in

Quieren salvar vidas

Con carteles y la imagen de la Virgen de Guadalupe comenzó la campaña “Cuarenta días por la vida”

Yucatán se une a una campaña contra el aborto

La campaña “Cuarenta días por la vida” comenzó ayer con un rosario enfrente de la clínica Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva, ubicada en la calle 49 con 54 del Centro.

La campaña, que se realiza de manera simultánea en 64 países, tiene como fin acabar con los abortos y por eso las participantes rezan frente a las clínicas identificadas como abortivas.

El movimiento, en el que no sólo participan católicos sino todos aquellos que están a favor de la vida, se originó en 2004 en Texas, Estados Unidos, pero a Mérida llegó hace cuatro años y desde entonces se instalan enfrente de la clínica a rezar

“Para nosotros es importante levantar la voz especialmente por todos esos bebés que no tienen voz y por los que nadie ora. No están interrumpiendo un embarazo, están matando un niño, están cometiendo un infanticidio”, explicó Marta Menéndez Losa, coordinadora local de la campaña.

La primera jornada comenzó a las 9, cuando llegó el primer grupo de rezadoras, con imágenes de la Virgen de Guadalupe y carteles con leyendas como “Oramos por el fin del aborto”, “¿Estás embarazada? ¿Necesitas ayuda? Acércate”, “La mujer embarazada necesita apoyo, no un aborto” o “Antes que te formaras en el vientre, te conocí. Dios”.

“Vamos a estar aquí durante 40 días, hasta el 5 de abril, de 8 de la mañana a 8 de la noche, orando por grupo durante una hora, y en esa hora uno puede salvar muchas niñas”, expresó Marta Menéndez, a quien acompañaron en la primera jornada Lourdes Ancona Aguilar, Beatriz Ávila Gómez, Janine Escobar Aguirre y Greta Suárez Maraboto.

Hasta ahora se han sumado 150 voluntarios que dedicarán al menos una hora para orar enfrente de Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva. “No nos acercamos (a la clínica) ni bloqueamos la entrada, pero si (las mujeres) se acercan a nosotros, les repartimos folletos y las mandamos a AME o Vifac, que son las que ayudan a la mujer embarazada”.

“Apoyamos a las mamitas porque muchas de las que están aquí para abortar no es porque quieran abortar, sino que realmente están pasando por un momento difícil, ya sea porque no saben en sus casas que están embarazadas o no tienen dinero; pero en los lugares de aborto eso les dicen: ‘acaben su embarazo porque tienen problemas’, pero en realidad les están sumando otro problema”.

Algunas de las entrevistadas también exhortaron a las mujeres a tener conciencia sobre el movimiento “Un día sin mujeres”, al que se ha convocado para el 9 de marzo, pues entre los organizadores hay personas que están a favor del aborto.

“Lo que quieren es politizar el movimiento como ha pasado con los casos de la niña Fátima o Ingrid, y hasta dicen que las ‘azulitas’, como nos llaman, nos estamos uniendo al movimiento; pero hay que tener mucho cuidado porque nosotros en ‘Cuarenta días por la vida’ realmente estamos viendo por la vida del bebé y de la mamá porque un aborto cuando sucede se vuelve una tragedia no solo para la mamá sino para la familia completa. Es horrible lo que esas niñas viven”.

La campaña se extenderá hasta el 5 de abril y en todo ese tiempo las personas orarán frente a la clínica de 8 de la mañana a 8 de la noche. Los interesados pueden comunicarse al teléfono 9991-99-46-86 para agendar el día y hora de su participación.— Iván Canul Ek

Síguenos en Google Noticias

Carlos Loret de Mola

Respuesta mexicana, debilitada

Cartón de Tony: ¿Y dónde quedó la Vilita?