in

Participantes de Atrévete a Perder ya notan cambios

A pocos días de la primera expulsión, los ocho participantes del reto Atrévete a Perder, presentado por Abarrotes Dunosusa, tienen confianza en sí mismos luego de ver los primeros cambios en su cuerpo y su condición física. Ellos compartieron los motivos por que ellos deben permanecer en el reality.

Para conocerlos un poco más, los acompañamos a Sport Center, donde realizaron sus rutinas de ejercicios para bajar de peso.

Allí, Silena Saab Padrón nos platicó que gracias al ejercicio su fisonomía ha cambiado mucho. “Me siento mucho mejor y mi ropa ya no me aprieta; las rutinas nos han funcionado en el aspecto de que lo podemos lograr sin agitarnos ni cansarnos”.

Silena reconoció que todavía le falta un poco de condición, pero que ya lo va logrando. “Hasta ahorita creo que lo más complicado ha sido venir (ríe), porque la rutina allí está y como quieras la vas haciendo. Yo creo que todos lo estamos haciendo al 100%, pero espero no ser yo la primera expulsada”.

José Antonio Paredes Balam reconoció que las rutinas sí están un poco pesadas. “Pero lo importante es salir adelante. Como dije, soy el que menos ha hecho ejercicio, pero definitivamente esto fue un buen comienzo. La ropa que no pensaba volverme a poner ya me queda, y aquí estamos dándole duro, motivado por la familia y los amigos”.

Aunque tiene confianza, José Antonio no se toma las cosas a la ligera. “Si fuese uno de los eliminados eso no me va desmotivar para seguir adelante. Ya empecé y vamos a ver a dónde podemos llegar”.

Carlos Espitia Bejarano, el más joven de los varones, coincidió en que las rutinas en Sport Center sí están un poco “pesaditas”. “Llevo mucho tiempo sin hacer ejercicio y eso afecta bastante, pero ya aguanto más las rutinas, ya tengo más resistencia, disfruto más hacer ejercicio y ya no me duele el cuerpo, aparte que he perdido muchísimo peso”.

Acerca de sí está garantizada su permanencia en el reto, señaló: “Te soy honesto, no sé si tenga confianza, aquí puede salir cualquiera pues no se trata del que baje más peso sino por el índice (de masa corporal), lo bueno es que aunque me eliminen seguiré haciendo mucho ejercicio”.

Treicy López Alcocer, por su parte, dijo sentirse muy contenta por lo que ha logrado hasta ahora. “De repente estoy de gruñona pero es normal, porque estoy aprendiendo a comer”. Compartió que no debe ser eliminada porque tiene muchas ganas de estar más sana y enseñarles a sus hijos que se puede vivir saludable. “Quiero estar bien, sentirme bien conmigo misma, que mi autoestima esté más elevada”.

Sin embargo, reconoció que a veces los ejercicios son cansados “pero están bien. Yo me siento bien y siento que los ejercicios me relajan”.

Feliberta Mora Delfín es otra que ha notado cambios para bien. “Al principio me sentía muy cansada y con mucho dolor en el cuerpo pero ahora estoy súper ágil. Me siento muy bien, muy contenta. Cuando me levanto en las mañanas quiero entrenar, mi cuerpo me lo pide”. Compartió que su ánimo es otro. “Ahora yo soy la que dice a dónde vamos a ir. Acabamos de ir a la playa, a Chelem, donde nunca había ido. El domingo le dije a mi familia ‘vamos a Chelem’, y todos se sorprendieron. Yo no era de ir a la playa, y eso tiene contenta a mi familia”.

Dijo que no debe ser expulsada porque lo necesita. “Tengo el impulso de seguir adelante, de ser diferente tanto en salud, o sea mis rodillas antes me dolían un buen y ahora no me duelen, quiero seguir aquí con todo mi corazón y creo que me lo merezco”.

Irving Castillo Segura igual ha notado cambios drásticos en su persona a partir de que empezó el reto. “Subo las escaleras en mi trabajo y ya no me agito, hay ropa que ya se me cae, ya puedo cambiar de talla y sacar los pantalones guardados”.

En su caso, señaló, las rutinas no son complicadas. “Lo único que a veces no me gusta es la piscina pero eso es normal porque no me gusta mucho el agua, pero cuento con el apoyo de mi esposa que me da muchos ánimos. Todos están a gusto porque ven que me está haciendo bien”.

Sobre por qué debe quedarse, señaló que porque le ha echado ganas. “En dado caso que no me quede, no me arrepiento porque le he puesto todo de mi parte, y pues a ver qué dicen la báscula y los coaches. Me monitoreo casi a diario, soy un traumado”.

Fátima Cedillo Hernández admitió que se siente más feliz y entusiasta. “La primera semana se me complicó mucho porque fue como el cambio más radical”. Y es que ha dejado de comer carne, que le encanta y, además, al terminar sus rutinas de ejercicio le dolía mucho el cuerpo. “Pero poco a poco te vas mentalizando que es una dieta de por vida y entonces comienzas a comprender todo y me siento más feliz y con muchas ganas de hacer demasiadas cosas. Además, la ropa ya me queda mejor, yo creo que eso me sube el ánimo”.

Fátima, quien prefiere la rutina en la piscina que las máquinas, comentó que debe permanecer porque se ha esforzado mucho. “Mi familia se sorprende por todo mi entusiasmo”.

José Alberto Galindo Triay compartió que estas semanas se ha sentido increíble. “Ha sido un proceso muy rico y el apoyo que hemos recibido por parte de todos los patrocinadores, los centros de entrenamiento como Sport Center, de todo el equipo de Dinámica de Diario de Yucatán es importante. Es una oportunidad que hay que aprovechar, y en lo personal creo que la he aprovechado al 100%. No tengo nada que decir más que quiero seguir en esto y darle con todo”.

José Alberto dijo que no sabe si se quedará “pero hoy por hoy soy un ganador. Uno desea poder continuar, lo más importante es que ya comencé con esto y aunque yo salga seguiré con esta disciplina para que pueda hacer un cambio en mi vida para los beneficios de mi salud”.

Sobre las rutinas en Sport Center, Edna Pierdan Guzmán, gerente general, señaló que es un trabajo interesante ayudar a los participantes y motivarlos. “Las activadas que realizan son adecuadas para ellos, la verdad es un trabajo bien interesante. Los entrenadores hicieron un rol para que los participantes tuvieran una actividad diferente. Algunos días van a trabajar dentro de la alberca, otros días en una clase grupal, algunos días en clase de fuerza... Todo se va a ir combinado día a día con actividades diferentes para que puedan lograr sus resultados y supervisados todo el tiempo”.

 

Jornada de ciclismo, caminata y natación

En otra jornada, los participantes practicaron ciclismo, caminata y natación en las instalaciones de Celera.

Con actitud de “sí se puede”, a pesar del esfuerzo que implica practicar deportes después de muchos años de no hacerlo, los participantes se mostraron dispuestos a realizar todas las rutinas que los coaches les indicaron.

Y si bien el cansancio se evidenciaba en cada gota de sudor, los concursantes no se dejaron vencer… ni siquiera cuando les dijeron que pedalearían en una bicicleta estacionaria ¡la distancia que hay entre Mérida y Progreso!

José Antonio, músico de profesión y quien nunca en su vida había practicado deporte de forma intensa, reconoció que la rutina es cansada pero que vale mucho la pena. “Lo vale por mí, por mi salud, por mi familia y por toda la gente que me quiere”.

Abordado durante su rutina en la caminadora, José Antonio aseguró que no le inquietan los comentarios que dicen que no va a lograr el objetivo. “No me molesta la gente, pero sí estoy contra viento y marea porque soy el que más pesó (144.5 kilos). Tal vez no logre llegar a ser ‘un hueso’ como muchos de mis compañeros pero creo que activando lo que por muchos años dejé de hacer, lo voy a conseguir”.

Silena también se dijo contenta por lo que ha vivido en los primeros días del reto. “Reconozco que ha habido rutinas muy bajas y otras muy altas, pero la verdad me he sentido cómoda, y el ambiente donde practicamos es muy padre”. Confesó que la actividad física “sí me está costando un poco de trabajo; pero la verdad sí vale la pena porque veo que mi cuerpo ya está cambiando”.

Treicy, por su parte, señaló que las rutinas le han ayudado, aunque reconoció que la bicicleta se le ha hecho un tanto complicada por la cuestión de la montura “pero fuera de eso todo ha estado bien y me siento mucho mejor, al día siguiente amanezco bien; todo se puede soportar”.

Añadió que nunca antes había pedaleado tanto. “Creo que es la primera vez que manejo tanto”, dijo refiriéndose a la distancia que le hicieron pedalear, y es que reconoce que no es muy afecta al ejercicio, “creo que es la primera vez que hago algo así”.

Fátima, la más joven de las participantes, reconoció que ahora tiene más rendimiento que la primera vez. “Ya no siento tan pesadas las rutinas. Cuando inicié fue un tormento, me dolían mucho las piernas… no podía continuar; pero ahora ya camino demasiado y el dolor es más soportable”.

Fátima recordó que era de hacer mucho ejercicio, de hecho, en la universidad jugaba vólibol. “Me salí de la universidad porque entré a trabajar, y como era todo el día dejé de practicar; pero el día que inicié la competencia supe que tenía que cambiar mi vida”.

Feliberta coincidió que las rutinas son cansadas pero valen la pena. Además, señaló que nunca antes había pedaleado tanto, lo más que había hecho eran “tres metros”, bromeó. “En realidad creo que a los 17 años fue la última vez que monté una bicicleta”.

Un poco cansada por el esfuerzo, Bety compartió que ya nota cambios en su cuerpo y su familia está feliz porque la ven feliz. “Ya salimos, nos animamos y la verdad ha cambiado mucho”.

José Alberto igual reconoció que la rutina en bicicleta se le hace complicada por el tema del asiento. “Nunca había practicado ciclismo en forma, sí he montado bicicleta pero nunca así”, indicó, tras recordar que antes hacía mucho ejercicio.

Señaló que en estas semanas ha notado una diferencia abismal en su persona (ya no ronca, tiene mejor digestión y se alivió del reflujo que padecía), y aseguró que solo sigue las rutinas que le marcan los coaches debido a que padece hipertensión. “Los entrenadores se preocupan por nuestra salud y yo no puedo llevar algo adicional que no esté previamente autorizado por los entrenadores. Yo sigo lo que ellos dicen y las rutinas que me ponen”.

Irving reconoció que Atrévete a Perder le ha dado un giro a la monotonía de su vida. “En cuestión de salud me siento bien, estamos volviendo a chambear la maquinaria, respiro mejor, ya no me agito cuando subo escaleras, está excelente”.

Irving, quien tenía cuatro años de no hacer ejercicio “ni siquiera a veces”, recordó que practicaba fútbol, básquet y sóftbol. “Al principio me costó un poco de trabajo volver a hacer ejercicio, pero cada día agarramos un poco de condición física, mentalidad, todo”.— Iván Canul Ek

 

Ejercicio Detalles

Sport Center y Celera son los dos centros de entrenamiento del reto Atrévete a Perder.

Celera

Los coaches son Donizetti Vázquez, Germán Mireles, Perla García y Nicole Darling.

Sport Center

“Le apostamos nuevamente al proyecto que nos parece una buena manera de provocar en la sociedad mejorar físicamente y anímicamente”, indica la gerente general Edna Pierdan Guzmán.

Imágenes del cuarto juego de la Serie Mundial entre los Medias Rojas y los Dodgers

Medias Rojas, a un juego de llevarse la Serie Mundial

La Voz del Pastor