in

Replican la belleza del arte maya

Patricia Martín Morales decora una vasija en su taller en Muna

Llevan la técnica prehispánica a la muestra de AANY

Piezas que recrean el esplendor de la cerámica prehispánica maya serán parte de la exposición de Amigos de los Artistas Artesanos Nuevos de Yucatán (AANY), en el evento anual Arte a Mano, para la casa y el corazón.

La muestra, que reúne a más de 80 artistas y artesanos de la Península de Yucatán, seleccionados por su originalidad y la gran calidad de sus obras, se llevará al cabo este viernes, sábado y domingo en el local de la Cámara de Comercio (Canaco), en la avenida Itzaes.

Patricia Martín Morales, artesana de Muna, participa con reproducciones y recreaciones de cerámica maya, como vasos policromos, vasijas con tapa pintadas y esgrafiadas, códices mayas pintados en papel amate, miniaturas (cajitas de madera y mascaritas pintadas a mano) y figuras diversas, que se venderán entre 100 y 2,000 pesos, aproximadamente, dependiendo del tamaño y detalles de la pieza.

Por primera vez, del taller que conforma con su marido y sus hijos, y que se fundó hace 35 años en Muna, traerán dos jarrones policromos pintados a mano de entre 50 y 100 centímetros de alto, y murales en papel amate.

Patricia Martín destaca que el arte cerámico maya sobresale por su exquisitez y fina caligrafía, realista, que ellos reproducen con la técnica ancestral.

“Tratamos de hacer las piezas como en la época prehispánica, con pigmentos minerales. Manejamos dos estilos, el códice blanco y negro, y el policromo en rojo, naranja y verde”, explica.

El proceso de cada pieza es el siguiente: se prepara la masa de barro, se amasa, se forma la pieza y se mete al horno, se le pone un recubrimiento del mismo barro pero más fino, engobes y luego comienza el alisado y bruñido, para finalmente dibujar la caligrafía con pincel y colores naturales, y decorar con motivos o escenas mayas. Elaborar cada pieza llevaría tres semanas de trabajo.

Patricia indica que en 35 años nunca contaron con ningún apoyo gubernamental ni de otra índole, han ido escalando por cuenta propia y gracias a los visitantes que llegan ya son conocidos en todo el mundo.— Patricia Eugenia Garma Montes de Oca

 

Acabarán con una “práctica de años”

Su plumaje, de esos