in

Visitas y misas a la Virgen de Guadalupe en San Cristóbal, bajo normas sanitarias

Bajada de la imagen de la Virgen de Guadalupe en la Iglesia de San Cristóbal realizada en días pasados (Foto de José Valerio Caamal Balam)
Bajada de la imagen de la Virgen de Guadalupe en la Iglesia de San Cristóbal realizada en días pasados (Foto de José Valerio Caamal Balam)

La nueva normalidad propiciará que las peregrinaciones guadalupanas que año con año llegan al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en el barrio de San Cristóbal tengan un nuevo cariz.

De hecho, asegura el padre Gilberto Pérez Ceh, párroco del santuario, de las 186 peregrinaciones registradas cada año, una cuarta parte no participa en esta ocasión.

Te puede interesar: Indicaciones de la Arquidiócesis de Yucatán por la fiesta de la Virgen de Guadalupe

“(La pandemia) nos afecta en diferentes niveles de la vida. Gracias a Dios desde hace algunos meses cuando se abrieron las iglesias, fue como un respiro y reconfortante", indicó el prelado.

"Y ahora que comenzaron las fiestas o festividades (a la Virgen de Guadalupe) lo hacemos de acuerdo con las normas sanitarias”.

Peregrinaciones restringidas

Las peregrinaciones comenzaron el 28 de octubre, pero desde esta semana comenzaron a llegar dos ó tres al día.

Y como en la mayoría de los eventos con público, se restringió el número de personas en las misas.

Las misas son las únicas actividades programadas durante las festividades Guadalupanas, pues las procesiones se cancelaron, señala el padre.

Por ello, en lugar caminar por las calles rumbo al santuario a los peregrinos (que en este caso tiene que ser un número reducido) se les pide que lleguen directamente al templo, previo registro.

Temperatura, gel, cubrebocas...

Una vez en el templo, se les toma la temperatura y aplica gel; además, deben usar cubrebocas o caretas para poder ingresar, y una vez dentro se les asigna su lugar.

La misa, por cuestión de seguridad, no debe durar más de una hora y también se prohíbe tocar y besar la imagen de la Guadalupana o pasarle ramos de flores como hasta hace un año acostumbraban los feligreses.

El padre Gilberto exhorta a los feligreses que ya no pueden participar en procesiones a que pongan un altar en sus hogares y sigan las transmisiones a través de la página de Facebook de la parroquia.

“Insistimos en hacer peregrinaciones adaptadas porque no queríamos que se pierda esta tradición”, indica el sacerdote.

Sentimientos encontrados

Destaca que la gente tiene sentimientos encontrados por la situación: por un lado está contenta, pero por otro sabe que no puede participar como antes.

Y es que raíz de la emergencia sanitaria por la pandemia una de las principales recomendaciones es evitar concentraciones masivas, como la fiesta de la Virgen que año con año atrae a miles de personas, entre peregrinos, antorchistas y feligreses.

Solo el 11 y 12 de diciembre del año pasado llegaron unas 6,000 personas al sntuario, calcula el padre Pérez Ceh.

Abierto el día de la Virgen

Para este año, dice, se está en pláticas con autoridades civiles para llevar al cabo un plan, pues si bien existe la recomendación de no asistir de manera multitudinaria también se sabe que hay gente con mucha devoción que querrá acercarse.

Lo que sí es un hecho, señala el padre, es que el santuario no cerrará el día de la Virgen de Guadalupe.

Las misas, como las otras actividades (rosario, serenata y mañanitas), se grabarán previamente, pues no habrá eventos en vivo, añade.

“Previniendo todo eso (la llegada multitudinaria de fieles), nos estamos organizando”, concluye.

mujer audiencia hijos vegas

Madre mató a sus bebés; dijo que sus órganos "valían mucho dinero"

Alianza Federalista

Alianza Federalista felicita a Joe Biden y a Kamala Harris por su triunfo electoral