in

Piden prudencia para las fiestas decembrinas

Una grúa coloca el árbol del Rockefeller Center

Permanecer en casa es el consejo de las autoridades

NUEVA YORK (AP).— El encendido del árbol de Navidad tradicional del Rockefeller Center lucirá distinto este año. El evento habitualmente caótico y atestado de turistas esta vez estará sujeto a las normas de uso de máscaras, tiempo limitado y sana distancia debido a la pandemia de coronavirus.

El encendido de las luces del árbol, un abeto noruego de 23 metros de altura será transmitido por televisión, pero sin la presencia del público. Actuarán Kelly Clarkson, Dolly Parton y Earth, Wind & Fire, entre otros artistas.

El árbol permanecerá encendido hasta principios de enero y quienes deseen verlo de cerca tendrán que obedecer una serie de normas.

La plaza donde se alza el árbol estará cerrada al público, pero se habilitarán espacios para verlo en las cuadras céntricas de Manhattan a cada lado.

Los visitantes formarán una fila virtual y recibirán un mensaje de texto cuando sea su turno. En ese momento se los orientará hacia espacios donde caben hasta cuatro personas desde donde podrán contemplar el árbol durante cinco minutos.

Desde luego, el cubrebocas y el distanciamiento social serán obligatorios. El acceso a la pista de patinaje sobre hielo y a las tiendas será por entradas separadas.

Estas restricciones son necesarias, dijo el alcalde neoyorquino Bill de Blasio. “Se limitará el número de personas que pueden acercarse. Tenemos que hacerlo para proteger a todos”.

El primer árbol en el Rockefeller Center se remonta a 1931. Se convirtió en una tradición anual en 1933. El árbol de este año provino de Oneonta, en el centro del estado de Nueva York.

Celebrar en casa

Las autoridades de salud de Estados Unidos recomendaron ayer a sus ciudadanos que se queden en casa durante las festividades de fin de año y que si deciden viajar se hagan pruebas diagnósticas de Covid-19 antes y después de su viaje.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) alegaron que quedarse en casa sigue siendo la mejor manera de mantenerse a salvo y proteger a los demás.

Ese es el mismo consejo que hicieron los CDC antes del feriado del Día de Acción de Gracias, pero de todos modos muchos estadounidenses decidieron viajar. Dado que los casos de Covid-19 y las muertes siguen aumentando, los CDC agregaron ahora la recomendación de las pruebas.

Los CDC dijeron que incluso si pocas personas se infectaron mientras viajaron por el Día de Acción de Gracias, eso aún podría resultar en cientos de miles de nuevas infecciones.

Las autoridades de salud dijeron que los ciudadanos que decidan viajar deberían considerar hacerse las pruebas de Covid-19 entre uno y tres días antes de sus viajes y nuevamente de tres a cinco días después. También recomendaron reducir las actividades no esenciales durante una semana completa después del viaje o durante 10 días si no se hacen una prueba posterior.

De un vistazo

Permiso para esquiar

Austria permitirá que la gente pueda esquiar a partir del 24 de diciembre, pero limitará la capacidad de las telesillas.

Restricciones

En ese país las estrictas medidas de confinamiento social entraron en vigor el 17 de noviembre y expirarán el domingo 6. Sin embargo, los restaurantes solo trabajarán en las modalidades de alimentos para llevar y entregas a domicilio, al igual que los bares. Los hoteles permanecerán cerrados excepto para los viajeros de negocios.

Rebrote de infecciones

Austria se ha visto muy afectada por un rebrote de infecciones por coronavirus en Europa, aunque su tasa de contagio ha disminuido en las últimas semanas: actualmente está registrando 335 nuevos casos por cada 100,000 habitantes durante siete días, en comparación con las 600 del mes pasado. Fuente: AP

Breves de fútbol

Urbanidad desde la memoria