in

Mujeres emprendedoras y mamás exitosas en ventas de seguros

MÉRIDA.- La vida se nos presenta de muchas maneras, un día tenemos a nuestro lado a los seres que amamos, así como buena salud y de repente, las cosas cambian, se salen de control y nos volvemos vulnerables.

Hoy más que nunca, valoramos la familia, nuestra salud y nuestras pertenencias. Tanto, que la idea de protegerlos se convierte en una prioridad que amerita de alguien que conozca las mejores alternativas para tal efecto. Una de estas asesoras expertas es Delia Caballero Herrera, quien desde hace año y medio es agente de seguros de Gutiérrez y Arredondo, S.C.P., “GRUPO GYA”.

Ser mamá y agente de seguros

Delia Caballero, de 37 años de edad y licenciada en administración de empresas, es originaria de Michoacán pero está avecindada en Mérida desde hace 14 años cuando, por cuestiones de trabajo de su esposo, se mudaron.

Delia Caballero consiguió entonces en Mérida un empleo en una firma de seguros, donde se fue adentrando en este tema convencida de la importancia de contar con estos productos no sólo cuando de propiedades y posesiones, sino especialmente  cuando se trata de la salud, una lesión por accidentes o la vida misma.

“Siempre he creído que un seguro es una inversión, asegurar nuestras cosas como nuestro auto, la casa, negocio, etc. es importante, cuanto más aún lo es si se trata de la salud de uno mismo o de la familia, afrontar el difícil momento de sufrir un accidente o, lamentablemente, la pérdida de un ser amado” explicó.

Con la llegada de los hijos, Delia Caballero tuvo que retirarse del negocio de los seguros a fin de poder criarlos, educarlos y estar al pendiente de sus necesidades en su nueva faceta de mamá, esposa y ama de casa y no fue sino hasta hace dos años, que de nuevo surgió en ella la inquietud de volver a esta actividad ahora de la mano de Grupo GYA, una empresa de seguros que se distingue no solo por la gran variedad de productos que ofrece, sino por la calidad humana y profesional de sus colaboradores, donde las mujeres de entre 25 y 45 años de edad, sean o no madres de familia, pueden incorporarse y participar en un mercado creciente, dinámico y cada vez más atractivo.

“Se dio la oportunidad de poder contactarme con ésta empresa que le brinda la oportunidad a las mujeres de dedicarse a la venta de seguros, pues es una actividad emprendedora donde una misma es dueña de su tiempo, puede dedicarse a la venta de toda clase de seguros sin descuidar a la familia y la crianza de los hijos; en buena medida la tecnología ha hecho posible que esto sea realidad pues a diferencia del o que ocurría hace algunos años, ahora es más fácil trabajar desde casa”.

“Los seguros han cambiado mucho, ahora son más flexibles, más acordes a las necesidades de cada persona, un seguro justo a la medida es lo de hoy; para poder ofrecer lo que el cliente requiere la capacitación y la certificación son parte de fundamental de nuestra formación”.

Nuevas colaboradoras

Explicó que la empresa prepara y capacita a sus nuevas colaboradoras, las prepara para evaluarse y con ello obtener la certificación que requieren para así brindar el mejor y más profesional de los servicios, un trabajo que se enriquece en el día a día en el negocio, las experiencias y las innovaciones que van surgiendo. Cada tres años los agentes de seguros deben renovar su certificación.

Delia Caballero Herrera y el Director de Oficina, Eduardo Gutiérrez Arredondo.

“Ser agentes de seguros es posible; mujeres emprendedoras y mamás exitosas lo comprueban. Hoy día existe un mayor interés por los seguros de todo tipo. Hemos entendido que los bienes materiales y las posesiones pueden reemplazarse, una vida no. Estar preparados ante cualquier eventualidad es una forma de demostrar a los demás cuanto los queremos y nos importan. El trabajo del  vendedor es ser ese vínculo entre la persona y el tipo de seguro que requiere, es un facilitador de alternativas y soluciones”.

“La pandemia del covid nos ha hecho sensibles, nos ha llevado a meditar en torno a la fragilidad de la salud y de la vida misma. Prepararse para hacer frente a lo imprevisto no está de más, por eso en Grupo GYA cuentan con buenas colaboradoras para orientar a los clientes sobre el tipo de seguro que mejor se adapte a sus requerimientos y posibilidades” subrayó.

Brindar soluciones

La entrevistada comentó que como en todo lo que se emprende hay que ponerle mucho empeño y pasión. Tiene que haber un gusto y una motivación para hacerlo, ser perseverantes, quitarse la pena de acercarse a las personas y entender que el trabajo del vendedor de seguros es brindar soluciones no acosar al cliente.

Recordó que en Grupo GYA existen atractivos planes de comisiones por póliza vendida y sobre ventas acumuladas, bonos para el primer año como colaborador, etc.

(I.S.)

Candidato a comisario ejidal acusa intimidación de las autoridades

Advierte riesgos para la economía