in

Oración al Señor Don Quijote

Escultura del Quijote en Madrid

Gonzalo Navarrete Muñoz (*)

Ruega por nosotros señor,

llévanos por tu llanura,

Don Quijote, santo patrón

de vida y sabia locura.

¡Cuán cara eres de haber, oh dulce vida!

Señor, todo se niega:

un Santísimo para rezar,

una madre para llorar,

una calle crecida y ciega.

El otro para poder ser,

el mar para pensar,

el aire de libertad,

señor, vamos a galopar.

¡Cuán cara eres de haber, oh dulce vida!

Protector de los cautivos

cúbrenos con tu montura

y vamos al Monte de los Olivos,

curados de esta tortura.

Señor de la fiel esperanza

a los que han partido

llévalos al Imposible,

al sueño que da la vida.

¡Cuán cara eres de haber, oh dulce vida!

Patrono de la libertad,

líbranos de esta miseria

y ponen el sol en la tierra

para podernos amar.

¡Cuán cara eres de haber, oh dulce vida!

Cronista de Mérida

 

David Prowse, "Darth Vader" en 'Star Wars' murió a los 85 años