in

“Me encanta crear”; Jane Wiedlin lleva una vida tranquila en Mérida

Que Jane Wiedlin ama a México es algo que se deduce con solo ver la decoración de su casa. Cartas de la lotería ornamentan las gavetas de la cocina, un alebrije (¿un perro?, ¿un gato?, en casa todavía lo discuten) vigila desde un librero, y una iguana toma un baño de sombra en el tronco en el que está tallada en relieve.

Aun así, la artista lo expresa también con palabras:

“Toda mi vida he amado a México. Crecí en California, mi familia venía en verano a la costa oeste”.

Entrevista a Jane Wiedlin, guitarrista de The Go-Go’s que ahora vive en Mérida. Foto de Adriana Carrillo Alemán
Entrevista a Jane Wiedlin, guitarrista de The Go-Go’s que ahora vive en Mérida. Foto de Adriana Carrillo Alemán
Entrevista a Jane Wiedlin, guitarrista de The Go-Go’s que ahora vive en Mérida. Foto de Adriana Carrillo Alemán
Entrevista a Jane Wiedlin, guitarrista de The Go-Go’s que ahora vive en Mérida. La cocina está decorada con pinturas realizadas por Mónica de Hocabá. Foto de Adriana Carrillo Alemán
Entrevista a Jane Wiedlin, guitarrista de The Go-Go’s que ahora vive en Mérida. Foto de Adriana Carrillo Alemán
Entrevista a Jane Wiedlin, guitarrista de The Go-Go’s que ahora vive en Mérida. Foto de Adriana Carrillo Alemán

Una vida tranquila en Mérida

Hace cuatro años conoció el litoral atlántico del país durante un viaje a Cancún. En ese momento “soñé con vivir algún día” en este lado de la República. El sueño se hizo verdad cuando a principios de 2019 ella y su novio se establecieron en una residencia del centro de Mérida(Mónica de Hocabá decoró las gavetas de su cocina), después de decidir mudarse “a un lugar tropical y hermoso”.

En esta ciudad la cantante, guitarrista y compositora de temas como “Blue Kiss”, “Rush Hour” y “The Good Wife” lleva una vida tranquila, de paseos con sus mascotas y asistencia a eventos culturales, que rompe para cumplir compromisos con sus bandas Elettrodomestico (junto a Pietro Straccia) y The Go-Go’s.

El grupo del que Jane forma parte con Charlotte Caffey, Gina Schock, Belinda Carlisle y Kathy Valentine tuvo su momento de mayor actividad en la primera mitad de la década de 1980, cuando hizo historia al ser el primero integrado por mujeres que componían y tocaban sus propios temas en triunfar en las listas de popularidad.

The Go-Go’s se disolvió en 1985, pero su reencuentro en 1990 abrió una nueva etapa de presentaciones que, aunque menos frecuentes que antes, continúan hasta ahora.

Gira en Estados Unidos

En enero pasado el quinteto se dio cita en el Festival de Cine de Sundance para acompañar el estreno del documental que sobre la banda dirigió Alison Ellwood, y en junio y julio próximos dará 14 conciertos en Estados Unidos.

El atractivo de las actividades culturales que se realizan en el centro meridano convenció a Jane de instalarse en uno de los barrios de la zona. “Siempre hay algo por hacer”, declara al Diario. “Cada noche puedes salir y encontrar algo emocionante. Amamos los restaurantes increíbles de aquí, nos encanta que podemos ir caminando casi a cualquier lado”.

¿Has tenido contacto con la comunidad de artistas locales?

Hemos conocido a muchos artistas desde que nos mudamos. Mi novio es pintor y yo, desde luego, música, así que estamos muy activos en las artes. Vamos a tantas inauguraciones de galerías como podemos; fuimos al Mérida Fest, fue increíble... Nos hemos vuelto amigos de muchos artistas y hemos empezado a coleccionar obras de artistas locales.

¿Qué piensas de la música mexicana, yucateca?

Me gusta mucho escuchar música de una cultura diferente, abre la mente, y también me gustan los bailes típicos. Son hermosos de ver.

Tienes una carrera propia, pero uno de los proyectos por los que eres más conocida es The Go-Go’s. ¿Cuál es la mejor parte de ser integrante de la banda?

The Go-Go’s ha estado junta 42 años. La mejor parte para mí es que aún estamos saludables, activas y haciendo música, y hemos inspirado a muchas mujeres músicas.

La banda fue parte de un nuevo movimiento musical en la década de los 80: un nuevo sonido, el nacimiento del videoclip... ¿Cómo fue eso?

Una de las razones por las que la banda fue exitosa fue porque en los 70 mucha de la música se volvió complicada y sobreproducida. Nuestro primer disco (“Beauty and the Beat”) era una música simple, divertida; no gastamos mucho dinero en él. Éramos serias sobre el hecho de crear arte, pero no sobre nosotras mismas, y eso fue una bocanada de aire fresco para el público. Coincidentemente, al mismo tiempo que salió nuestro primer álbum comenzó MTV, el primer canal estadounidense en pasar solo vídeos musicales, algo muy nuevo. Tuvimos la suerte de ser uno de los primeros artistas en proyectarse en el canal y eso fue instrumental en nuestro éxito.

Una banda solo de mujeres. ¿Cuál fue la reacción de sus colegas varones? ¿Las respetaban como artistas?

Tuvimos más respeto de otros músicos que de la industria. Nos tomó mucho tiempo lograr contrato para un disco y nos llevó más que reconocieran que éramos alguien a tener en cuenta. Las compañías de discos nos decían que nunca tendríamos éxito porque éramos todas chicas. Simplemente no nos rendimos, lo seguimos intentando hasta que ocurrió.

¿Fue difícil encontrar tu propio camino en la música después de que dejaste a The Go-Go’s?

Oh, sí; fue muy difícil. Dejé a la banda en 1985, luego de siete años, y lancé una carrera como solista, con la que no tuve mucho éxito pero aprendí muchísimo. Cinco años después toda la banda decidió reencontrarse. Básicamente seguimos juntas desde 1990, lo que es más tiempo del que lo estuvimos en un inicio. Vengo de una familia grande y estoy acostumbrada a tener el sistema de apoyo de un equipo, así que para mí estar en una banda es más fácil, más cómodo, más divertido que tratar de hacerlo todo sola.

Tienes una voz muy dulce pero tus letras son muy duras. ¿Esa combinación es intencional?

No sé si sea intencional, pero es real; siempre hay una combinación de fuerte y suave, porque no solo somos mujeres, somos humanos. No solo somos chicas dulces, sino que tenemos opiniones, somos inteligentes, tocamos música rock... Me gusta esa mezcla. No necesito ser dura, pero por otro lado no tolero insensatos.

¿Vivir en Mérida ha cambiado la fuente de inspiración de tu trabajo?

Lo principal que ha cambiado ha sido yo misma. Soy menos impaciente, más calmada, no permito que las cosas me molesten tanto como antes. Sé que no solo se debe a Mérida, una parte de ello se debe simplemente a hacerse mayor, pero pienso que Mérida también está contribuyendo. Es agotador alterarse todo el tiempo, no es la manera como debes vivir; me gusta convertirme en una persona más relajada (ríe).

¿Planeas actuar en México, tal vez en Mérida?

Me encantaría. The Go-Go’s ya no actúa mucho en vivo y estamos (sus integrantes) por todos lados: yo en México, Belinda en Tailandia, Charlotte en Los Ángeles, Kathy en Texas y Gina en San Francisco; es difícil para nosotros reunirnos. Siempre pensé que hacer una gira por México sería maravilloso. Ya veremos. Nunca se sabe.

¿Es difícil manejar tu carrera viviendo en Mérida?

No creo que hubiera sido posible hace 30 o 40 años. Pero en esta época no es difícil para mí, porque ya no trabajo tanto, estoy semirretirada. No creo que alguna vez me retire totalmente porque me encanta crear.

¿Es más fácil para las mujeres seguir ahora una carrera en la música que hace 40 años?

Diría que es un poco más fácil, pero aún no encuentras muchos grupos artísticos femeninos y, en mi opinión, no hay todavía suficientes mujeres músicas exitosas. El sexismo está tan arraigado en todas las culturas que va a tomar mucho, mucho tiempo para que las cosas cambien y que hombres y mujeres sean verdaderamente iguales. A pesar de lo lejos que ya llegamos, aún tenemos un largo camino por andar.

Eres música y vives en un barrio en el que muchos vecinos promueven una campaña contra el ruido. ¿Cuál es tu punto de vista?

Oh, estoy de acuerdo con ellos (ríe). De hecho, hay muchos músicos que viven en el barrio, pero también personas que tienen fiestas alocadas toda la noche. Es importante que la gente entienda que vivimos en sociedad y debemos ser conscientes de los derechos, necesidades y deseos de otros y parte de eso significa no hacer mucho ruido en la noche. Debido a que soy una invitada en este país, personalmente no le digo a la gente que haga silencio; pero seríamos más educados si comprendiéramos que no somos las únicas personas en la ciudad.— (Continuará)

Las compañías de discos nos decían que nunca tendríamos éxito porque éramos todas chicas. Simplemente no nos rendimos, lo seguimos intentando hasta que ocurrió

Planes de Jane Wiedlin

Jane Wiedlin tiene planes de salir de gira en abril con Elettrodomestico y actuar en junio y julio con The Go-Go’s. “Es agradable estar en dos grupos porque me da más oportunidades de componer, cantar y tocar la guitarra”, dice.

En el teatro

Las canciones de The Go-Go’s sirven de fondo al musical “Head Over Heels”, que se presentó en Broadway de julio de 2018 a enero de 2019. Desde entonces la obra se lleva a otros teatros de Estados Unidos, donde “cada producción es única, cada quien puede aportarle su propia visión cuando decide hacerla: los actores son diferentes, el vestuario es diferente, los escenarios son diferentes; lo único que es igual es nuestra música y la historia”.

Documental

El documental “The Go-Go’s”, de Alison Ellwood, se estrenó en el Festival de Sundance con “muy buena respuesta, las reseñas han sido increíbles”. Con motivo de la cinta, en 2019 la banda grabó una nueva canción, “un himno a las mujeres por mujeres sobre mujeres”.

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: Pandemiócratas

El ahorro, la principal recomendación