in

Pide opinión para renovar

Parisinos circulan en bicicleta por una calle

Buscan que París deje de ser “suciay mal atendida”

PARÍS (EFE).— París busca una nueva estética para sus lugares emblemáticos, más allá de construir carriles de bicicleta y plantar árboles en las principales plazas.

El ayuntamiento de la capital francesa anunció ayer que planea “racionalizar” el espacio y renovar el mobiliario urbano a través de un concurso de diseño, que se ejecutaría en septiembre de 2021. El objetivo es hacer frente a una queja regular: la de que es una ciudad sucia y mal mantenida.

“París se está poniendo más fea año tras año a un ritmo espantoso”, criticó la líder de la oposición municipal Nelly Garnier, del partido Los Republicanos, al conocer el proyecto.

“Los millones utilizados para renovar las grandes plazas solo sirvieron para hacerlas más disfuncionales, no verdes”, añadió.

El primer teniente de alcalde, el socialista Emmanuel Grégoire, reconoció durante la presentación que “la ciudad ha dado prioridad a la urgencia en detrimento de la estética”, refiriéndose a las llamadas “coronapistas”, los carriles para bicicleta improvisados en grandes avenidas y que están separados de la circulación vehicular por bandas fosforescentes y bloques de cemento.

“Para empezar”, explicó Grégoire, “hay que racionalizar y simplificar el mobiliario urbano para eliminar claramente los elementos que no son indispensables para la ciudad, como las señales que indican cómo desplazarse cuando todo el mundo usa el GPS”.

“Hay que repensar el lugar de la naturaleza en el espacio público”, añadió Grégoire, refiriéndose a la instalación de botes de basura verdes, bancos a prueba de coches y dispensadores de agua pulverizada.

El proyecto lleva por título “Manifiesto por una nueva estética parisina” y en él trabajará un equipo de expertos dirigido por un arquitecto, un diseñador y un paisajista, que pensarán en el diseño de una ciudad del futuro que luche contra el cambio climático y que incorpore elementos digitales en la calle sin dañar la herencia del Gran París, creado en el siglo XIX por Georges-Eugène Haussmann.

Grégorie también recordó la voluntad del gobierno municipal de recuperar el proyecto de los bosques urbanos que se plantarían en la plaza del Ayuntamiento, en el espacio detrás de la Ópera Garnier y en la explanada frente a la Estación de Lyon.

Reflexión

El objetivo es acelerar la reflexión sobre el nuevo modelo de ciudad, afirmó Grégorie: “Tras los atentados de 2015 y de Niza, decidimos poner bancos y elementos urbanos que hicieran la vida más agradable al paseante y que a su vez protegieran de ciertos actos terroristas”.

“Como ya dijo la alcaldesa, Anne Hidalgo, la ciudad debe adquirir una dimensión metropolitana incluyendo el Gran París, para que todos los parisinos se identifiquen en su conjunto”, destacó.

México cumple criterios del FMI

Cartón de Tony: Cruzada con condiciones