovilizó a 22. “A esas 22 delegaciones no les dieron presupuesto ni para una cachucha, las inmovilizaron para garantizar el éxito de López Obrador. Antonio M. Lugo Olea no habla mal de EPN, hablará mal de Zedillo, de Salinas, de Fox y Calderón, no de EPN”.

Acerca de qué tanto es ficción y qué tanto es real en la novela, Francisco Martín Moreno señala que una y otra tienen mucho contacto.

Destacó que hay que copiar, sin pudor, a países como Corea del Sur, que tiene un ingreso percápita superior a México. “No hay que inventar, no hay que regalar dinero. ¿Por qué no copiamos lo que funciona y dejamos de copiar lo que no? dejemos de copiar a Venezuela, Cuba o Nicaragua… Uno no puede gobernar con recetas sacadas del bote de la basura”.— Iván Canul Ek

Mala estrategia

Martín Moreno recalca que la llamada cuarta transformación es un embuste. “Está muy claro que gobernar es crear empleos, (pero) si yo te doy $3,000 porque estás discapacitado, y en tu casa también hay una madre soltera, un par de ancianos, un nini y un becario, te voy a dar $15,000, sin trabajar. Y esto en Venezuela lo hacía Chávez cuando el barril estaba a 120 dólares, de repente el barril bajó y se quedaron sin dinero”.

Ejecutan a cinco personas en Caborca, Sonora

Cartón de Tony: Lavadero de enjuagues