in

Aves canoras de Australia no se saben la ''rola''

Un par de mieleros regentes es captado en el gran cañón Capertee de Nueva Gales del Sur

Faltan mentores a los machos del mielero regente

WASHINGTON (AP).— Las aves canoras macho suelen aprender sus melodías de individuos adultos. Pero cuando carecen de modelos a seguir adecuados, tocan las notas equivocadas y tienen menos éxito al momento de atraer a una pareja.

Durante cinco años el ecologista Ross Crates ha estudiado la capacidad de canto y el éxito reproductivo de los mieleros regentes. Estas distintivas aves negras y amarillas alguna vez fueron comunes en toda Australia, pero la pérdida de hábitat que han experimentado desde la década de 1950 ha disminuido su población a apenas unos 300 o 400 ejemplares.

Aunque los machos formaban grandes bandadas invernales, ahora están escasamente distribuidos en el paisaje y muchos vuelan solos. Eso significa que hay menos mentores cerca de los mieleros regentes durante su primer año de vida, cuando aprenden a cantar.

“El aprendizaje del canto en muchas aves es un proceso similar al del aprendizaje de idiomas de los humanos: se hace escuchando a otros individuos”, explica Crates, investigador de la Universidad Nacional de Australia.

“Si no puedes escuchar a otros individuos no sabes lo que deberías estar aprendiendo”, puntualiza.

Los investigadores encontraron que al parecer una parte significativa de los machos está aprendiendo melodías exclusivamente de otras especies que encuentran. Alrededor del 12% de los mieleros regentes macho termina reproduciendo versiones de los cantos de filemones chillones y de orugueros carinegros.

En algunas especies, como los ruiseñores, la imitación del canto añade floritura a las canciones de amor. Pero eso no impresiona a las hembras del mielero regente.

Sin “sex appeal”

Los científicos descubrieron que los machos que cantan de forma poco convencional tienen menos éxito a la hora de atraer pareja, de acuerdo con un estudio que fue publicado en “Proceedings of the Royal Society B”.

“Creemos que las hembras evitan reproducirse y anidar con machos que cantan de forma poco habitual”, manifiesta Crates.

Para una población que ya está al borde de la extinción, eso es preocupante.

“Esta investigación muestra que la pérdida de canto una vez que la población alcanza un tamaño muy pequeño podría acelerar su declive”, advierte Peter Marra, biólogo conservacionista de la Universidad de Georgetown y quien no participó en el estudio.

Indiferencia femenina

La razón exacta por la que las hembras se mantienen indiferentes no está clara.

“Cuando los machos cantan es como colocar un anuncio que dice: ‘Estoy aquí, soy de la especie X, me llamo Bob, y realmente estoy interesado en encontrar pareja’”, dice Scott Ramsay, ecólogo conductual de la Universidad Wilfrid Laurier de Ontario.

Podría ser que las hembras no están reconociendo a estos cantores poco convencionales como posibles parejas y, por ende, no se están acercando a ellos, afirma.

O podría ser que se acercan, “pero luego las cosas salen mal si los machos se equivocan en las señales de cortejo”, agrega.

“Debemos ser conscientes de la importancia de preservar la cultura del canto en las aves; es posible tener una población que siga siendo genéticamente viable, pero que no lo sea en términos de pasar conocimientos culturales”, señala Carl Safina, ecologista de la Universidad de Stony Brook.

“Algunos elementos de lo que estas aves necesitan hacer para sobrevivir no son instintivos, deben aprenderse”, señala.

El equipo de Crates ya pone en práctica sus descubrimientos. Para ayudar a que los jóvenes de los programas de cría en cautiverio aprendan las melodías, han puesto grabaciones de cantos de machos y también alojado a las aves canoras macho junto a las más jóvenes con la esperanza de que los veteranos transmitan sus cantos a la siguiente generación.

Cantoras: Datos

Los mieleros regentes ya no cantan lo que pide el público femenino de su especie.

Un año

En su mayoría, las aves macho pasan varios meses de su primer año aprendiendo y perfeccionando las canciones que entonarán por el resto de sus vidas.

Mentores

Algunos pájaros aprenden las melodías de sus padres, pero los mieleros regentes abandonan el nido antes de aprender a cantar, por lo que los machos deben encontrar otros mentores.

Firmas de EE.UU. y Canadá se unen

Cartón de Tony: El pateador de xuxes