in

Nueva York exigirá constancias de inmunización

En los teatros la audiencia también deberá mostrar prueba de vacunación Covid-19 y portar cubrebocas

NUEVA YORK (EFE).— Únicamente las personas vacunadas contra el Covid-19 podrán entrar a los bares, restaurantes, gimnasios o salas de espectáculos de Nueva York, según anunciaron ayer las autoridades locales, que buscan así dar un nuevo empujón a una campaña de inmunización que perdió fuelle en los últimos meses.

La Gran Manzana es la primera ciudad de Estados Unidos en dar a conocer una medida de este tipo y lo hace en un momento en el que los contagios vuelven a aumentar como consecuencia del avance de la variante delta del virus.

En un lugar en el que la hostelería y los eventos culturales figuran entre los grandes atractivos de la vida cotidiana, las autoridades esperan que estos nuevos requisitos animen a muchos residentes que aún no se han vacunado a hacerlo.

“La gente va a recibir un mensaje muy claro: si quiere participar plenamente en nuestra sociedad, tiene que vacunarse”, indicó el alcalde, Bill De Blasio, en una conferencia de prensa para dar a conocer las nuevas directrices, que estarán plenamente en vigor para mediados de septiembre tras un período de transición que arrancará este mes.

Bares, restaurantes, salas de conciertos o gimnasios serán algunos establecimientos que exigirán prueba de vacunación a sus empleados y clientes, según la orden ejecutiva que prepara el Ayuntamiento y que llega después de que algunos negocios comenzaran en los últimos días a aplicar la medida a título individual.

Para facilitar el proceso, la ciudad anunció ayer la creación de una aplicación móvil con la que los ciudadanos podrán demostrar haber sido vacunados, aunque también se aceptarán otras fórmulas como la app que ya pusieron en marcha las autoridades estatales o la simple tarjeta en papel que se entrega en todo el país en el momento del pinchazo.

En la hostelería, los no vacunados podrán ser atendidos en las terrazas, con las que cuentan la mayoría de establecimientos desde el estallido de la pandemia.

El alcalde aseguró que la medida fue consultada con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y que cuenta con un sólido respaldo jurídico, a pesar de que por ahora las vacunas contra el Covid solo cuentan con autorización de emergencia.

De Blasio defendió que las vacunas son la herramienta clave para frenar la variante delta y acabar de una vez por todas con la pandemia, que ya mató a más de 33,000 personas en la ciudad.

“Si no estás vacunado, desafortunadamente no podrás participar en muchas cosas”, insistió el alcalde, que señaló que el objetivo de esta nueva medida es “convencer a todo el mundo de que este es el momento de detener la variante delta y que eso significa vacunarse ahora”.

Convencido

El alcalde De Blasio reconoció que la decisión no gustará a algunos, pero se mostró convencido de que aumentará de forma muy importante la tasa de vacunados y, por tanto, salvará muchas vidas.

Actualmente, un 55% de la población de Nueva York ha completado su vacunación y un 60% se ha puesto al menos una dosis, porcentajes que suben al 66% y al 72%, respectivamente, si solo se tiene en cuenta a los adultos.

En total, se han administrado en la ciudad algo más de 10 millones de dosis, todavía hay algunas zonas en las que la tasa de vacunados es relativamente baja.

Los casos de Covid-19 volvieron aumentar recientemente en la ciudad y actualmente se están detectando unos 1,200 positivos diarios, según la media de los últimos siete días, en los que la tasa de pruebas positivas repuntó al 3%.

Por ahora, el número de hospitalizaciones se mantiene estable, en torno a 30 diarias, lo mismo que el de muertes, con una media de tres fallecimientos al día, muy lejos de los niveles más altos registrados durante la pandemia.

Anteayer, De Blasio recomendó a todos los neoyorquinos volver a usar mascarilla en los espacios interiores, pero sin llegar a exigirlo.

La semana pasada, la Gran Manzana comenzó a incentivar con 100 dólares en efectivo a quien se vacune en un centro municipal, un programa que según expresó ayer el alcalde Bill De Blasio está funcionando y ya fue aprovechado por unas 11,000 personas en tan solo unos días.

De Blasio defendió la importancia de seguir sumando incentivos de todo tipo e insistió en presentar bajo esa prisma la decisión de exigir la vacuna para entrar en muchos establecimientos.

“¿Quieres disfrutar todo lo bueno del verano en Nueva York? Ve a vacunarte”, insistió el alcalde, con un mensaje dirigido especialmente a los jóvenes.

Se pasa el alto y se da a la fuga

No respeta el alto, causa un choque y se da a la fuga

¿Qué significan los ramos que entregan en los Juegos Olímpicos?