in

Perros envenenados: ¿cómo salvar la vida de tu mascota?

En redes sociales cada vez son más frecuentes las publicaciones en grupos vecinales que reportan el presunto envenenamiento premeditado de perros; ya sea porque se escapan de casa o por la –también cada vez más frecuente- costumbre de algunas personas de permitir que sus mascotas salgan a la calle para realizar sus necesidades fisiológicas y luego regresen solas a su hogar.

No obstante, ya sea intencional o accidental, el riesgo de que los perros  sean envenenados puede ser más común de lo que se espera. Además, el riesgo de intoxicación en una mascota puede ser por vía oral, respiratoria o cutánea (que entra por la piel); ya que son animales acostumbrados a explorar su entorno y pueden llevarse cualquier cosa a la boca.

Síntomas de un perro envenenado

Lo primero que se debe tener presente son los síntomas que identifican si mi perro fue envenenado. Los de mayor alarma son:   

  • Vómitos.
  • Salivación excesiva.
  • Temblores musculares.
  • Diarrea.
  • Incoordinación al caminar
  • Parece decaído.

¿Qué hacer si mi mascota fue envenenada?

Ante cualquier situación de emergencia, lo primero que se debe hacer es mantener la calma y buscar la ayuda de un especialista, en este caso, un veterinario profesional y que preferentemente tenga conocimientos previos de las atenciones que ha recibido antes la mascota.

Si durante la emergencia, un médico veterinario no puede atender inmediatamente, se recomienda aplicar una medida de primeros auxilios la cual consiste en inducir al vómito a la mascota. Lo anterior se puede realizar con agua y sal (3 cucharadas) que debe ser administrada vía oral con una jeringa; o bien, agua oxigenada.

Si la intoxicación fue cutánea, se recomienda darle un baño inmediatamente al can para procurar que el veneno deje de ser absorbido por la piel.

Te puede interesar: Condenan a pareja tras hallar 27 perros muertos en su casa

Cabe recordar que los primeros auxilios son una medida preventiva, por lo que siempre será necesario buscar a un especialista que será el encargado de aplicar un tratamiento para el perro, para que no queden secuelas en su salud.

Además, es necesario recordar que sustancias comunes en casa, como el veneno para ratones o incluso otros como el chocolate, pueden producir una grave intoxicación en los perros, por lo que si alguno de estos elementos se encuentra en casa, es necesario monitorear a nuestras mascotas.- Con información de RPP Noticias, Affinity Petcare y Red Canina España.

Aún con contingencia, realizan festejos en Tzucacab

Mundo al día