in

Por un aprovechamiento más sostenible

Un nuevo informe de la FAO expone las actividades que han contribuido a la degradación y la contaminación de los ecosistemas del suelo

Cuidar del suelo es benéfico para la humanidad

ROMA (EFE).— La biodiversidad del suelo puede ser una solución natural a muchos de los retos que afronta la humanidad, desde la producción de alimentos hasta el almacenamiento del agua, pasando por la fijación del carbono o la obtención de medicinas, señaló la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Siempre ha sido un tema más académico y de investigación, no algo utilizado de forma práctica” pero “la biodiversidad del suelo puede ser la alternativa para solucionar muchos problemas actualmente” porque influye en la agricultura y la alimentación, la elaboración de medicamentos o la recuperación de ecosistemas, dijo Ronald Vargas, secretario general de la Alianza Mundial por el Suelo.

Por ello, el bienestar de las sociedades humanas depende en gran medida de la biodiversidad y los servicios a los ecosistemas que esta proporciona, señala el informe “Estado del conocimiento de la biodiversidad del suelo”, publicado ayer por el Día Mundial del Suelo.

“Dependemos del suelo para producir los alimentos, y hoy más que nunca hay mucha presión para que produzcamos alimentos que tengan todos los nutrientes y sean inocuos (libres de contaminantes y patógenos), y ahí la biodiversidad del suelo juega un papel fundamental, porque nos ayuda en el control de plagas y enfermedades”, contó el experto.

El informe recoge algunas de las actividades que han contribuido a la degradación y contaminación de los ecosistemas del suelo, entre ellas la labranza con maquinaria o los monocultivos.

Contra este deterioro, promueve no solo el paso a cultivos rotatorios o evitar la labranza, sino un aprovechamiento de los propios organismos de los suelos para fertilizarlos, evitando la creación de fertilizante sintético cuya producción es, además, contaminante.

"En nuestro cuerpo también tenemos microorganismos y es importante ver su relación con los que existen en el suelo a través de la ingesta de alimentos" ya que tienen una conexión directa, apuntó Vargas.

La actividad de los suelos puede tener efectos, por ejemplo, en los antioxidantes de algunos alimentos, que estimulan después el sistema inmune y asisten a la regulación de hormonas.

Los ecosistemas producen cerca del 12% de las emisiones mundiales de gases efecto invernadero, y entre ellos los suelos generan hasta un 38% de ellas. Por ello, su aprovechamiento puede hacer de los organismos que lo habitan potenciales aliados o enemigos en la lucha contra el cambio climático.

“El suelo es la reserva más grande terrestre de carbono. Si seguimos prácticas agrícolas insostenibles, emitimos el carbono que ya existe en el suelo, y es grande”, explica Vargas.

Un aprovechamiento sostenible, sin embargo, permitiría aumentar el nivel de carbono de los suelos, lo que supondrá una mejora de su salud, un aumento del rendimiento de los cultivos o una mayor capacidad de infiltración del agua.

Según el informe, el aprovechamiento de los organismos de los suelos en todos estos ámbitos es todavía problemático cuando se pone en práctica fuera del laboratorio y, además, el acceso a estas técnicas agropecuarias modernas aún es demasiado costoso para la gran mayoría de agricultores.

Por esto, la FAE insiste en la necesidad de una colaboración internacional que lleve estas técnicas a la gran escala. Más aún en el marco de la "Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas", que comenzará el próximo año.

 

De un vistazo

Rescate del ecosistema

La restauración de ecosistemas es una tarea necesaria en la actualidad, pero no solo se trata de reforestar, hay que usar la biodiversidad del suelo porque nos puede ayudar mucho más.

Beneficio

La calidad del suelo garantiza la diversidad de sus organismos útiles para elaborar vacunas y medicinas, por eso el informe de la FAO resalta lo necesaria que es su biodiversidad en una época en la que la resistencia a medicamentos es una de las amenaza de cara al futuro.

 

Policía en corto

No hay miedos en María León