in

Por la pandemia, la vida sí será diferente

Medidas como el uso de cubrebocas y la sana distancia seguirían presentes al instaurarse la “nueva normalidad”

Profesionales anticipan cambios en los ámbitos personal, profesional, tecnológico y económico como consecuencia de la “nueva normalidad” impuesta por la pandemia

¿A qué se parecerá el mundo después de la pandemia? En la visión de Michel Houellebecq, será “exactamente igual” al de antes o tal vez “un poco peor”, según auguró el escritor en reciente editorial para France Inter.

La periodista mexicana Alma Guillermoprieto lo cree también. “Vamos a seguir siendo los mismos seres humanos que fuimos hace 100 años y que éramos hace tres meses”, le dijo a la agencia EFE en abril.

Pero el concepto de “nueva normalidad” con que políticos, economistas, científicos y artistas se refieren a la vida posterior a la crisis sanitaria hace pensar en que las experiencias de estos meses dejarán huella. De hecho, hay quienes así lo desean, como revela la exhortación de “No a un regreso a lo normal” publicada por el diario “Le Monde” que creativos e investigadores de todo el mundo —México incluido— respaldan.

En Yucatán, profesionales de diversos ámbitos, profesores de la Universidad Modelo, pronostican cambios en la relación de las personas con el medio ambiente, el uso de las tecnologías, la manera de consumir, los modelos de negocio, y la gestión de la vida familiar y personal.

De sus análisis se deduce que la “nueva normalidad” depara tragos amargos, pero también oportunidades para promover cambios favorables en el comportamiento de la humanidad. A continuación, sus puntos de vista:

Vida personal y familiar

Alejandra Reyes Rodríguez, docente y coordinadora de Posgrado de Psicología en la Escuela de Salud de la Universidad Modelo: “La pandemia nos ha permitido hacer una pausa, porque vivimos acelerados. En esas prisas no nos detenemos a pasar mucho tiempo con las personas más cercanas: salimos a trabajar, los hijos se van a la escuela, cada uno tiene actividades por la tarde... Esto se transformó completamente y tuvimos que encontrar nuevos modos de relacionarnos”.

“Sí va a haber modificaciones importantes en lo emocional y psicológico. Cuando nos digan que ya podemos salir una de las cosas con las que tendremos que lidiar es el miedo. ¿Cómo le haremos con nuestros hijos o las personas que son sumamente importantes para nosotros?”.

“Definitivamente, las relaciones personales se van a modificar. La sana distancia no va a ser pasajera, porque el virus no es temporal, sino que va a haber temporadas como ésta en las cuales tendremos que hacer cosas diferentes para enfrentarlo”.

“Algo importante, no solamente en la familia sino en toda la sociedad, es desarrollar herramientas de colaboración y solidaridad. Hay personas que le están encontrando sentido a la cuarentena, la están visualizando como una oportunidad. Entre las oportunidades que estamos creando está pasar más tiempo con los que son importantes para nosotros y de una manera diferente”.

“Sería muy interesante preguntar a las personas cómo eran hace dos meses y cómo son ahora... Seguramente habrá muchas cosas diferentes”.

Medio ambiente

Lizandro Jesús Pérez Hernández, profesor de la licenciatura en Cirujano Dentista: “La pandemia viene a ser un parteaguas en nuestro estilo de vida, acostumbrado a consumir los recursos forestales tan rápidamente que a la naturaleza no le da tiempo de recuperarse y a emitir enormes cantidades de dióxido de carbono que el planeta no tiene capacidad suficiente para absorberlo”.

“La pandemia abre un capítulo importante para nosotros. Es como si nos despertáramos de una pesadilla en la cual la naturaleza está reinando. Como especie dominante, ¿qué vamos a hacer? Primeramente tendríamos que desarrollar una economía más sostenible. Las empresas y los gobiernos quizá manifiesten un poco de resistencia, porque vienen de comportamientos de antes de la pandemia; probablemente se regrese a contaminar...”.

“Lo interesante es que se ha originado una nueva generación de personas, empresas, servicios y gobiernos que, un poquito más a largo plazo, van a mostrar el efecto de la pandemia en el mejoramiento de la naturaleza. Desafortunadamente, estas generaciones van a depender del trato que nosotros le demos a los cambios. Si el gobierno no invierte en ciencia, tecnología y, sobre todo, una educación poscoronavirus vamos a regresar a lo mismo y nuevas pandemias van a surgir, incluso de manera más fuerte”.

“Nos vamos a inclinar tarde o temprano (por las energías verdes), el tiempo es lo que será variable. Si el gobierno tiene las políticas adecuadas, los inversionistas adecuados, se puede lograr. Se tienen que desarrollar políticas públicas a nivel centro y estado, y se tienen que desarrollar estrategias educativas sobre cultura verde”.

Hábitos de consumo

Heber Fermín Luna Salazar, profesor de la Escuela de Diseño: “Hay muchas personas que dicen que todo va a seguir igual, pero la realidad es que no. Nuestros hábitos de consumo también se verán modificados por la nueva normalidad. Estamos en un punto en el que analizamos nuestras compras desde las necesidades y no de los deseos”.

“Como consumidores, clientes y usuarios, tratamos de cubrir nuestras necesidades insatisfechas con otro tipo de productos o servicios. La ‘venganza de las compras’ (el deseo al terminar la cuarentena de adquirir todo lo que no se pudo en ésta) sí se puede llegar a dar, pero no en todos los grupos poblacionales. Se habla de que los millennials son consumistas y banales y resulta, según datos de la Alianza por el Valor Estratégico de las Marcas, que son mucho más responsables que otros”.

“En la Península de Yucatán, donde tenemos mucho turismo, se marcará una tendencia de aquí a los próximos 18 meses: el turismo solidario, que se reflejará en que voltearemos a ver a nuestros propios destinos y no nos iremos a otros países o estados”.

“No creo que alguna de estas industrias (la de la moda y las fabricantes de teléfonos inteligentes y automóviles) vayan a desaparecer, porque seguramente hay equipos estratégicos que las están adaptando a los nuevos hábitos de compra. Ejemplo de esto son C&A y Grupo Inditex, que lejos de ver la pandemia como una amenaza optaron por vender sus productos en canales de comercio electrónico”.

Economía

Juan Carlos García Barcala, profesor de las escuelas de Ingeniería y de Derecho: “Todos vamos a ver un mundo diferente en cuanto a hábitos diarios de consumo, le vamos a dar mayor importancia a la salud y a cómo nos cuidamos los unos a los otros”.

“La educación virtual ha ido evolucionando, pero había muchísima gente que nunca se había capacitado en línea o formato digital. Hoy ya lo probó y lo sorprendente es que le gustó. Son procesos que ya venían ocurriendo y simplemente se están acelerando”.

“La educación a distancia, las compras en línea y el consumo de muchas cosas de una manera diferente a como lo hacíamos antes se ha detonado. Y la relación del consumidor con sus marcas va a ser muy diferente”.

“Creo que el trueque va a ser algo temporal, lo que se va a quedar es la capacidad de generar alianzas, entender que las alianzas locales nos pueden dar fortalezas más grandes. La creación de modelos de negocios híbridos en los que participamos más con nuestros vecinos locales que con empresas nacionales o internacionales va a prevalecer”.

Tecnología

Jorge Carlos Canto Esquivel, profesor de la Escuela de Ingeniería: “Desde 2007 las proyecciones de las grandes compañías han sido en el tema de la digitalización, la comunicación a largas distancias, los espacios virtuales. La pandemia vino a acelerar la adopción de estas tecnologías”.

“Si no hubiera sido por la pandemia, no se hubiera tenido necesidad de ver todas las ventajas de estas tecnologías. Si hubiese sido por libre albedrío tal vez hubiésemos dicho que eran muy complicadas las videoconferencias...”.

“Las clases virtuales podrían ser una opción para la disminución de la infraestructura física de una universidad: ya no se necesitaría ocupar aulas para impartir cierto tipo de clases”.

“Va a haber una revolución en las redes sociales. Su mal uso ha generado impactos negativos. Hay muchos estudios que demuestran que las redes sociales producen grandes niveles de ansiedad. Estamos sobreinformados, ‘infoxicados’... La gente, desde mi perspectiva, va a empezar a disminuir su uso de las redes sociales, a filtrar muy bien la información que le llega. Antes seguíamos a todos por seguirlos, ahora no tanto; vamos a decir ‘esta persona me genera ansiedad’ y a filtrar nuestra información”.

“Los algoritmos van a tener que regularse de una mejor manera. Con la información tergiversada tiene que haber un responsable del daño que se hace a la sociedad. La pandemia asienta en la agenda pública la discusión sobre cómo manejar la información en una red social (Facebook) que es una empresa multinacional. Tenemos que discutirlo”.— Valentina Boeta Madera

De un vistazo

Necesidad

“La ‘nueva normalidad’ será un ser humano mucho más consciente de sus hábitos de consumo. La compra estará guiada más por necesidad que por deseo banal”, dice Heber Luna Salazar.

Aceleración

“A pesar de ser (la educación a distancia) un proceso que hace 20 años ya existía a través de satélites, plataformas web.., había mucha gente que no creía en él. Son procesos que ya venían y hoy simplemente se están acelerando”, opina Juan Carlos García Barcala.

Inversión

“Cuando despierte el ser humano de esta pandemia debe tomar en cuenta lo siguiente: desarrollar una economía amigable con el medio ambiente e invertir en ciencia y tecnología para crecer un poco mejor”, señala Lizandro Jesús Pérez.

La pandemia no da tregua

Once fallecimientos por Covid-19 en un solo día en Yucatán