in

Que el dinero no los separe

El estilo de vida que llevarán y los hijos definen el porcentaje de ingresos que aportarán en una relación

Para las parejas mexicanas las finanzas son tabú

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— Hablar en pareja para estar en el mismo canal en temas relacionados con el dinero, así como decidir qué hacer y cómo resolver situaciones financieras, puede evitar trago amargos en la vida amorosa, destaca la empresa Piggo.

En un comunicado, la aplicación que ayuda a ahorrar señala que no hablar de dinero con la pareja es complejo y puede llevar a muchos pleitos, pero tener este tipo de charlas en un mal momento tampoco es buena idea.

Detalla que tampoco se debe hablar después de un día complicado o en la cama, lo más recomendable es hacerlo cuando ambos estén más relajados y ánimo para ser honestos.

De tal forma, este mes del amor es uno de los más indicados para establecer cómo se abordará uno de los temas que mayores conflictos en la pareja: el dinero.

En este sentido, dice que en México hablar de dinero sigue siendo un tema tabú, y como no es fácil, se ve mal y causa conflicto, por lo que las parejas optan por evitarlo.

Por otra parte, indica que el estilo de vida que se quiere llevar y los hijos son un tema importante para definir qué porcentaje de ingresos aportará cada uno, lo que lleva en automático al siguiente rubro: el gasto.

Es decir, quién debe encargarse cómo se va a gastar el dinero en la casa, quién llevará las cuentas, cuánto aportará y qué porcentaje se decide ahorrar o invertir, debido a que esta es la única forma en la que se puede maximizar el dinero.

Menos matrimonios

Por otra parte, en el país hay una tendencia a la disminución de los matrimonios, pues de 2016 a 2017 el indicador descendió 2.8%, mientras los divorcios se incrementaron 5.6 por ciento en igual lapso, confirman registros administrativos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informa que en 2018, de la población de 15 y más años, 58 por ciento se encuentra unida, 32% es soltera y 11% es separada, divorciada o viuda, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2018.

Estadística a propósito del Día de San Valentín este 14 de febrero, conocido también como Día del Amor y la Amistad, destacan que en 2018, la proporción de hombres de 15 y más años de edad unidos es de 60% y la de mujeres unidas, del mismo grupo de edades es de 56 por ciento.

En los años recientes la información de matrimonios derivada de registros administrativos muestra que hubo un alza de 2010 a 2012.

A partir de este año empezó a descender la cifra, aunque en forma moderada en los siguientes dos años, pero de 2014 a 2017 el decremento es de entre 15 mil y 20 mil anualmente.

Por otra parte, agrega, de los 528 mil 678 matrimonios registrados en 2017, un total de 526 mil 008 fueron uniones entre hombres y mujeres (99.5 por ciento) y dos mil 670 (0.5 por ciento) corresponden a matrimonios entre personas del mismo sexo.

En total se registraron 1,264 matrimonios entre hombres y 1,406 entre mujeres, en varios estados, donde destacan cuatro que concentran 84.4 por ciento del total de matrimonios de personas del mismo sexo: Ciudad de México (54.8 por ciento), Jalisco (17.3 por ciento), Coahuila (6.2 por ciento) y Chihuahua (6.1 por ciento).

El Inegi menciona que, con base en registros administrativos, contrario a la tendencia hacia la baja de los matrimonios en los últimos años en México, en lo referente a los divorcios el indicador ha ido al alza.

Refiere que en 2010 fueron 86 mil divorcios, en 2013 la cifra fue de aproximadamente 109 mil y en 2017 el dato se acerca a los 150 mil (147 mil 581).

De éstos, 147 mil 368 casos son relativos a personas de diferente sexo y 213 disoluciones corresponden a cónyuges del mismo sexo. Sobre estas últimas, acota que fue en 2014 cuando se registran los primeros casos (41 eventos).

Otro dato indica que en 2017 la edad promedio de los hombres al momento de la disolución del matrimonio es de 41 años, y de 38.4 en las mujeres, considerando sólo los divorcios entre personas heterosexuales, anotó.

Por otra parte, expone, se aprecia que en los últimos años el número de divorcios ha aumentado en relación con los matrimonios, al pasar de 15.1 divorcios por cada 100 matrimonios en 2010 a 28.1 en 2017, es decir, la proporción casi se duplica.

El Instituto explica que esto se debe a que un mayor número de personas deciden vivir en unión libre, lo que deriva en un menor número de uniones legales.

Las principales causas de divorcio son: voluntario unilateral (54.5 por ciento), por mutuo consentimiento (36.3 por ciento), y la separación por dos años o más, independientemente del motivo (3.4 por ciento).

En suma, estas tres causas representan 94.2 por ciento del total de divorcios entre personas de distinto sexo, registrados en 2017.

Del mismo sexo

De acuerdo con los registros administrativos, en 2010 se registraron 689 matrimonios entre personas del mismo sexo, y en el entonces Distrito Federal fue la única entidad donde se registraron estos eventos, con lo cual el monto registrado en 2017 conlleva a un incremento en este tipo de uniones legales, sumando a Ciudad de México los estados de Jalisco, Coahuila y Chihuahua, con mayores índices.

Reconoce la Procuraduría Agraria omisiones en su labor de defensa

Cartón de Tony: Otro misterio playero