in

Reinado que cierra la década

Mara Millet Sánchez preside el tradicional baile de las debutantes en la última noche de 2019, en el Gran Salón “José Trinidad Molina Castellanos” del Club Campestre. Con ella aparecen —de izquierda a derecha— Sara Menéndez Gómory, Isabela Rosado Capetillo, Pamela Madáhuar Xacur, Ximena Morales Organista, María Regina Gómez Garza, Renata González Blanco, María de la Paz Gamboa Flores, Yoly María Gómez Ruiz, Vinette Fonz Escalante, Mariana Espósito Navarrete, María Chapur Lavalle, Sajhía Cárdenas Becerra, María Fernanda Herrera Rivas, Edna Pauline López Ruiz y Sofía Madáhuar Farías

Mara Millet es la nueva soberana del Campestre

Unos minutos antes de iniciarse 2020, Mara Millet Sánchez fue coronada reina del Club Campestre de Mérida, en velada en la que junto con otras 37 señoritas fue presentada en sociedad.

El Gran Salón “José Trinidad Molina Castellanos” —que lució una decoración vanguardista con elementos que jugaron con líneas rectas y figuras geométricas, en la que predominaron los colores beige, gris plomo y negro mates— fue el escenario en que se presentaron las jóvenes ante 1,400 personas.

A las 22:30 horas del martes dio comienzo la ceremonia con la despedida a la reina 2019, Aranza Ceballos Anchustegui, quien caminó por última vez por la pista del brazo de su padre, Arturo Ceballos Millet, al compás del tema de la película “Beauty and the Beast”.

las reinas saliente y entrante: Aranza, con vestido de Andrés Gasque en chifón y organza, y Mara, con diseño de Alexei Quintal confeccionado en tul bordado con hilo de plata, pedrería y cristales.
Ivana López Colomé y José Daniel López Ceballos, y Andrea Peón Soto y Miguel Peón Medina.
María Jimena Correa Solís abandona la pista con su padre, Carlos Correa Negret
Aranza en compañía de su padre, Arturo Ceballos Millet, en su última presentación como reina del club.
Mara Millet Sánchez preside el tradicional baile de las debutantes en la última noche de 2019, en el Gran Salón “José Trinidad Molina Castellanos” del Club Campestre. Con ella aparecen —de izquierda a derecha— Sara Menéndez Gómory, Isabela Rosado Capetillo, Pamela Madáhuar Xacur, Ximena Morales Organista, María Regina Gómez Garza, Renata González Blanco, María de la Paz Gamboa Flores, Yoly María Gómez Ruiz, Vinette Fonz Escalante, Mariana Espósito Navarrete, María Chapur Lavalle, Sajhía Cárdenas Becerra, María Fernanda Herrera Rivas, Edna Pauline López Ruiz y Sofía Madáhuar Farías

Aranza lució un diseño de Andrés Gasque: vestido largo de corte recto confeccionado a la medida en diferentes tonos de palo de rosa, cuerpo con escote palabra de honor y drapeado diagonal en la cadera, y falda en sesgo con pequeños abanicos plisados de chifón y organza.

Dirigió un mensaje a los invitados, en el que agradeció al club y su directiva por la oportunidad tan especial que recibió de ser reina y “vivir una experiencia única como ésta”.

“A todo el personal del club, que se volvieron mis amigos, no tengo cómo agradecerles tantas horas, tanto cariño y tanta disponibilidad”.

También dio las gracias al presidente de la sociedad, su tío Arturo Millet Molina, y a sus padres, por sus consejos y paciencia, “en especial a mi mamá (María del Mar Anchustegui García-Ponce de Ceballos), que siempre estuvo detrás de cada evento, y sin ella hubiera sido imposible hacerlo”.

De igual manera hizo mención de las señoritas que le acompañaron durante su reinado, de las que destacó su esfuerzo, y a otras personas que le dieron su apoyo.

A su sucesora la exhortó a disfrutar cada momento, “porque el tiempo pasa volando”. “Sabes que cuentas conmigo siempre, para lo que necesites. ¡Muchísima suerte!”, expresó.

El gerente del club, Sergio Cruz Ruiz, fungió como maestro de ceremonias. A las 22:38 horas comenzó a presentar a las debutantes, que una a una salieron al escenario y recorrieron la pista del Gran Salón acompañadas en su mayoría por sus padres, con excepción de dos que lo hicieron del brazo de sus hermanos y una más, de su tío. A su paso se escucharon “vivas” y “bravos” entre la concurrencia.

La última en presentarse fue la nueva soberana, quien recorrió el salón con la música de “The Second Star to the Right”, junto a su padre, Mauricio Millet Reyes.

Mara lució un vestido de corte princesa “off the shoulders” confeccionado a medida en blanco hielo y compuesto de capas de tul italiano y tul bordado con hilo de plata, pedrería y cristales, creación de Alexei Quintal.

Complementó su atavío con joyería de oro y brillantes, y corona de plata y circonias, adquirida en Dubai por el diseñador citado.

Luego de recorrer la pista de baile, la reina entrante subió al escenario para escuchar la proclamación del laudo de su reinado en voz del tesorero del club, Vicente Trujillo Cortés.

Proclamación

“El Club Campestre de Yucatán proclama como reina para el período 2020 a la señorita Mara Millet Sánchez y le otorga el presente en honor a su reinado de gracia y simpatía”, leyó el tesorero, quien posteriormente entregó la proclama a la joven.

Es tradición obsequiar a la soberana entrante una pulsera como símbolo de su reinado, pero esta vez ese acto no tuvo lugar durante el baile, sino en una ocasión previa, según se informó

Después, Millet Molina dirigió palabras a los asistentes, al término de las cuales se despidió a Aranza, quien dejó el escenario con su padre en medio de aplausos.

Una vez concluido el protocolo, y cuando el reloj marcaba las 23:17, comenzó el baile de las debutantes.

De manera inédita, se inició con el vals de Mara y Millet Molina, de quien la soberana es nieta. Posteriormente la reina continuó bailando con su papá, Mauricio Millet Reyes.

A ellos se les unieron las demás debutantes y sus acompañantes, que bailaron con música de “El rey y yo” y “La novicia rebelde”, y los temas “Ring in the Season”, “Do-re-mi”, “Rain Drops Keep Falling on my Head” y “Whistle While You Work”.

Las coreografías estuvieron a cargo de Acacia Buenfil Mendiburu de Zetina, quien ha asumido esta responsabilidad durante 22 años.

El tradicional baile con el que la sociedad da inicio al nuevo año concluyó a las 23:37. La fiesta continuó amenizada por el grupo Taxco.

La decoración vanguardista del Gran Salón tuvo un estilo sobrio y elegante, en el cual los elementos de iluminación crearon la sensación de que el escenario principal y la entrada eran lámparas de tonos cálidos.

Se colocaron asimismo arreglos de “pampas grass” con eucalipto y toques de “cuerno de venado”.

En los nichos se vieron cilindros de cristal con velas de diferentes alturas y profundidades. En el recibidor y el escenario principal los adornos jugaron con la figura de rombos y velas colgantes.— Iris Ceballos Alvarado y Claudia Sierra Medina

Detalles

Las mesas del Gran Salón se cubrieron con manteles de terciopelo color plomo y mantelería de lino beige. Los centros de mesa se elaboraron con “pampas grass”, eucalipto miniatura y piñas de pino.

Iluminación

Abarcó desde el blanco cálido hasta el ámbar.

Colaboradores

La coordinación general de la decoración estuvo a cargo de Gabriela Peón Palomeque de Martín. Los arreglos fueron diseños de Florería Amur, de Jimena Trujillo Lucic; la iluminación, de Emilio Torre, y el escenario, de Minimal 4.0

Síguenos en Google Noticias

Plaza Grande

Cartón de Tony: Nostragamus 2020