in

Pide a Chile: “No te dejes”

Foto: Megamedia

Ana Gabriel está contra lo que pasa en ese país

VIÑA DEL MAR.— Puntual y con su eterna sonrisa, Ana Gabriel cantó anteanoche por cuarta vez en el Festival de Viña del Mar, donde encandiló con su romanticismo a sus más fieles seguidores y pidió “orar” por Chile.

Con un vestido negro de flores estampadas, la artista actuó ante el entregado público de la Quinta Vergara.

Después de interpretar “Mar y arena”, tomó una bandera y lanzó extenso discurso. “Viendo la situación de mi país, viendo la situación que continúa en esos países tan hermosos como Venezuela, Nicaragua, Honduras, se me llenó el alma de una tristeza tan grande de ver a mi Chile de esta manera”, admitió.

“Espero que las cosas vuelvan como lo tenía yo siempre en mi alma”, añadió.

“No me gusta la política, pero tampoco acepto que le hagan daño a los pueblos. No lo puedo aceptar, como no acepto lo que está pasando en México”, confesó antes de “orar” a fin de que “se arregle Latinoamérica”.

“Porque realmente el último país que yo pensé que fuera a caer en las manos y garras de algunos pocos, cayó”, sentenció. “Así es que, amigos chilenos, no se dejen. Recemos por este país”.

Ana Gabriel recibió la Gaviota de Plata, tras la cual el público empezó a gritar “¡Oro, oro, oro!”, que llegó minutos más tarde.

En la misma velada se rindió homenaje a Camilo Sesto con algunos de los temas que éste hizo conocidos y que fueron interpretados por el argentino Luciano Pereyra y los chilenos Denise Rosenthal y Jordán.

Por su parte, el puertorriqueño Pedro Capó recibió las gaviotas de Plata y Oro en una velada en la que interpretó temas como “Estoy enamorado”, “La vida va” y “Te olvidaré”.

Capó aseguró que recibir los galardones era como estar soñando, sobre todo porque no es fácil domar al “monstruo” del festival.

En sus redes sociales compartió la emoción del triunfo: “Wow... difícil poner en palabras lo que estoy sintiendo. Aún siento que estoy soñando. Recuerdo ver el festival de chamaquito con mami y soñar con este momento. Nada es imposible. ¡Nada! Gracias a Chile, a Viña, gracias a Puerto Rico, a mami, a todo mi equipo de trabajo y a todos ustedes por el apoyo incondicional. Ustedes son mi #buenasuerte”.

Anoche, el programa incluyó la presentación de Pablo Alborán, quien un día antes dijo que ver a la gente corear sus temas es “como hacer el amor”, y abogó por hacer música “de manera natural” y no forzada.

“Estoy cada vez más a favor de reivindicar que se haga lo que quieres hacer. Lo que sí puedo decir es que con (el disco) ‘Tabú’ he hecho lo que he querido”, manifestó, convencido de que “las cosas cuando salen de manera natural fluyen de una manera mejor”.

El malagueño, de 30 años, argumentó que “la música es música independientemente del género musical”.

“Hay veces que he intentado cantar incluso en inglés o a lo mejor hacer un reguetón al uso y no me he sentido cómodo, pero por una cuestión de que a lo mejor la canción misma no me lo pedía. Siempre y cuando el tema te lo pida hay que sentirse con ganas de experimentar”, subrayó.— EFE y Notimex

 

Síguenos en Google Noticias

Condiciones climáticas impiden atraque en Cozumel de polémico crucero

Quieren salvar vidas