in

Oficia misa monseñor Fermín Sosa en Fátima

El padre Pedro Novelo López y monseñor Fermín Sosa Rodríguez durante la consagración en la misa de ayer en Nuestra Señora de Fátima

“Debemos de reflejar la fuerza y la potencia de Dios en nuestras vidas”, pidió monseñor Fermín Sosa Rodríguez en la misa que presidió ayer en la tarde en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima.

Como hemos informado anteriormente, monseñor Fermín Sosa será ordenado arzobispo el próximo sábado 19 a las 9 horas en el convento franciscano de San Antonio de Padua de Izamal, su tierra natal, para tomar posesión de su cargo como nuncio de Papúa Nueva Guinea.

En la misa de ayer, el sacerdote dijo que es un gusto y una alegría celebrar la eucaristía con esta comunidad bajo la protección de la Virgen en su advocación de Nuestra Señora de Fátima, ya que “la Virgen siempre guiará a Jesús”.

La primera lectura habló de la imagen de la cual debemos ser reflejo. “¿Qué imagen debemos ser reflejo; a quién debemos de reflejar?”, preguntó el sacerdote. “Debemos de reflejar la fuerza y la potencia de Dios en nuestras vidas”, resaltó.

Aseguró que la gracia de Dios siempre está presente en nosotros.

Además, recordó que aquel que desprecie a su hermano “será llevado al tribunal superior”.

Expuso que una sociedad que se mata a sí misma no tiene futuro, pero “una sociedad que se ama a sí misma puede llegar a Dios”.

Al inicio de la ceremonia el padre Pedro Novelo López dio la bienvenida a monseñor Sosa Rodríguez.

Al final de la misa se expuso el Santísimo Sacramento.— Claudia Sierra Medina

A la venta 2,500 casas

El PRI, el gran perdedor