in

Mejores sistemas agroalimentarios

Un hombre recoge mandarinas en cultivos de Foleli (Francia)

SAN JOSÉ (EFE).— La ciencia y la tecnología son elementos claves para la transformación de los sistemas agroalimentarios de América y que a la vez se logre la protección de los recursos naturales, opinaron ayer expertos reunidos en un foro del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

“Solo con ciencia, tecnología e innovación vamos a salir mejor transformados en nuestros sistemas agroalimentarios, que son un componente fundamental de la economía mundial, para mejorar el desempeño de su producción”, dijo en el foro el director general del IICA, Manuel Otero.

El evento “Ciencia, Tecnología e Innovación para transformar los sistemas alimentarios de América Latina” fue el último de una serie de cinco encuentros organizados por el IICA con miras a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU de este año.

Otero enfatizó que los productores agropecuarios, a los que definió como “El Alma de la Ruralidad”, deben estar debidamente representados en la Cumbre, y destacó también la iniciativa del IICA “Suelos Vivos de las Américas” como un programa clave para “recuperar la salud de los suelos, pensando que hoy más de la mitad de los suelos en Mesoamérica están con serios problemas de degradación”.

La directora ejecutiva de la organización privada colombiana E-3-Ecología, Economía y Ética, Claudia Martínez, manifestó en el foro que es necesario fomentar “coaliciones que transformen los sistemas alimentarios de América Latina”.

“Los costos ocultos globales de alimentación y de uso del suelo ascienden a 12 billones de dólares, en comparación con el valor de mercado de los sistemas globales de alimentación que totalizan 10 billones, lo que quiere decir que estos sistemas le cuestan hoy al mundo más de lo que producen. Y esto es lo que debemos transformar”, afirmó Claudia.

Asimismo, resaltó que son muy importantes las oportunidades de negocios que se podrían generar con los cambios en los sistemas agroalimentarios y que, para esto, “la ciencia y la tecnología son cruciales, lo mismo que para proteger y restaurar la naturaleza se requiere poner fin a la conversión de bosques y otros ecosistemas naturales”.

La intervención de políticas públicas sostenidas en el tiempo fue otra reivindicación en favor de una agricultura sostenible, para combatir la deforestación y el cambio climático, la mejora de la calidad de la producción y el impulso al comercio, entre otros desafíos sobre los sistemas agroalimentarios regionales.

Los expertos también hablaron sobre la promoción de las herramientas digitales para mejorar la eficiencia, una mayor producción y una mejora de la toma de decisiones, para lo que se insistió también en la accesibilidad y conectividad.

De un vistazo

Otros temas abordados

El foro abordó temas como la relación entre la ciencia y los conocimientos ancestrales de las comunidades agrícolas; la capacitación y extensión en la ruralidad; las nuevas formas de comer y de producir; las proteínas alternativas; las fronteras agrícolas y la ganadería y la mejor valorización de los sistemas alimentarios cercanos a los bosques, así como el cambio climático, sus causas y sus efectos sobre la producción y los alimentos.

Autocríticas de morenista

Progreseño gana beca de EE.UU.