in

Principales factores de cómo la pandemia cambió la vida de los jóvenes

Hace un poco más de un año la pandemia azotó repentinamente el mundo. De hecho y sin lugar a dudas, modificó la vida tal y como se la conocía hasta ese momento.

Con una nueva rutina instalada y un estilo de vida diferente al que se tenía antes de la pandemia, esta nueva realidad hizo que la vida de todos se modificara. El trabajo, la escuela y las reuniones se viven de una manera que antes hubiera sido impensada: a través de videollamadas.  

Frente a este contexto, saber cuáles han sido, hasta el momento, las consecuencias de la pandemia en la vida de los jóvenes, es imprescindible para lograr a ayudarlos a afrontar este momento distinto que les toca atravesar. 

Hay que encontrar las mejores herramientas para adaptarse de la mejor manera a este nuevo estilo de vida, descubre la mejor rutina para estudiar bien en casa durante las clases virtuales.

Tres factores que cambiaron la vida de los jóvenes 

Las consecuencias de la pandemia en la vida de todas las personas son infinitas. Las rutinas de todos dieron un giro inesperado y, la forma de vincularse, cambió por completo. Esta nueva realidad trajo problemas de adaptación que han dejado secuelas, sobre todo, en los más jóvenes: se produjo un cambio cultural rotundo que, como resultado a largo plazo, va a traer consigo consecuencias buenas y malas. 

1. Todo a través de la computadora 

La realidad es que, los jóvenes desde antes de la pandemia, ya tenían una relación más estrecha con la tecnología. Pero, este contexto produjo que, todas sus actividades, sean a través de una pantalla, desde las clases de la escuela hasta los cumpleaños.

En algunos puntos, puede ser algo más cómodo, al no tener que alistarse ni prepararse temprano para ir a la escuela. Pero, la realidad es que los jóvenes necesitan el contacto con sus pares, para poder desarrollarse mejor.

2. Cambio rotundo de estilo de vida

Reunirse en la puesta de la escuela, salir a comer algo, divertirse en una fiesta son cosas que hoy en día no se pueden hacer. Para algunas personas pueden parecer actividades que no son indispensables, o que no tienen importancia, pero la realidad es que, la socialización entre pares, es fundamental en los jóvenes. Y si bien las versiones virtuales no tardaron en surgir, no son lo mismo porque carecen de contacto y empatía. 

3. El pretexto perfecto para enfocarse en lo que más se disfruta

Muchos jóvenes alrededor del mundo han aprovechado los días de confinamiento para llevar a cabo los proyectos que tenían en mente. Algunos han encontrado el pretexto perfecto para incidir en un proceso de autoconocimiento; mientras que, para otros, ha sido la oportunidad para crear sus empresas o impulsar los pequeños emprendimientos que ya se tenían en mente. 

El lado B de la pandemia 

Más allá de la clase de aerobics o del libro que se leyó, muy pocas personas hablan de cómo la pandemia afectó negativamente a muchos jóvenes. Al no contar con las herramientas necesarias para poder afrontar esta nueva realidad muchos han incorporado a sus vidas hábitos poco saludables, como dormir a cualquier hora o comer de más. Eso sin dejar de lado todos los trastornos de sueño y detección crecieron exponencialmente en el último tiempo.

Es importante intentar estar lo más cerca que se pueda de todas las personas que se quiere, sobre todo con aquellas que viven solas. Dedicar un mensaje, una llamada o enviar un pequeño detalle para ver cómo se encuentran puede hacer la diferencia para que se sientan acompañadas. 

La pandemia es una situación extraordinaria en la que es importante apoyarse entre todos.

(I.S.)

maestro alumno

Viral: Maestro da sus zapatos a alumno para que se pudiera graduar