in

Para anticiparse y disfrutar el viaje siga estos 10 tips

Para anticiparse y disfrutar el viaje siga estos 10 tips

¿Qué se debe evitar?

Las vacaciones son ese especial periodo de descanso en el cual tenemos la oportunidad de convivir con la familia, la pareja o los amigos, para desestresarnos de la cotidianeidad, hacer cosas diferentes y estrechar más los vínculos que nos unen con nuestros seres queridos.

Este año el período vacacional de verano tiene la particularidad de que coincide con un hecho inédito, un prolongado confinamiento decretado por las autoridades sanitarias en un esfuerzo por evitar la propagación del Covid-19 entre la población, con las consecuentes restricciones a la movilidad y el impacto a la economía en todos sus niveles.

El sector turístico, dada su amplitud y complejidad, es uno de los más golpeados por estas medidas, sin embargo dentro de las estrategias para la nueva normalidad se establecieron protocolos sanitarios a los cuales se debe ajustar el sector para garantizar seguridad e higiene a los visitantes, y si bien es verdad que estas pueden parecer muy básicas, también depende de los turistas que sus vacaciones sean lo más placenteras posible y no convertirse en una terrible pesadilla.

Le compartimos 10 cosas que no se deben hacer en las vacaciones ante la situación actual.

1. Desinteresarse: La pandemia por coronavirus no se ha terminado, incluso hay entidades donde la escalada de casos y las defunciones están imparables, de manera que salir implica un riesgo, lo aconsejable es quedarse en casa, pero si aun así persiste la idea no vaya sin su equipo personal básico de seguridad: cubrebocas, careta protectora o lentes de seguridad, gel antibacterial, solución y toallitas desinfectantes.

2. Viajar sin fondos: Mucho se crítica el hecho de que culturalmente los mexicanos salen de vacaciones aunque no tengan dinero. Después de la fiesta, el relajo y la diversión, largas filas de pignorantes se forman a las afueras de las casas de empeño para tratar de obtener algo de dinero para afrontar deudas y pagos de asuntos primordiales. No se trata de que la gente no salga a vacacionar, pero hay que ver las cosas objetivamente, hay que saber qué se puede pagar y hasta dónde. A veces no es el destino, la comida y las diversiones lo que importa sino con quien compartes la experiencia

3. Quedarse incomunicado: Cuando viaje lleve consigo su teléfono móvil y cargador. Antes de salir hable con alguien de su entera confianza que esté al pendiente de su casa y con el cual pueda reportarse brevemente todos los días para informar que está pasándola bien y sin novedad. Importante: en la medida de lo posible evite subir a redes sociales fotos, imágenes, vídeos o textos que revelen dónde vacaciona y con quién, los extorsionadores y delincuentes están más atentos de estos detalles en ésta temporada para cometer sus fechorías.

4. Viajar sin reservaciones: Recuerde que por la emergencia sanitaria, líneas aéreas, de autotransporte, hoteles y restaurantes, solo operan al 30% de su capacidad. Hacer el viaje sin tener la certeza de dónde hospedarse puede meterlo en problemas y arruinar los planes de descanso.

5. Dispersarse: Estar de vacaciones en familia supone ciertas libertades pero también exige mayor responsabilidad, cuidado y coordinación. No se dispersen o separen y si lo hacen infórmenles a los demás dónde estarán, con quién y por cuánto tiempo. Nunca dejen sin compañía de un adulto a los menores de edad y a los adultos mayores. Acuerden horarios y puntos de encuentro para actividades comunes como la hora de comer, dormir, ducharse o salir a pasear.

6. Abusar de bebidas alcohólicas: Disfrutar de algunas bebidas alcohólicas se vale durante las vacaciones, pero lo que no se puede hacer es excederse en el consumo, recuerde que este es un tiempo de calidad para convivir con la familia y unirse más. Si conduce, no beba.

7. Ir a sitios inseguros: Consulte con el personal del lugar donde se hospedará, la agencia de viajes o la oficina de información turística del lugar sobre las atracciones y los sitios de interés para visitar, así como los horarios, condiciones y costos de admisión. No vaya a lugares que le ofrezcan personas que fungen como enganchadores en la vía pública sin la certeza de que es un lugar seguro para el visitante.

8. Desperdiciar el tiempo: Es muy común que los hoteles soliciten a los huéspedes “una hora de su tiempo para conversar” a cambio de algunos regalos y amenidades.

Si valora su tiempo mucho cuidado, lo más seguro es que no le van a dar instrucciones sobre las medidas de higiene, las reglas del hotel o el menú de los restaurantes, es casi seguro que le van a platicar de un impresionante y atractivo plan de tiempo compartido y membresía con innumerables beneficios, una charla que podría tomar incluso más de una hora pues tenga la certeza que lo “bombardearán” con toda clase de argumentos y no lo soltarán hasta que acepte y firme ahí mismo. No está obligado a comprar ni a escuchar la charla, valore su tiempo, pagó por cada minuto de sus vacaciones, disfrútelas.

9. Descuidar su tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito juega un papel muy importante dentro de la administración de las vacaciones. Utilice aquella que le brinde las mejores opciones de pago, menos intereses, meses sin intereses, pagos diferidos, una tarjeta con la que ya esté bien familiarizado con su uso y, lo más importante: cuídela y no la pierda de vista. Téngala consigo y cuando pague prefiera hacerlo atestiguando el proceso con la terminal a la vista, verifique que el importe que le cobran es el de su cuenta y exija su comprobante.

10. Apresurar el “check out”. Es muy común que al momento de hacer “check out” sea a la carrera y cuando esto pasa es probable que olvidemos pertenencias, nos hagan cargos indebidos o dejemos la tarjeta de crédito o la cartera sobre el mostrador. No apresure su “check out”, verifique la hora de este, prepárese desde la noche anterior, pida a todos los miembros de la familia que dejen listos sus equipajes, guardando en ellos todas sus pertenencias y, si acaso dejando afuera y sobre la maleta una muda de ropa y una toalla para un último y refrescante duchazo antes del desayuno y de recorrer por última vez el lugar.— E.R.B.

 

 

AMLO reconoce ''giro completo'' en Trump

Grupo Orve y Leones de Yucatán en pro del bienestar social