in ,

Piden ayuda para el Centro de Promoción Humana Integral en Mérida

Detrás del Anillo Periférico, en la parte más marginada del llamado “sur profundo” de Mérida, un refugio destinado a personas con enfermedades en etapa terminal subsiste en medio de muchas carencias.

Es el Centro de Promoción Humana Integral, atendido desde hace cinco años por la congregación de Misioneras de Cristo Resucitado, en la colonia Guadalupana. En un principio estuvo orientado a la atención de personas con VIH/sida, pero paulatinamente fue ampliando la asistencia a gente que padece otras enfermedades.

Pablo Montero besa a Nestora Salgado durante una reunión